Jueves 28 Agosto de 2014
 
Trabas en asilos al ingreso de adultos mayores
Leticia Florian Arriaga
Domingo 11 de Mayo de 2008 • Enviar nota    • Imprimir

Que puedan valerse por sí mismos, es uno de los principales requisitos que los asilos establecen para la admisión de adultos mayores, al exigir para su ingreso que no requieran asistencia para desplazarse y no sufran de enfermedades que impidan su desempeño independiente.

Esta medida, en virtud de que la mayoría de los asilos que operan en Morelia no cuentan con personal ni áreas especializadas para su atención, aunado a que los albergados que ingresaron aún en autonomía de actividad, van en detrimento de salud y desempeño independiente, y requieren de mayor atención, la cual no brindan a un amplio número de ancianos que lo requieran.

En Morelia existen siete lugares que ofrecen atención a adultos mayores: El Cristo Abandonado, donde también se reciben y da atención y servio alimentario a indigentes; Divino Redentor; Nuestra Señora de Guadalupe; Residencial Vasco de Quiroga; El Mar Rojo; Residencial Villas del Edén; Asilo del Divino Redentor AC, y Miguel Hidalgo, entre los cuales hay particulares y públicos.

Divino Redentor

La subdirectora del Asilo del Divino Redentor AC, religiosa Josefina Chávez Sánchez, expresa que pese a que este espacio lleva casi 120 años funcionando como albergue para mujeres de la tercera edad, no cuenta con áreas especializadas para la atención de las mismas, ya que fue una casa que se adaptó para brindar este cuidado y sólo pueden asistir los achaques de la vejez.

Otros de los requisitos que son determinantes para la admisión, refieren que los solicitantes acudan de forma voluntaria y sin presiones, que no tengan enfermedades crónicas y que de preferencia no cuenten con familiares, ya que, tal como lo refiere la religiosa, «La sociedad actual considera al adulto mayor como persona no productiva a causa de su edad y al juzgarlo no útil buscan cómo deshacerse de él, recurriendo a los asilos de ancianos, los cuales están hechos para la atención de personas en pobreza extrema y abandono».

Para determinar el grado de necesidad que presentan los solicitantes, la administración del asilo realiza un estudio socioeconómico y una visita a fin de poder comprobar si la familia no puede atenderlos y si carece de recursos económicos, de ser así, se admite al adulto mayor por un mes con el objetivo de examinar su comportamiento, disposición para convivir en el albergue y reconocer cuál será la atención que requiera.

«Al pasar la prueba, tiene la oportunidad de internarse en el asilo, donde podrá desarrollar actividades que le hagan sentirse útil, además de recibir una atención cálida en convivencia con las demás internas», afirmó la subdirectora del albergue.

Este asilo alberga a 28 ancianas entre 61 y 96 años de edad, las cuales son atendidas permanentemente por tres religiosas, 16 damas del voluntariado del Calvario y cuatro estudiantes abonadas, además de una enfermera y un médico que les brindan la asistencia médica correspondiente y la atención alimentaria que requieren de acuerdo a sus necesidades.

De igual forma, brinda el servicio medio-interno, para aquellas ancianas a las que no pueden brindarles una atención al 100 por ciento debido a sus compromisos laborales. Con esta alternativa que se adapta a sus requerimientos de horario, las adultas mayores no pierden contacto con sus familiares y reciben una atención de calidad en el asilo.

Miguel Hidalgo

El Asilo Miguel Hidalgo, que depende el Sistema de Desarrollo Integral de la Familia (DIF), en Morelia, tiene 54 años atendiendo a personas de la tercera edad, y al igual que los otros seis, exige para su admisión que los interesados puedan valerse por sí mismos, que no padezcan enfermedades crónicas y que no cuenten con familiares, esto con la finalidad de atender a la población desamparada.

Sin embargo, en caso de que cuenten con familiares y sean ellos quienes solicitan su acceso al albergue, se les exhorta a que no se desentiendan de atenderlos, ya que es una constante el hecho de que al poco tiempo de que ingresan al asilo, pierden contacto y olvidan su compromiso de darle continuidad a sus cuidados y atención médica, ello trae como consecuencia depresión en el adulto mayor, quien se halla abandonado, así lo manifestó la directora del Asilo Miguel Hidalgo, Cristina Oseguera de Solís.

La directora del Sistema DIF municipal, Luisa María Martínez Samper, indicó que son muy raros los casos en que los familiares continúan al pendiente de los albergados, una vez que ingresan al asilo, y este es un factor determinante para requerir que puedan valerse por sí mismos. Aún así, dijo, si al encontrarse en estado de abandono pese a tener una familia, se analiza la situación del solicitante para permitirle el ingreso.

Sin embargo, reiteró, esta medida es principalmente para exhortar a la sociedad a que se haga cargo de sus familiares, pues con ello les dan la oportunidad de pasar sus últimos días rodeados del cariño que sólo la familia les puede proporcionar.

Agregó que al contar en este asilo con el área y personal especializado, se les puede brindar la atención que requiera conforme vaya en detrimento la salud de los internos, sin embargo sólo se puede atender ahí a los 36 adultos mayores que actualmente alberga, mismos que ingresaron respetando los requisitos planteados.

En este albergue, dijo, se les impulsa a desarrollar alguna manualidad a fin de que puedan sentirse útiles, de igual forma se les proporciona atención integral que incluye actividades de esparcimiento, como son excursiones a balnearios o a otros municipios como Pátzcuaro, viaje que disfrutan mucho puesto que acuden a la Basílica y es para ellos de sumo agrado disfrutar estos paseos.

Martínez Samper, indicó que en casa, los mayores problemas que enfrentan los hijos e hijas es dedicar tiempo al cuidado de sus padres, la mayoría de los adultos lleva una vida muy ocupada, y de acuerdo con el estado de salud del anciano, el cuidado que se le brinda puede ser un trabajo a jornada completa, algo que simplemente no se puede acometer, además de las responsabilidades ya existentes.

La funcionaria municipal expresó que actualmente vivimos en una sociedad masificada en donde los centros urbanos cada vez adquieren mayor importancia, se requiere adaptarse a las necesidades de las personas que viven cada día más aprisa y con menos tiempo para la atención familiar, en tres meses se inaugurará un albergue tipo guardería, en el que podrán asistir adultos mayores que cuentan con un hogar, pero que sus familiares por compromisos laborales no cuentan con el tiempo suficiente para brindarles la atención que requieren.

Este proyecto permitirá tanto a los familiares como a los adultos mayores, desempeñar sus actividades sin tener que depender o atender al familiar, se proporcionará durante su asistencia diurna de todos los servicios que se requiera y al concluir la jornada, un transporte será el encargado de llevar a cada anciano a su domicilio.

Tu opinión es importante:

blog comments powered by Disqus




© Copyright 2014 Cambio de Michoacán. Todos los derechos reservados