Miércoles 22 Octubre de 2014
  SER JOVEN
De obligaciones y derechos
Viridiana López
Domingo 19 de Agosto de 2007 • Enviar nota    • Imprimir

Ayudar a la ciudadanía para que sea mejor y exista menos delincuencia es una de las obligaciones que consideran los jóvenes tienen hoy en día, porque buscan evitar robos e incluso discriminación entre los propios michoacanos.

A sus quince años, Reyna Jessica Silva Chávez se mantiene abierta ante las responsabilidades que la propia juventud moreliana debe asumir, reconoce que parte de las obligaciones que los jóvenes tienen para con el país y su entorno es el respeto, concepto que además es parte de un derecho.

Al ser entrevistada por este medio, Reyna manifestó que los derechos que los jóvenes ejercen o deben ejercer son respeto, igualdad y tolerancia.

En el encuentro que sostuvo con esta reportera agregó que así como la juventud respeta a las autoridades, éstas también deben ser recíprocas y dejar de lado extorsiones, «no faltarle el respeto a la autoridad, pero que también la autoridad haga su trabajo», ante este señalamiento la joven estudiante apuntó que en ocasiones las autoridades sanitarias no atienden como se debe a los pacientes, o en el peor de los casos ni siquiera atienden, cuando es un derecho que tiene la ciudadanía.

De manera personal indicó que sus obligaciones principales son para con la propia familia, a quienes ayuda en las labores domésticas, pero sobre todo siendo una buena estudiante.

Entre las obligaciones y derechos en que los jóvenes morelianos coinciden se encuentra la educación y el apoyo familiar, aunque durante el sondeo realizado por Cambio de Michoacán encontramos que aún existen personas que desconocen con cuáles son sus derechos y cuáles sus obligaciones.

Tal es el caso de Salvador Villa, quien a pesar de trabajar para el sustento propio desconoce con exactitud cuál es su obligación social como ciudadano y joven, al tiempo de tampoco saber cuáles son sus derechos en los diferentes ámbitos en los que se desarrolla.

Y aunque casos como el de Salvador son pocos, es importante que esta información se difunda, más aún cuando los jóvenes invierten su vida en trabajar.

Por su parte, Manuel Santillán Chávez reconoce que la juventud tiene derechos sociales tales como el respeto, pero «también tienen la obligación de respetar», obligación que no siempre ha sido ejercida correctamente por el joven de 17 años, quien admitió que en ocasiones ha discriminado o faltado el respecto a otras personas, pero señaló: «Todos, la verdad, discriminamos», en este sentido hizo referencia a personas homosexuales que al caminar por la calle son víctimas de burlas y gritos.

Divertirse también es un derecho de la juventud michoacana y su obligación es respetar los derechos de los demás, destacó Jezbel Mercado, quien a sus 19 años asegura que respeta y ejerce derechos y obligaciones, principalmente en el entorno académico, en donde pasa gran tiempo del día.

El respeto es un concepto que se presentó como un común denominador entre la población juvenil que se entrevistó para este segmento, lo cual fue ratificado por las gemelas Sandra y Sonia Calvillo Hernández, quienes al hablar de sus derechos y obligaciones hablaron del respeto, seguido del estudio, «porque es a lo único que nos dedicamos».

Pero también afirmaron apoyar en casa a sus padres, sin embargo, un derecho del que gozan es «vivir en libertad, sin temor de salir a la calle, sale una con confianza».

Tras platicar con todas estas personas percibimos que ninguno de ellos ve la participación ciudadana o política como una obligación o derecho, simplemente es un tema del que se abstuvieron de hablar, quizá por desconocimiento o por verlo como una situación alejada a su vida.

Indagando un poco más sobre el tema de esta ocasión encontramos a Gabriel Ochoa, quien a sus 23 años ve como una obligación de los jóvenes contribuir a un mundo mejor, desde una óptica de respeto no sólo a otros seres humanos, sino al planeta, «porque es donde vivimos y quien nos da de comer», aunado a ello comentó que el odio que existe entre los humanos afecta el cuidado del planeta, el cual ahora los jóvenes «tenemos la obligación de preservar, para nosotros mismos y para quienes vendrán después de nosotros».

Lamentó que aún los seres humanos no comprendamos la importancia de vivir en un mundo sano y libre de contaminación, y por el contrario, contribuyamos a destruirlo y destruirnos, pero indicó que también es un derecho «exigir a las autoridades que sancionen a quienes no respetemos el medio ambiente, porque si no lo hacemos desde ahora, quizá en unos años será muy tarde».

Para Gabriel, el problema de contaminación que hay en la ciudad de Morelia, donde él vive junto con su familia, es preocupante, de ahí que considere una obligación su cuidado y un derecho exigir que los demás hagan lo mismo.

Tu opinión es importante:

blog comments powered by Disqus




© Copyright 2014 Cambio de Michoacán. Todos los derechos reservados