Miércoles 23 Julio de 2014
  El tema del día
MORELIA
Una guerra de baja intensidad
En el estado se han detectado 16 hechos violentos derivados de conflictos religiosos
Redacción
Viernes 4 de Mayo de 2007 • Enviar nota    • Imprimir

En México se ocultan los hechos violentos derivados de conflictos religiosos, de los cuales se han detectado 16 en Michoacán. Es una guerra de baja intensidad al anteponerse la religión a la prestación de servicios públicos como es el agua potable, el derecho a la educación laica, al derecho de libertad de creencia, desconocimiento y aplicación de las leyes, incluso se ha llegado a registrar la muerte de pastores.

Ante tal escenario, integrantes de la Campaña Permanente por la Tolerancia Religiosa y la Libertad de Conciencia llevarán a cabo el Congreso «Morelia un sentimiento por la tolerancia», a celebrarse del 21 al 26 de mayo.

En el estado se han identificado cerca de 16 conflictos religiosos principalmente en la meseta purépecha, en Nahuatzen, Capacuaro, Teguecho, Nurío, Ziracuaretiro, Turicato, Tzitzio, así como Tingambato, entre otras comunidades. El factor es la intolerancia a reconocer la existencia de otras religiones distintas, sin embargo, aunque esos brotes de violencia se han llegado a controlar, no salen a la luz pública, precisó Candido Espinoza Robles, delegado en Michoacán de la Campaña Permanente por la Tolerancia Religiosa y la Libertad de Conciencia.

Al existir la libre asociación religiosa, los integrantes de este organismo fungen como mediadores conforme a derecho con el fin de conciliar entre las partes involucradas. Entre los factores de los conflictos, prevalece el que grupos de una determinada religión no acepten la existencia de otra, y eso es faltar a la ley, ya que cada persona puede creer en lo que uno quiera. Tal situación «es intolerancia, falta de cultura, desconocimiento y aplicación de la ley, estamos en una subcultura cuando se piensa de esa manera, no quiero que esté aquí tu Iglesia».

La religión se antepone ante la prestación de servicios públicos como en Tenhúecho, Tangancicuaro, donde el encargado del orden suspendió el agua potable a unas personas por ser de distinta religión; sin embargo, se habló con el presidente municipal para la reinstalación del servicio pese a que de manera oficial el encargado argumentaba que la suspensión es debió a falta de pago, sin embargo, al mostrar los afectados sus recibos se actúo conforme a derecho. A diferencia de lo que podría ser la solución del caso Nueva Jerusalén, pues éste ya es de tipo político, en el que para su solución se requiere que el gobierno decida entrar a poner orden conforme a la ley.

Los niños al igual que los adultos son afectados en sus derechos, pues a los infantes en las escuelas los marginan, los discriminan en su derecho a la educación laica, habiendo profesores que les disminuyen la calificación por ser de otra religión, o como es sabido que los Testigos de Jehová no rinden Honores a la Bandera. Ya entre los mayores se observan los conflictos en suspensión de servicios, el no permitir enterrar a sus muertos o llevar a cabo la construcción de sus templos, amenazarlos con sacarlos de la comunidad, o pleitos de agresión corporal.

Por su parte, Efrén Cruz Rico, refirió que la pluralidad de la existencia de diversas religiones no es el problema, sino el llegar a la violencia, masacres, expulsiones de la comunidad o la suspensión de servicios públicos, como por ejemplo en Chiapas que es uno de los estados donde se identifica un mayor numero de conflictos de índole religioso se ha presentado muertes y desplazamientos de pastores.

Este organismo que desde 1999 ha trabajado en base a los derechos humanos, reconocen la libertad de conciencia donde consideran que es equivocado el que funcionarios en el caso de un tema como es el aborto no permitan la libertad de expresión de las diferentes religiones.

Más católicos en Michoacán

En Michoacán prevalece la religión católica en primer lugar, sin embargo en los últimos años han cobrado fuerza grupos protestantes, evangélicos, mormones y pentecostés. Según datos del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), los católicos representan el 94.8 por ciento de la población, mientras las demás religiones conforman el resto, además de que más de 40 mil michoacanos se mantienen alejados de cualquier creencia.

Datos de la dependencia federal señalan que al menos tres millones 479 mil michoacanos son católicos, sin embargo, la proliferación de nuevas agrupaciones religiosas demuestra que en los últimos años se han posicionado y ganaron más partidarios, donde los evangelistas comprenden la segunda fuerza religiosa en el estado con más de 63 mil seguidores, que representan el 1.8 total de la población.

En tanto, los bíblicos sin evangelio se mantienen en tercer lugar con 37 mil adeptos y representan sólo el 1.1 del total de los michoacanos, mientras que el 1.3, es decir, más de 40 mil personas, no profesan ninguna religión.

En tanto, datos de la Secretaría de Gobernación indican que son un total de 113 organizaciones religiosas las que operan actualmente en Michoacán, mientras que a nivel nacional se registran seis mil 567, de las cuales más del 50 por ciento corresponden a grupos no católicos.

Respecto a los inmuebles pertenecientes al patrimonio de estas asociaciones religiosas, en las diferentes entidades de la República Mexicana existen un total de 16 mil 505, mientras que en Michoacán hay 690.

Miryam Talavera | América Juárez Navarro

Tu opinión es importante:

blog comments powered by Disqus




© Copyright 2014 Cambio de Michoacán. Todos los derechos reservados