Lunes 15 Septiembre de 2014
 
MORELIA
La familia de Benito Juárez
Ariosto Aguilar Mandujano
Sábado 8 de Julio de 2006 • Enviar nota    • Imprimir

Benito Juárez García, nace en San Pablo Guelatao el 21 de marzo de 1806.Margarita Eustaquia Maza Parada, nace en la ciudad de Oaxaca, el 29 de marzo de 1826.
El matrimonio de ellos se realiza en la ciudad de Oaxaca el 31 de julio de 1843, cuando Benito Juárez García tenía 37 años, y Margarita Eustaquia Maza de 17 años.
Procrearon doce hijos: tres varones y nueve mujeres. Mueren a edad temprana, dos varones y tres mujeres.
Sus hijos fueron: 1) En 1844 nace Manuela en Oaxaca, 2) en 1845 nace Felícitas en Oaxaca, 3) en 1848, nace Margarita en Oaxaca, 4) en 1849 nace María Guadalupe, 5) en 1850 nace Soledad en Oaxaca, 7) en 1852 nace Benito en Oaxaca, 8) y 9) en 1854 nacen María de Jesús y Josefa, gemelas en Oaxaca, 10) en 1857 nace José María en Oaxaca, 11) en 1859 nace Francisca y, 12) en 1864 nace Antonio en Monterrey. Margarita Maza de Juárez murió en la Ciudad de México en 1871.
El 27 de mayo de 1853 Juárez fue aprehendido y desterrado, y en 1854 Margarita huyó con sus hijos a las siguientes haciendas, sucesivamente, en cinco señores; Santa Anita, Llalinas, Los Naranjos y Santa Gertrudis.
Abrió una tienda en Etla para sostener a su familia y enviar dinero a su esposo, que se hallaba exiliado en Nueva Orleáns.
En el curso de 1858, mientras el presidente de la República huía por Manzanilla a Veracruz, su esposa, con sus hijos y su hermano José Maza, atravesaba en mula Sierra de Ixtlán (hoy de Juárez) en jornadas nocturnas, para llegar al mismo puerto. Volvieron a México, triunfante, en 1860, pero abandonaron la capital el 31 de mayo de 1863 ante la proximidad de las tropas francesas. En octubre de 1864 marchó hacia Chihuahua y su esposa rumbo a Washington, a donde llegó en noviembre. En enero de 1865 murió su hijo José y en agosto su hijo Antonio.
Poco se habla del matrimonio de Juárez y Margarita. Ella; dama de muchas virtudes, que el ilustre Juárez amó con devoción desde edad matrimonial temprana, sufrió con heroísmo admirables los rigores de la peregrinación por tierra extrañas, durante el éxodo del gobierno constitucional.
Juárez cuidaba con celo el honor de la bandera de la Patria, y Margarita Maza de Juárez cuidaba el honor, el nombre y la salud de los hijos del gran patricio.
Hubo largos paréntesis de dolor, de ansiedad y de incertidumbre, en donde nada sabía sobre la situación de Juárez, en el desierto no era fácil encontrar medios de comunicación y a veces oía que Juárez había caído en manos de sus enemigos.
El 17 de junio de 1866, día en que regresó de Paso del Norte, en la ciudad de Chihuahua, recibió una noticia que le llenó de alegría. Noticia publicada en los periódicos, que doña Margarita Maza de Juárez fue de Nueva York a Washington, y apenas se supo que allí se encontraba, los caballeros y las damas se apresuraron a darle la bienvenida.
Todas las potencias de Europa reconocían a la Corte de México, la bandera en manos de Juárez tenía una legación reconocida oficialmente y desempeñada con gran habilidad y grandes sacrificios por don Matías Romero, como ministros, y el licenciado don Ignacio Mariscal como secretario.
Mr. Jonson, presidente de los Estados Unidos de América, determinó efectuar una recepción en honor de la señora Maza de Juárez, que se verificó el 26 de marzo de 1866, siendo la primera dada por el Presidente desde su ascenso a la primera magistratura.
A todos llamó la atención lo satisfechos que se mostraban el presidente Johnson y su familia de ver en los salones de la Casa Blanca a la modesta esposa del presidente Juárez.
En la comida que ofreció el secretario de Estado, Mr. Seward el 3 de abril de 1866, reinó la mayor cordialidad y Mr. Seward en el brindis, que fue premiado con grandes aplausos, dijo que creía que antes de un año estaría la señora en el Palacio Nacional de México, y agregó: «Tengo la convicción de que antes de que termine este año, habrán tenido los franceses que salir de la República Mexicana».
Al terminar su discurso, expresó: «Ese triunfo, señora, al mismo tiempo que volverá a la nación mexicana su libertad, le volverá a vuestro corazón la tranquilidad y el bienestar que soñáis y que merecéis, y yo os aseguro, tengo la convicción de ello, que ese triunfo no está lejano».
Un año después, las palabras de Mr. Seward se cumplían al pie de la letra, Juárez volvía al Palacio Nacional de México con la bandera de la República triunfante y sin mancha. El gobierno de los Estados Unidos de América puso a disposición de la esposa de Juárez y de su familia y amigos, un buque de guerra que trajo a las playas de la patria a tan distinguida señora.
En el año de 1870, la señora Margarita Maza de Juárez enfermó y el 2 de enero de 1871 murió en una casa de campo en San Cosme (Serapio Rendón 2). Sus restos se hallan en el Panteón de San Fernando.
El 27 de diciembre de 1966, a iniciativa del presidente Gustavo Díaz Ordaz, su nombre fue inscrito en letras de oro en el Salón de Sesiones de la Cámara de Diputados.

Tu opinión es importante:

blog comments powered by Disqus




© Copyright 2014 Cambio de Michoacán. Todos los derechos reservados