Viernes 19 Diciembre de 2014
  Meseta Purépecha
Cherán Atzicurín
Establecen negociación en conflicto de talamontes; liberan autobuses
Estuvieron presentes autoridades estatales, municipales y comunales, así como una comisión de mujeres y comuneros de la población; los ausentes fueron el gobierno federal y las instancias forestales
Ramón Ángeles Zalpa
Lunes 13 de Marzo de 2006 • Enviar nota    • Imprimir

Antes de dar inició a la mesa de negociación entre funcionarios del gobierno del estado con mujeres y autoridades de la comunidad indígena de Cherán Atzicurín, los comisionados por parte de la localidad detuvieron la marcha de la reunión y por votación determinaron que en esa plática no estuviera Arnulfo Vázquez Herrera, a quien acusan de confrontar a la comunidad y una vez que se cumplió esta demanda, se dio inicio formal al diálogo.

En esta mesa, por parte del gobierno estatal estuvo presente Ignacio Campos Barrueta, director de Gobernación; Mario Bautista Ramírez, director estatal de Seguridad Pública; Juan Carlos Juárez Rico, encargado del grupo de la PEP en la Meseta; José María Ruiz, secretario de Ayuntamiento de Paracho; autoridades comunales y una comisión de mujeres y comuneros de la población. Los ausentes fueron el gobierno federal y las instancias forestales.

Antecedentes

Son varios los acuerdos que está comunidad indígena ha rubricado con el gobierno del estado y uno de los últimos fue el día 12 de junio del 2005, en donde figuró Guadalupe Sánchez, como subsecretaria de gobierno y Efraín García Becerra, director de Gobernación de ese entonces.

En estos acuerdos se estableció la instalación de un reten permanente en el kilómetro 18, mismo que al principio se cumplió y la comunidad desconoce el motivo de su retirada y fue ahí donde rompió uno de los últimos convenios por parte del gobierno para frenar la tala inmoderada.

La tala inmoderada, ha sido un problema que se padece por décadas en esta región y desde el pasado sábado 4 de febrero, las mujeres indígenas de la comunidad decidieron bloquear la carretera y no permitir el paso a las camionetas doble rodado, principalmente de Capacuaro.

Los talamontes haciendo uso de su necedad, prendieron el bosque y amenazaban constantemente con tiros de armas de grueso calibre a la población, hasta que el pasado viernes por la tarde los talamontes que seguían en el bosque dispararon durante casi dos horas a la comunidad, cosa que causó pánico y puso en foco rojo la situación.

Las mujeres

Un centenar de señoras después de denunciar a los talamontes y exigir justicia durante nueve días, no se les prestó atención y hasta hoy siguen sosteniendo «queremos que apliquen la ley, no queremos que esos talamontes vayan a matar a nuestra gente, el gobierno, actúa tarde pero vamos a ver si cumple porque ya son varias veces que no tienen palabra», dijo, Otilia Ramos Velázquez.

Luchando festejaron el Día Internacional de la Mujer y no desmayaron hasta en la negociación, la mitad fueron mujeres, representando a su pueblo que día a día se ve amenazado con los talamontes que viven en la total impunidad.

La acusación al edil

El presidente municipal, Medrado Alejo, fue acusado en la negociación por los comuneros y señalaron que desde que inició este conflicto, acusó a dos comuneros y de forma autoritaria le dijo «ustedes dos lo único que quieren es desestabilizar la región, en lugar de buscar soluciones para detener la tala clandestina, pero eso demuestra su ignorancia a nuestros conflictos comunales», acusó el comunero Irineo Escamilla López.

También acusaron al edil Medardo Alejo de no cumplir su palabra, y expuso el comunero Rosalío Joaquín López, defensor de sus bosques «en una negociación sin que nosotros pidiéramos, el presidente municipal, dijo que él construiría la caseta de vigilancia que se ubicará en el kilómetro 18, y únicamente llevó arena y unos tabiques, que por cierto ya se los robaron y no hizo nada, a ver si ahora cumple y participa con eso que le toca».

En este asunto, el secretario del Ayuntamiento José María Ruiz, se comprometió a en 22 días entregar esa caseta y ponerla al servicio de la seguridad pública, estatal y federal.

La llegada del GOE

Desde el pasado viernes por la tarde, ante la gran tensión que se vivía en la comunidad por los disparos de los talamontes a la comunidad con armas de grueso calibre, llegó la Policía Estatal Preventiva con 100 elementos, 15 unidades y comenzaron a realizar rondines y brindar seguridad a la población, informó Juan Carlos Juárez Rico, encargado del grupo de la PEP en la Meseta.

En entrevista con Juárez Rico dio a conocer que esta brigada de 100 elementos estará de forma permanente y por su parte Mario Bautista Ramírez, director de Seguridad Pública, explicó que poco a poco ubicaran los puntos del conflicto y que entrarán al bosque para cuantificar los daños.

En esta negociación, hubo la exigencia del director de Gobernación, Ignacio Campos Barrueta, de liberar los autobuses secuestrados comprometiendo su palabra y atención que le encomendó el gobernador Lázaro Cárdenas y la gente pidió que los cien elementos de la PEP, se formaran y viéndolos en una de las calles entonces liberarían los autobuses, y aunque faltaron algunos policías y se completaron hasta con tránsitos y policía municipal, finalmente lograron liberar los siete autobuses de diferentes líneas.

También Juan Carlos Rico informó que desde el viernes por la tarde en que se instalaron en esta región hasta el momento llevan cuatro talamontes detenidos, a los cuales se les interceptó con madera y fueron puestos a disposición del Ministerio Público.

Los acuerdos

Después de analizar y discutir ampliamente las mujeres indígenas con sus autoridades comunales, presentaron al señor Hilario Escamilla, quien perdió la vista porque fue herido de bala por talamontes el 9 de febrero de 1976, y pidieron apoyo para poder subsistir. Así mismo lo hicieron con la señora Juana Méndez Alonso, de 89 años, a quien le mataron a su esposo que llevaba por nombre Marcos Campos, en el conflicto agrario de hace 45 años y jamás se le ha hecho justicia.

Es importante destacar que en plena reunión el director de Gobernación dio a conocer a los comuneros, que el señor gobernador Cárdenas Batel, ya se había puesto en contacto con la Policía Federal Preventiva, que aseguró que en cualquier momento llega al lugar de los hechos para reforzar los daños ocasionados por los talamontes y coadyuvar para poner orden en este problema que se estaba saliéndose de control y poniendo el riesgo de miles de indígenas de esta población y otras en la región.

Ante esos planteamientos, fue el director de Gobernación quien se comprometió a brindar ayuda y canalizar los casos. Otra exigencia de la comunidad fue de solicitar la presencia de forma permanente del Ejercito Mexicano, «no para que reprima la gente, sino para que trabaje en torno a la atención social y mediante un proyecto de desarrollo». Se dijo que eso no estaba en las competencias del Ejecutivo estatal pero que harían el planteamiento.

El acuerdo central de esta mesa de dialogó es de que el próximo martes a las 12:00 horas se continuará esta reunión con la presencia de gente de primer nivel que tenga capacidad resolutiva e hicieron referencia de que esperan contar con gente de las instancias forestales y de procuración de justicia. De lo contrarío si no se cumple estos acuerdos, el mismo martes la asamblea general que por un lapso de 10 minutos se reunió, acordó cortar la carretera federal y no permitir más el paso de vehículos.

Los comuneros exigieron que se requiere levantar un diagnostico valorativo en el terreno de los hechos, para así poder valorar los daños causados por los estragos del incendio la tala indiscriminado que han acentuado los asesinos del bosque.

Tu opinión es importante:

blog comments powered by Disqus


GOE, en Cherán Atzicurín.
GOE, en Cherán Atzicurín. (2006-03-13)


© Copyright 2014 Cambio de Michoacán. Todos los derechos reservados