Jueves 31 Julio de 2014
  Tradiciones
Carácuaro
Arriban miles de católicos para venerar al Cristo Negro de Carácuaro
La iglesia en la cual Morelos ejerció el sacerdocio de 1798 a 1810 es insuficiente para dar alojo a los peregrinos provenientes de la región y de diversos lugares del país
Rogelio Rico
Martes 28 de Febrero de 2006 • Enviar nota    • Imprimir

Como cada año, miles de fieles católicos provenientes de las diferentes comunidades del estado y de otras entidades del centro de la República continúan arribando a Carácuaro para venerar al Señor Crucificado, previamente a su fiesta que se desarrollará de hoy al 5 de marzo.

Desde el pasado viernes cientos de peregrinos de diferentes comunidades del estado iniciaron su recorrido a pie desde Tacámbaro hasta Carácuaro, en una caminata de mas de catorce horas y en la que desafían las inclemencias del tiempo y la noche, con el objetivo de llegar al santuario y postrarse ante la venerada imagen del Santo Cristo de Carácuaro.

Algunas personas cargan pesadas cruces o caminan descalzas buscando pagar algún favor recibido proveniente del Cristo Negro, otras realizan su recorrido en vehículo, pero con la misma fe y agradecimiento de las que van a pie.

En esta fiesta destacan los danzantes de Santa Clara del Cobre, quienes durante más de 30 años ininterrumpidos recorren a pie los más de 100 kilómetros hasta llegar al santuario, en donde permanecen hasta el final de los festejos.

La iglesia de Carácuaro, en la cual Morelos ejerció el sacerdocio de 1798 a 1810, es insuficiente para dar alojo a los miles de peregrinos provenientes de la región y de diversos lugares de la República Mexicana, quienes postrados de rodillas se dirigen hacia el Cristo, tratando de estar de él lo más cerca posible para agradecerle por favores recibidos e implorar salud y felicidad para los suyos.

Sobre el origen de la imagen, monseñor Severo Hurtado Chávez informó que el Cristo Negro es una muestra del arte religioso del siglo XVI, y que según la historia fue llevada hasta Carácuaro por el misionero fray Juan Bautista Moya, contribuyendo así a la evangelización de los indígenas de la Tierra Caliente michoacana.

Estableció que la tradición de visitar al Cristo Negro de Carácuaro es muy antigua, «muchas personas vienen a pagar mandas o simplemente de agradecimiento por bienes recibidos, y el Cristo es muy visitado durante su fiesta por miles de fieles procedentes de todo el país, ya que son innumerables las anécdotas de los milagros realizados».

Tu opinión es importante:

blog comments powered by Disqus




© Copyright 2014 Cambio de Michoacán. Todos los derechos reservados