Lunes 22 Diciembre de 2014
 
Pasta de caña, prodigio de la escultura michoacana
Esta colección además de sus Cristos de pasta de caña, muestra un variado panorama de técnicas, de modelado, talla, vaciado, policromado, estofado y el uso de chatarra de metal y madera natural, aunque se desconoce quiénes fueron sus autores.
Ivonne Monreal Vázquez
Viernes 6 de Julio de 2012 • Enviar nota    • Imprimir

Morelia, Michoacán.- Michoacán ostenta en su geografía esculturas religiosas que datan de la época virreinal y dan cuenta de las tempranas dotes de su gente para el arte escultórico, en el que una de sus técnicas se cuenta entre las más grandes aportaciones de los indios purépechas al continente europeo.

Un ejemplo de los prodigios de manos indígenas, lo constituye parte de la colección de Cristos a resguardo del Museo de Arte Colonial de Morelia, en donde queda a la vista una tradición escultórica novedosa y atractiva para ojos expertos del viejo continente, la de los Cristos elaborados con pasta de caña de maíz.

Dicha técnica fue apreciada y adoptada por los españoles ya que aligeraba el peso de las grandes imágenes que utilizaban en las procesiones, escribe María del Consuelo Maquívar, especialista en investigaciones sobre el arte novohispano en México, en su estudio “La imagen de Cristo crucificado: Pautas iconográficas”.

Más de un centenar de imágenes religiosas entre las que se encontraban los Cristos de pasta de caña, fueron reunidas durante 27 años por el coleccionista Jesús Huerta Fernández, las mismas que adquirió el gobierno estatal hace tres décadas y nutrió con más piezas, las cuales permiten apreciar obras de gran valía estética del periodo virreinal de la Nueva España, aporta en su estudio “Los Cristos del Museo de Arte Colonial de Morelia”, el restaurador Felipe Hincapié Alvarado.

El también autor -junto a Enrique Luft Pavlata- de “Estudio de materiales y sistemas de construcción de imágenes de pasta de caña de maíz”, apunta que la colección del Museo de Arte Colonial se adquirió en el periodo de la gubernatura de Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano y, tras algunos contratiempos para definir su sede, se instaló en la casa vallisoletana que hoy la alberga y que fue para 1821 el espacio de la primer imprenta de Morelia.

Esta colección además de sus Cristos de pasta de caña, muestra un variado panorama de técnicas, de modelado, talla, vaciado, policromado, estofado y el uso de chatarra de metal y madera natural, aunque se desconoce quiénes fueron sus autores.

Del trabajo de los Cristos del museo, describe María del Consuelo Maquívar, “en algunas obras se aprecia la mano del artista calificado que con sumo cuidado observó la proporción de las partes del cuerpo, los detalles anatómicos, así como la delicadeza de los rostros y el tratamiento del cabello”, y otras que denotan poca destreza de quien las elaboró por posible desconocimiento de la técnica.

En este largo periodo vacacional es una buena oportunidad darse el tiempo de visitar un museo que, aunque de modesta arquitectura y desfavorecido por su ubicación frente al Centro de Salud, guarda dentro un importante tesoro escultórico en el que pueden identificarse las características del trabajo artístico de muchos creadores anónimos de la Nueva España.

Del caso particular y único de las esculturas elaboradas en la técnica de la pasta de caña, hace cinco siglos ya, sorprendió por igual a religiosos franciscanos y agustinos que dejaron testimonio en sus manuscritos de la notable habilidad que para todos los oficios y en especial para la escultura demostraban los indígenas en Michoacán, refiere en su estudio “Entre la madera y la caña de maíz. Técnicas escultóricas en el Michoacán colonial”, Sofía Irene Velarde Cruz.

Esta colección de Cristos fue motivo de un seminario y una serie de estudios que reúne el libro Cristos. escultura del Museo de Arte Colonial de Morelia, mismo que coordinó Consuelo Maquívar, bajo el auspicio del Centro de Documentación e Investigación de las Artes (CDIA) y con la participación de once especialistas y el cual se encuentra a la venta en la Librería de la Casa de la Cultura de Morelia.

Tu opinión es importante:

blog comments powered by Disqus


Esta colección además de sus Cristos de pasta de caña, muestra un variado panorama de técnicas, de modelado, talla, vaciado, policromado, estofado y el uso de chatarra de metal y madera natural, aunque se desconoce quiénes fueron sus autores.
Esta colección además de sus Cristos de pasta de caña, muestra un variado panorama de técnicas, de modelado, talla, vaciado, policromado, estofado y el uso de chatarra de metal y madera natural, aunque se desconoce quiénes fueron sus autores. (2012-07-06)


© Copyright 2014 Cambio de Michoacán. Todos los derechos reservados