Sábado 23 Agosto de 2014
 
San Juan Nuevo, el pueblo que se negó a morir, no sólo es polo de turismo religioso
En Semana Santa los peregrinos llegan a quemar hasta 20 castillos diarios y cuenta con la tirolesa más grande de Michoacán.
Grecia Ponce
Sábado 12 de Marzo de 2011 • Enviar nota    • Imprimir

San Juan Nuevo Parangarícutiro, Michoacán, Sábado 12 de Marzo de 2011.- Es famoso por su templo en honor al Señor de Los Milagros y se le conoce como el pueblo que se negó a morir, pero pocos saben que además que en Semana Santa los peregrinos del Estado de México queman hasta 20 castillos diarios en Semana Santa y que cuenta con la tirolesa más grande del estado de Michoacán.

Es rico en tradiciones, gastronomía, arte popular y fiestas, pero también es ejemplo en el plano internacional por su industria maderera sustentable y por la diversidad de sus riquezas naturales y actividades ecoturísticas.

Sobre los atractivos que San Juan Nuevo ofrece a los paseantes durante todo el año habló la auxiliar de Turismo del Ayuntamiento de San Juan Nuevo Parangarícutiro, Nora Guadalupe Salinas.

Además del templo en honor del Señor de los Milagros, que está ubicado en pleno centro, “también tenemos el lago Los Conejos, que tiene 4 nacimientos de agua, naturales; juegos infantiles y piletas para los niños; el parque zoológico San Miguelito, que también es otro de los atractivos turísticos y que cuenta con juegos infantiles y animales que son del interés general”.

Destaca “el centro eco turístico Patztingo, que incluye cabañas para grupos de paseantes, un criadero de venados cola blanca y varios servicios como gotcha, rappel, pista comandos, pista canogi y la tirolesa más grande del estado de Michoacán, que tiene 450 metros de longitud”. Este lugar se ubica a 19 kilómetros de la cabecera municipal.

Desde San Juan, los viajantes se pueden trasladar al volcán Paricutín y las ruinas del antiguo San Juan, mediante un camino directo, “lo cual es una gran ventaja para no ir a caballo, sobre todo para las personas que no pueden caminar, que son de la tercera edad o que sufren alguna discapacidad”.

Por lo que toca al arte popular, San Juan Nuevo cuenta con grandes artesanos y dulces típicos, entre los que la cajeta destaca, pero además hay grandes tradiciones como la danza de los Kúrpites y la competencia anual entre barrios que practican este baile legendario.

Derroche de castillos

Explicó la entrevistada que el evento más cercano es “la Semana Santa, durante la cual se realizan eventos culturales y la quema de castillos, ya que vienen peregrinos del estado de México, de Tultepec y de diferentes municipios de esa zona”.

“En este año la quema de castillos será en el mes de abril, del 18 en adelante. Es decir después del Domingo de Ramos. Esta quema se efectúa el lunes, martes y miércoles santos, alrededor de las 7 de la noche. Son alrededor de 15 o 20 castillos al día y son estructuras que tienen una altitud de 25 o 30 metros de alto, en ofrenda al Señor de Los Milagros”.

“El Viernes de Dolores se realiza el recorrido hacia las ruinas, desde la entrada de la lava hasta el antiguo templo. Esto comienza desde el jueves, cuando la gente del municipio transita en peregrinación con las diferentes imágenes del Señor de los Milagros, la Virgen de Guadalupe y la Virgen de la Capilla, capilla que también se recomienda visitar”.

Nora Guadalupe Salinas que esta población cuenta con 25 hoteles, que “son cómodos, económicos, los que organizan viajes a las ruinas, lo que incluye transporte de ida y vuelta.

Las fiestas

De entre sus fiestas más importantes se encuentra la de los Kúrpites o Curpites, que se celebra del 7 al 9 de enero y está relacionada con el día de Los Reyes Magos.

El día 8 de enero, en la plaza principal se lleva a cabo una extraordinaria competencia de danzantes.

La tradición marca que los jóvenes solteros de los principales barrios, ataviados con lujosos trajes indígenas recorren las calles y visitan las casas de sus novias. Finalmente se premia a los mejores trajes y las mejores danzas.

En Semana Santa, los rituales comienzan el Viernes de Dolores, una semana antes del Viernes Santo, cuando realiza un viacrucis viviente en donde quedó sepultado el antiguo San Juan, a 25 kilómetros del actual. Dicho viacrucis inicia en el punto hasta donde la lava llegó cuando nació e hizo erupción el Paricutin o Parikutini.

En mayo o junio se celebra una de las fiestas más lucidas del pueblo, la de Corpus Christi, durante la cual participan familias de cada barrio construyendo altares alusivos a cuadros bíblicos, que se instalan dentro del templo del Señor de los Milagros.

Además, los habitantes del pueblo desfilan en grupos por las calles, divididos de acuerdo a los oficios a los que se dedican, todo esto acompañado por bandas de música.

También se festeja a la Virgen del Hospital o la Capilla, la cual es custodiada por un grupo de 12 mujeres jóvenes durante todo el año, quienes cuidan la figura de la Virgen.

A esta deidad se le festeja 3 veces al año, una el día de Corpus, otra el 15 de agosto, día de La Asunción y el 8 de diciembre, el día de la Purísima Concepción. Cada una de las 12 vestales realiza palmas decoradas en honor a la virgen.

Su fiesta patronal, la más destacada es el 14 de septiembre, pero del 8 al 21, se dan cita miles de peregrinos del país y del extranjero para rendirle honores al santo patrono, el Señor de los Milagros, una figura de un Cristo crucificado, que llegó al antiguo pueblo en medio de enigmáticas leyendas y al que se le atribuye la prosperidad del nuevo municipio.

Tu opinión es importante:

blog comments powered by Disqus


San Juan Nuevo Parangarícutiro se localiza a 12 kilómetros de Uruapan y se caracteriza por ser un pueblo indígena, próspero y trabajador, iluminado por sus tradiciones y fiestas que lo hacen un sitio inolvidable.
San Juan Nuevo Parangarícutiro se localiza a 12 kilómetros de Uruapan y se caracteriza por ser un pueblo indígena, próspero y trabajador, iluminado por sus tradiciones y fiestas que lo hacen un sitio inolvidable. (2011-03-12)


© Copyright 2014 Cambio de Michoacán. Todos los derechos reservados