Jueves 21 Agosto de 2014
 
Michoacán, tierra de sismos y huracanes
La entidad es rica por sus recursos naturales que la situan como uno de los principales destinos turísticos del país. Sin embargo, toda esa riquesa natural también ha provocado estragos en diversas partes del estado.
Leovigildo González
Domingo 11 de Octubre de 2009 • Enviar nota    • Imprimir

Michoacán, a pesar de que no es considerado como foco rojo por contingencias naturales, tiene varias zonas que se han calificado como peligrosas y donde se ha aplicado el Plan DN-III en los últimos años: el desbordamiento del Río Lerma, el golpe de huracanes en la Costa, la zona volcánica considerada como peligrosa por sus constantes movimientos sísmicos, así como las constantes lluvias que han provocado severas inundaciones en las ciudades de Morelia, Uruapan y Sahuayo.

La entidad es rica por sus recursos naturales, por zonas montañosas, de costa, ríos, lagos y lagunas que sitúan al estado como uno de los principales destinos turísticos del país. Sin embargo toda esa riqueza natural también ha provocado estragos en diversas partes del estado.

La Costa michoacana ha tenido graves problemas a lo largo de los últimos años, en donde incluso la Secretaría de Marina es la que ha implementado diversos programas para prevenir cualquier contingencia natural.

La zona Oriente de Michoacán es rica por sus extensos recursos naturales. Entre riachuelos y zonas boscosas, cada año llegan cientos de miles de mariposas monarca a pasar el invierno, lugar donde sus altas montañas han hecho que dicho lugar sea considerado como sísmico debido a que se encuentra un volcán apagado en Los Azufres, perteneciente al municipio de Hidalgo.

Las afectaciones del Río Lerma

El río más grande del estado es el Lerma, el cual atraviesa por varios municipios del estado. De acuerdo con Protección Civil del Estado, esta cuenca en el país abarca 53 mil 667 kilómetros cuadrados y en las cercanías de ella viven ocho millones 200 mil personas, distribuidas en 163 municipios, cuenta sólo con 37 acuíferos: 17 en Guanajuato, dos en el Estado de México, cuatro en Querétaro, cinco en Jalisco y nueve en Michoacán, lugar donde se explota para riego de cultivos.

De esta cuenca sobreviven de manera directa cerca de once millones de mexicanos, por lo que es necesario un saneamiento para su sustentabilidad. Sin embargo este río en los últimos años ha provocado diversos estragos para la población michoacana, debido a que ha tenido severos desbordamientos en donde incluso han perdido la vida varias personas.

Sólo en septiembre del 2008, el Río Lerma se desbordó y dejó como saldo más de 200 viviendas afectadas en zonas donde habitan por lo menos mil personas en los municipios de Penjamillo y Sixto Verduzco, en Michoacán.

Mientras que otras 250 familias del municipio de Numarán se encontraron en riesgo ante la creciente del río, cuyo nivel estaba en las cercanías de sus hogares.

En esa zona del Bajío michoacano, las autoridades reportaron inundaciones en más de cuatro mil hectáreas de cultivos de maíz y sorgo, y más de catorce mil hectáreas fueron afectadas, sin embargo se logró rescatar los cultivos.

Los desbordamientos del Río Lerma han provocado varios estragos en la población de los nueve municipios michoacanos por los que atraviesa, sobre todo en la temporada de lluvias que corresponde a los meses de julio a noviembre, donde incluso en los últimos diez años se han implementado cuatro veces el Plan DN-III E por parte del Ejército Mexicano para poder apoyar a las personas con alimentos y a sus hogares.

El último desbordamiento del Lerma provocó una muerte y cuatro personas lesionadas, además de 200 familias que perdieron la mayoría de sus viviendas, ante esta contingencia el gobierno estatal y federal decidieron apoyar a las personas afectadas, sin embargo a más de un año de la contingencia natural los resultados han sido nulos, pues aún las familias afectadas no han podido recuperar lo que el río se llevó.

Las afectaciones que ha causado el Río Lerma, señala un estudio realizado por la investigadora Helena Cotler, “Sobre el estudio ambiental de la Cuenca Lerma-Chapala”, indica que sólo en el año del 2005, ante un aumento de hasta 40 por ciento de la precipitación total se reportaron daños por pérdida de cultivos, principalmente maíz, sorgo, trigo, cebada, fresas y hortalizas en general. Sólo en Michoacán se reportaron hasta 20 mil hectáreas afectadas en perjuicio de cinco mil 300 productores y de cerca de 30 mil jornaleros. En Guanajuato se estimaron pérdidas de 500 millones de pesos por cultivos inundados, mientras que la Secretaría de Desarrollo Agropecuario reportó daño en 70 mil hectáreas y diez mil productores afectados. Según esta misma fuente, sólo la pérdida de cultivos ocasionó un costo de 500 millones de pesos.

Helena Cotler señala en su libro que las causas del desborde del Río Lerma es el encauzamiento del río, el azolvamiento de las presas originado, en gran parte, por el intenso cambio de uso del suelo y los procesos de erosión hídrica en la cabecera y en la zona de captación de la cuenca coadyuvaron a los desbordamientos de varios ríos en la cuenca.

Los desbordamientos del Río Lerma no sólo afectan a los asentamientos humanos, señala el libro de Cotler, pueden definirse por el cambio de propiedades en los suelos al verse inundados y sepultados por materiales extraños y perjudiciales, por la destrucción de las riberas y de los escasos ecosistemas ribereños o por la extracción de árboles y aumento de la mortandad de fauna acuática por la contaminación de los cuerpos de agua, entre otros. Este tipo de eventos expone el comportamiento de la cuenca ante las diferentes manifestaciones de la presión atrópica, en el uso de los recursos naturales. Además es necesario considerar que esta vulnerabilidad podría ir en aumento ante la recurrencia de eventos hidroclimáticos extremos como producto del cambio climático, que han provocado en los últimos meses lluvias intensas en diversas partes del estado de Michoacán.

Zona volcánica de Michoacán y movimientos sísmicos

En la comunidad de Los Azufres, perteneciente al municipio de Hidalgo, la zona presenta los mayores indicios de actividad volcánica en el estado, pues en el lugar se encuentra un volcán que presuntamente se encuentra apagado, sin embargo en los últimos 20 años sus gases de azufre han alimentado de luz eléctrica a diversos municipios del estado de Michoacán a través de la geotermia.

La zona Oriente del estado es rica por sus atractivos naturales, con un clima de templado a frío, por sus cercanías con el Estado de México y sobre todo con el Volcán Nevado de Toluca, pues la zona Oriente del estado se encuentra considerada como volcánica por su tipo de suelo y las cercanías que hay entre el Volcán de Los Azufres, que es considerado como pequeño y el de Toluca.

En dicha zona del estado, también considerada como montañosa, debido a que se encuentra uno de los cerros más grandes conocido como San Andrés y en el cual, en 1998, se registró un derrumbe que provocó que resultaran afectadas las comunidades de Los Pozos y Tecario, del municipio de Hidalgo, en las cercanías con Maravatío.

En esta zona del estado se han presentando, de acuerdo con reportes de Protección Civil del estado, más movimiento sísmico en los últimos meses de lo normal, y ya se encuentra en el lugar personal de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) para realizar estudios que determinen las causas de este fenómeno natural.

El comandante operativo de Protección Civil del Estado, Jorge Romero, indicó que ya se realizan estudios para determinar qué es lo que provoca el continuo movimiento sísmico en la entidad en coordinación con el Sistema Sismológico Nacional (SSN), debido a que no es normal este tipo de fenómeno con continuidad, y sobre todo en dicha parte del estado.

Jorge Romero enfatizó que a pesar de que hay una constante de movimientos sísmicos, aún no se presentan daños de consideración, y las viviendas sólo han presentado cuarteaduras, sin que hayan provocado siquiera lesionados.

Es de señalar que sólo el pasado lunes se presentó movimiento sísmico en la zona poniente del estado, sin que haya provocado daños materiales, a pesar de que fue de casi 4 grados en la escala de Richter.

Jorge Romero indicó que en menos de un mes se han presentado dos movimientos símicos en la entidad, uno de 5.4 grados en la escala de Richter, en la zona de Lázaro Cárdenas y alrededores, y el del lunes de 3.8 en la zona poniente del estado, también se registró uno en el estado de Guerrero que tuvo repercusiones en Michoacán, sin embargo el movimiento sísmico en la entidad fue mínimo.

La zona de la costa

En la temporada de huracanes que azotan por el Océano Pacífico, la mayoría de los municipios presentan afectaciones debido a que Michoacán es considerado a nivel nacional como uno de los ocho estados más vulnerables ante contingencias de este tipo.

El municipio de Lázaro Cárdenas es el que presenta más infraestructura comercial y marítima que todos los municipios que se encuentran en la región Costa del estado, sin embargo es el que más afectaciones presenta en temporada de huracanes.

Los municipios de Aquila y Coahuayana, que también pertenecen a la zona costera del estado, son los que presentan menos infraestructura, debido a que no son considerados como promotores de turismo, pero que aquejan de igual forma la temporada de huracanes.

Sólo en el mes de julio el huracán Andrés provocó una movilización de elementos de Protección Civil del Estado y municipales en toda la franja costera debido a que dicho fenómeno natural dejó daños considerables en los municipios de Lázaro Cárdenas y Coahuayana, sin embargo no fueron considerables debido a que el huracán se desvió hacía la costa del estado de Colima.

El huracán Élida, en el año del 2008, también provocó diversas afectaciones a familias completas del municipio de Lázaro Cárdenas, como deterioro de sus viviendas, pérdidas materiales que ascendieron a cientos de miles de pesos, y más de un centenar de personas que tuvieron que pernoctar en albergues.

Pero el mayor huracán que ha golpeado a la costa michoacana, en los últimos diez años sin duda es Grez, en el mes de octubre del 1999, que dejó severos daños en los municipios que conforman la franja costera, e incluso fueron cuatro muertes las que se registraron tras el golpe de dicho fenómeno natural.

Incluso fueron decenas de viviendas hechas de madera y cartón, las que se perdieron, y ante esto se implementó el Plan DN-III, por considerar sobre todo al Puerto Lázaro Cárdenas como zona de desastre.

Inundaciones en Morelia, Uruapan y Sahuayo

Sin duda la capital michoacana, por la forma en la que se encuentra construida y sus constantes lluvias motivo del cambio climático, han provocado que se encuentre como una zona de riesgo, donde al menos se han identificado 30 puntos vulnerables de inundaciones.

Sólo en el mes de junio y julio del año del 2003, Protección Civil del Estado registró al menos diez inundaciones en la zona urbana de Morelia, debido en gran parte por el estado de las alcantarillas y la basura.

En ese año se registraron al menos afectaciones en 100 viviendas de Morelia, con pérdidas materiales que ascendieron a cientos de miles de pesos, y ante esto se implementó también el Plan DN-III, por señalar que Morelia era zona de desastre.

También el mes de agosto del 2007, de acuerdo con datos de Protección Civil Municipal, fueron afectadas al menos 300 viviendas, por inundaciones con pérdidas materiales valuadas en al menos diez millones de pesos, y que dejó con afectaciones a medio millar de personas y 300 familias.

En entrevista con el arquitecto Saúl Olvera, indicó que la forma en la que está construida la ciudad de Morelia ha provocado que tenga inundaciones que muchas de las veces no tienen que ver con las alcantarillas, sino por las pendientes y las zonas bajas que se encuentran en la capital michoacana, sobre todo por una mala planeación en el crecimiento de la mancha urbana, que provocará que se sigan registrando este tipo de estragos naturales.

Saúl Olvera indicó que es necesario que haya una reestructuración dentro de las alcantarillas de Morelia, para que fluya más rápido el agua, sobre todo en las zonas bajas como las colonias Ventura Puente, Félix Ireta, Chapultepec Sur, área donde hace pendiente la ciudad.

En el municipio de Uruapan, también se han registrado inundaciones con afectaciones al menos en un centenar de domicilios en los últimos meses, debido a las alcantarillas que muestran una serie de fallas, y a la forma urbana en la que se construyó dicha ciudad.

Sin embargo el comandante operativo de Protección Civil, Jorge Romero, indica que en Uruapan hace falta un nuevo sistema de alcantarillado, simplemente para que no se registren inundaciones, que es el problema fundamental, sin embargo se debe considerar zona de riesgo porque dicho problema se presenta con mucha frecuencia.

Incluso en el municipio de Uruapan, las empresas de seguros han implementado una nueva medida, donde incluyen dar apoyo en caso de inundación en la temporada de lluvias, por lo usual de las inundaciones en dicho municipio.

De acuerdo con Protección Civil del Estado, Sahuayo se encuentra entre los municipios con más afectaciones a causa de las lluvias, debido a que es muy frecuente que haya este tipo de casos en dicho municipio.

En el mes de septiembre de este año se inundaron al menos 40 viviendas que resultaron con graves afectaciones y pérdidas materiales por cientos de miles de pesos, ante esto también han respondido las aseguradoras e implementaron un servicio en caso de inundación.

Cada año el municipio de Sahuayo recibe dinero del Ejecutivo Federal para reconstrucción de viviendas y carreteras debido al cambio climático, provocando que se hayan intensificado las lluvias y desbordamientos de ríos.

Tu opinión es importante:

blog comments powered by Disqus


El mes de agosto del 2007, fueron afectadas al menos 300 viviendas, por inundaciones con pérdidas materiales valuadas en al menos diez millones de pesos.
El mes de agosto del 2007, fueron afectadas al menos 300 viviendas, por inundaciones con pérdidas materiales valuadas en al menos diez millones de pesos. (2009-10-11)


© Copyright 2014 Cambio de Michoacán. Todos los derechos reservados