Sociedad

Quedó incompleta la lucha de los autodefensas: Cemeí
Este miércoles recibirá la presea al Mérito Ciudadano que año con año otorga Cambio de Michoacán
Samuel Ponce Morales Martes 5 de Julio de 2016
A- A A+

Quedó incompleta la lucha de los autodefensas: Cemeí (foto/Gustavo Vega)
Quedó incompleta la lucha de los autodefensas: Cemeí (foto/Gustavo Vega)
(Foto: Especial)

Ixtapilla Aquila, Michoacán.- De espaldas a la playa, cuyo oleaje golpetea en los cuatro puntos cardinales, y un poco desvelado por la fiesta de fin de curso de unas horas antes, Cemeí Verdía, el ex líder de las autodefensas de la región michoacana de la Sierra Costa, habla sin cortapisas de todos los temas posibles que están alrededor de la seguridad.

De espaldas a la playa, cuyo oleaje golpetea en los cuatro puntos cardinales, Cemeí Verdía habla sin cortapisas de todos los temas posibles que están alrededor de la seguridad. (foto/Gustavo Vega)
De espaldas a la playa, cuyo oleaje golpetea en los cuatro puntos cardinales, Cemeí Verdía habla sin cortapisas de todos los temas posibles que están alrededor de la seguridad. (foto/Gustavo Vega)
(Foto: Especial)

Cambio: –¿Ha valido la pena la lucha de las autodefensas?



Cemeí: “Sí valió la pena porque gracias a esa lucha, grande o pequeña, como la quieran ver, parte del estado de Michoacán está tranquilo, mucha gente vive en paz y, desafortunadamente, tuvimos pérdidas humanas, esas nunca las vamos a recuperar, pero tenemos que seguir luchando porque gracias a ellas estamos aquí...”.

–Sin embargo no todo está dicho...



“A mí, a mí, lo que más me preocupa es la seguridad, porque sin ella seguirá la pobreza en muchas partes del estado, del país. No sé si eso es lo que quieren los gobiernos que haya. Siempre he dicho que habiendo seguridad, el desarrollo viene solo”.

–Bueno, está resurgiendo la violencia en varias regiones, sobre todo en el Bajío y en Tierra Caliente, ya parecen descabezados y resurgen células del crimen organizado amagando a la autoridad y enfrentándose entre sí...



“Mira, lamentablemente hay lugares que todavía la gente está un poco aterrizada y saben (los del crimen organizado) que de esa manera pueden llegar, la pueden volver a amedrentar, y me preocupa que los gobiernos hablen de que se va mejorando en seguridad”.

En ninguna parte de la entrevista, el que apenas estudió primaria, no más y que antes de ser autodefensa se dedicaba con mayor énfasis al cultivo de la papaya, asoma una sonrisa, menos a flor de labio, más bien, a veces, un sentimiento profundo de impotencia.

“Yo digo que en nuestro estado no se ha avanzado en seguridad, se ha retrocedido un poco”, refiere sin toques de consideraciones y ve la veta para hablar de cómo la ciudadanía, incluso aquella sin demasiada preparación, debe estar involucrada en el tema.

Cemeí Verdía, el ex líder de las autodefensas de la región michoacana de la Sierra Costa (foto/Gustavo Vega)
Cemeí Verdía, el ex líder de las autodefensas de la región michoacana de la Sierra Costa (foto/Gustavo Vega)
(Foto: Especial)

“Siempre he dicho –subraya– que hay que darle confianza a la ciudadanía para que sea ella la que dé seguridad; desafortunadamente hasta en eso quieren gente con grandes estudios, y yo digo que se puede dar seguridad aunque no tengas preparación.

“Tu servidor no estudió, nomás terminó la primaria, y te puede tratar a un ciudadano como lo mejor que se puede en este mundo y darte condiciones de seguridad, pero habrá alguno que tenga la mejor preparación y pueda ser el más prepotente; la seguridad no es para todos, es para aquel que sepa tratar a la gente, como tal, no como animales”.

–Me decías en corto que la Sierra Costa está más blindada que otras regiones del estado, ¿puedes argumentar por qué?



“Te puedo decir que de Tepalcatepec para acá es difícil que se roben un carro: lo que es Tepalcatepec, Coalcomán, Chinicuila y Aquila, los cuatro municipios, son los que tienen más seguridad”.

Sin interrupción de por medio, al menos uno de sus más cercanos asistentes, armado casi clandestinamente, está atento a cualquier movimiento de la entrevista, de sus alrededores, donde parece mirar sin mirar. Cemeí deletrea dos palabras que parecen una canción o un sueño: pueblo unido.

“Somos pueblo y estamos unidos, aquí dan la seguridad la ciudadanía, común y corriente, y también los compañeros que están en la corporación policiaca, porque los primeros son los se fletan para tomar el radio, algún teléfono, donde hay Internet, y te dicen de los carros sospechosos que circulan”.

“No, no –acota–, jamás se les molesta; uno sólo los para, los vehículos, los revisa, previa autorización de sus conductores, a quienes se les pregunta quiénes son, de dónde vienen y a dónde van. En esta parte está muy blindada la seguridad porque la ciudadanía está cooperando con uno, porque tiene la confianza con uno”.

Aquí, en el municipio nahua de Aquila, dice que será muy difícil que ante situaciones de seguridad le hablan a la Policía estatal o Federal, y menos a la Marina; no, no se refirió a si también el Ejército Mexicano estaba estigmatizado.

“Siempre acuden con uno porque le tienen confianza y en esta zona, lo que le digo es que ya se acabaron los robos, las extorsiones, ya no hay nada de eso...”.

Para él fue una sorpresa su designación como merecedor de la presea que año con año otorga Cambio de Michoacán (foto/Gustavo Vega)
Para él fue una sorpresa su designación como merecedor de la presea que año con año otorga Cambio de Michoacán (foto/Gustavo Vega)
(Foto: Especial)

–¿Este ejemplo puede ser socializado al resto de la entidad?



“Sí, de hecho es la propuesta que se le ha estado dando al gobernador Silvano (Aureoles)”.

Si bien habíamos acordado en una primera instancia realizar la entrevista en la comunidad de La Ticla, finalmente se efectuó en esta parte, a un lado de un campamento tortuguero que parece estar solitario, aunque no lo está, pues en él vive una pareja que no se inmuta si en la playa aparecen los depredadores de los quelonios que en esta época arriban en forma solitaria.

El fallido Mando Único



Sin espacios de por medio Cemeí subraya cómo poco a poco fue fallando la estrategia de seguridad gubernamental a lo largo y ancho del territorio michoacano, a través del llamado Mando Único, y lo conveniente de que sean los alcaldes los que implementen la seguridad en sus respectivos municipios.

Y es que, refiere, no es posible que un alcalde llame al gobierno federal o estatal para venir a dar seguridad a su municipios, “óyeme, ¿en qué país se vive?, yo no sé de qué ángulo lo vieron”.

Con ese Mando Único, enfatiza quien más adelante nos invitaría a conocer su huerto de papaya de casi dos hectáreas, podrían traer gente de otras partes, que no conocen la región ni a las personas que viven en ella, sobre todo.

“De Tepalcatepec para acá nosotros estamos proponiendo que nuestra propia gente es la que tiene que proporcionar la seguridad, porque nosotros mismos vamos a sancionar a los que anden mal o a decirles ‘compañeros, ya no pueden seguir en la corporación, retírense, dedíquense a otras cosas, porque lo que hacen ya no sirve’, y creo que así va a quedar”.

–Entonces, ¿en la práctica no funciona el Mando Único?



“No”.

Las otras autodefensas



No pondera si ya se acabó la lucha armada civil, en cambio manifiesta que en lugar de eso “hay una organización civil mucho más avanzada que la de los grupos armados”.

Indica que al menos en su región es la sociedad civil la que está inmersa en la lucha contra la inseguridad, porque sus integrantes están preparados para avisar si hay movimientos sospechosos que la pongan en entredicho.

“Lo principal es que la gente esté consciente de eso y participe en forma activa, porque en su momento, en los tiempos del dominio del crimen organizado, ella fue la más perjudicada”.

–Son autodefensas de más avanzada…



“Es la organización del pueblo hacia la seguridad”.

–Es una autodefensa más avanzada…



“Sí, yo digo que sí”.

–Y ustedes tienen bien clara su estrategia de seguridad...



“Sí, de hecho tenemos definida la seguridad en la comunidad. La propia seguridad de nuestra comunidad es la que nos da la seguridad”.

La inacaba lucha de las autodefensas



–¿Tú crees que quedó incompleta la lucha de las autodefensas armadas?

“Sí”.

Caso Mireles



“Lamentablemente yo no sé de qué ángulo ve el gobierno a la ciudadanía, al doctor lo ven como un reo de alta peligrosidad, a mí me plantaron igual, pero gracias a Dios se dieron otras situaciones porque luego me trasladaron a un penal estatal que es diferente a un federal... A él no sé de qué manera lo hayan vinculado, desconozco también si se haya juntado con fulano o con zutano o perengano, digo que no porque ya hubieran dicho aquí está la foto con fulano o zutano, simplemente por ser un civil armado, por andar fuera de la ley, yo digo, si es por eso no tiene por qué asustarse, ya llevaba más de un año nuestra lucha, en un apogeo fuertísimo, pero yo tengo la esperanza de que salga este año, yo tengo mucha fe en Dios y en Virgen de Guadalupe que nos van a ayudar ellos, porque ellos tienen que destrabar la maceta de estos canguros que tenemos en el país, de hacerlos pensar diferente... han agarrado a delincuentes, mafiosos, armados y no duran dos meses en la cárcel... pero lamentablemente dicen los ministerios públicos, es que no los vieron; a nosotros nadie nos vio, nos acusaran de algo y como si nos hubieran visto, a mí me lo hicieron con el robo, qué estupidez más grande pudieron inventar”.

Caso Castillo...



“Pues mira hacia nosotros. El día que estuve en Tepalcatepec me reservé la palabra, pero dos días antes estuve con él, en una reunión, le dije que aceptar al gobierno federal era como traicionarnos a nosotros mismos porque uno está en lucha, en las comunidades, ya conoces cómo el gobierno quiere debilitar las luchas. No sé qué les ofrecieron a los compañeros, bueno, a algunos un sueldo de 20 mil, 30 mil, pero mientras duró el comisionado en Michoacán, pero el día que se fue se acabó el sueldo... Él le debe mucho a Michoacán, le debe una explicación tremenda a Michoacán, y contundente; él era el que autorizaba los avances, supuestamente ya era el jefe de la corporación y decía a dónde entrar y avanzamos con todo tipo de gobierno, principalmente con la Policía Federal, que sí nos apoyó mucho en su momento, y siempre he dicho que dentro de ella pueda andar un grupo de inteligencia, por alguna irregularidad que se cometa, pero yo afortunadamente no cometí ninguna y puedo asegurar que el doctor tampoco. Entonces él sí le debe a Michoacán, le debe porque a mí me lo llegaron decir en su momento, cuando íbamos llegando a Lázaro Cárdenas, yo estaba en Caleta de Campos y llegamos a La Mira, y me lo dijo El Yanqui ‘¿por qué te interesa a ti Lázaro Cárdenas?’, le dije: ‘Para que te quede claro, a mí no me interesa para nada Lázaro Cárdenas en lo particular, lo que yo quiero es que a los empresarios de Lázaro Cárdenas ya no les estén cobrando cuotas ni extorsión’, y me dijo que ‘cómo vas a saber’, y le dije ‘pues ya llegando allá ellos mismos nos van a decir’.

Y él me dijo: ‘No, pues ahí está el puerto’, le dije ‘a mí no me interesa el puerto, porque para empezar yo no tengo barco ni soy minero, ni soy empresario, yo soy un agricultor que me dedico al campo, lo que yo no quiero es que sigan extorsionando nada más. Ahí te das cuenta que”.