Municipios

Muere en Huetamo el profesor Tránsito Santos Doval
Ángel Ramírez Ortuño Jueves 12 de Septiembre de 2019
A- A A+

Huetamo, Michoacán.- Nacido en Churumuco, en el año de 1916 y avecindado desde su juventud en Huetamo, era el decano profesor de Tierra Caliente, Tránsito Santos Doval, nacido quien había rebasado los 100 años de edad y quien falleciera el día domingo 08 de septiembre.

Fue sepultado el lunes, después de haber sido velado en su casa vecina del barrio de El Toreo y recibir el lunes un homenaje del sector magisterial en un plantel educativo. Por la tarde, en medio de gran consternación familiar y ante la pena, desolación y tristeza de su señora esposa, hijos, nietos y bisnietos, era sepultado en el panteón municipal “El Cuinique”, para concluir de esa forma una larga y ejemplar carrera magisterial en la región de la Tierra Caliente de Huetamo.

 Nacido en Churumuco, en el año de 1916 y avecindado desde su juventud en Huetamo, era el decano profesor de Tierra Caliente
Nacido en Churumuco, en el año de 1916 y avecindado desde su juventud en Huetamo, era el decano profesor de Tierra Caliente
(Foto: Ángel Ramírez Ortuño)

El maestro Tránsito, como mejor se le conoció, intentó a lo largo de su juventud remontar los avatares del destino que impedían desarrollar una carrera profesional en base al aislamiento, pobreza y abandono en que se mantuvo Huetamo hasta mediados del siglo veinte, tiempo en que surgen caminos y carreteras, y aprovechó la oportunidad que se abrió en Huetamo con el surgimiento cardenista de la escuela normal elemental que se abrió en los años 40 en Huetamo en las instalaciones del templo parroquial, donde conoció a dos grandes amigos que marcaron una época dorada de la educación rural de Huetamo, como lo fueron José Ramírez Maldonado y Honorio Valdez.

Sin embargo algo sucedió allá por 1943, tiempo en que cerró sus puertas ese plantel y la avanzada matrícula de estudiantes tuvo que buscar otras alternativas; quedaba algunas opciones: irse a la Normal de La Huerta, a la de Tenería o hasta la Normal de Maestros de Ayotzinapa. Sin pensarlo mucho, en largas y penosas jornadas de caminatas a pie, lograron el objetivo de presentarse ante el director del plantel, don Raúl Isidro Burgos y de esa forma lograban el ansiado título de maestros normalistas rurales que les permitieron regresar a Huetamo a ejercer la docencia y convertirse en un ejemplar triunvirato de docentes que lograron dejar huella en el ejercicio magisterial por varias generaciones.

Hoy, los tiempos magisteriales han cambiado, lejos quedó aquella entrega franca y decidida de los tres maestros que un día regresaron con su título en la mano de La Normal de Maestros de Ayotzinapa, como lo fueron, Tránsito Santos Doval, Honorio Valdez Benítez y José Ramírez Maldonado. Hoy en México se vive una inexplicable reforma educativa y Michoacán permanece en los últimos lugares de educación, siguen los paros y manifestaciones y esta semana se anuncia hasta cierre de escuelas y carreteras en Huetamo, tomas de instituciones, sin embargo, ahí queda como un testimonio de la grandeza magisterial y educativa de otros tiempos esta terna de viejos docentes. Profesor Transito Santos Doval. QEPD.

Con gran respeto y admiración para la familia Santos Sierra, con quienes nos solidarizamos en estos momentos de pesar y sentimiento ante tan irreparable pérdida. ¡Mucho ánimo amigo Cuitla!