Política

México por ningún motivo será considerado tercer país seguro, señala Monreal
Redacción Viernes 23 de Agosto de 2019
A- A A+

Ciudad de México.- El presidente de la Junta de Coordinación Política, Ricardo Monreal, informó al secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, que la Junta asumió el acuerdo de no aceptar, por ningún motivo, que México se convierta en tercer país seguro, como pide Estados Unidos.

Mediante una carta, Monreal Ávila explicó que todos los líderes parlamentarios han expresado que el Senado no concederá al gobierno mexicano el aval para un plan de ese tipo.

El presidente de la Junta de Coordinación Política, Ricardo Monreal, informó al secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, que la Junta asumió el acuerdo de no aceptar, por ningún motivo, que México se convierta en tercer país seguro, como pide
El presidente de la Junta de Coordinación Política, Ricardo Monreal, informó al secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, que la Junta asumió el acuerdo de no aceptar, por ningún motivo, que México se convierta en tercer país seguro, como pide
(Foto: Especial)

"Desde el Legislativo, reiteramos también la importancia de que este gobierno diseñe y despliegue su propia política migratoria, de acuerdo con sus necesidades y según el alcance de sus capacidades”, dice.

Le aclara que en dado caso de que el Ejecutivo cambiara de postura y buscara suscribir un acuerdo de esa naturaleza, el texto del mismo deberá ser sometido al Senado de la República, para su aprobación, como última instancia revisora de la política exterior del país.

"De antemano, la Junta de Coordinación Política expresa su unidad en torno al rechazo absoluto de tal acuerdo, y quienes la conformamos aseguramos que ningún integrante de esta Legislatura emitirá un solo voto en favor de que México se convierta en Tercer País seguro”, asegura Monreal Ávila.

Con la decisión de la Junta de Coordinación Política, el Senado le brinda al Ejecutivo Federal una herramienta fundamental en la negociación con los Estados Unidos, pues sabe de antemano que un acuerdo de ese tipo es intransitable, en la medida que el Poder Legislativo no lo avalará de ninguna manera.

Esta misiva fue la respuesta a una carta enviada a Monreal el 20 de agosto por el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, en la que señala que, derivado de las reuniones de trabajo a las que tuvo en Washington, del 31 de mayo al 8 de junio, las autoridades de aquel país propusieron suscribir un Acuerdo de Tercer País Seguro sugiriendo que era la mejor opción para enfrentar la situación migratoria actual en la región.

"El objetivo de este acuerdo es establecer un mecanismo similar al que existe actualmente entre Canadá y Estados Unidos, en virtud del cual toda persona que solicite asilo en Estados Unidos proveniente de nuestro país, tendrá que permanecer en México hasta la conclusión del procedimiento respectivo, asumiéndose por parte de la autoridad mexicana la responsabilidad de gestionar todas las solicitudes de asilo referidas”, precisó en la carta.

Posteriormente, a través de su cuenta de Twitter, Ebrard celebró la respuesta del Senado y aseguró que seguirá haciendo Diplomacia de Unidad Nacional.


“LLEGARON MÁS DE 400 MIL”

El subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, invitado a Guadalajara por la Universidad ITESO reconoció que el fenómeno migratorio en México no tiene marcha atrás, pues se ha convertido en un país destino de migrantes trasnacionales, ya que en lo que va del año han ingresado más de 400 mil personas.

"Los flujos migratorios son una composición distinta, ya no son hombres y mujeres adultos, son en su mayoría familias muy jóvenes, de padres jóvenes y de niños que llegan a representar más de 40% de la migración en el país.

"Y se han diversificado los lugares de origen, ahora tenemos un nuevo fenómeno: la migración transcontinental, en donde a México está llegando gente de más de 25 naciones, de otros continentes. Viene gente del Congo, de Ghana, de Camerún, de Afganistán, de Pakistán, de la India, de Eritrea y tenemos que enfrentar tanto el problema del tráfico de personas por bandas internacionales como también la necesidad de integrar a estas familias en nuestro país”, señaló.

El funcionario rechazó que México sea el patio trasero de EU y puntualizó que no se permitirá un maltrato a migrantes, pues hay que dar una atención humanitaria a quienes busquen una oportunidad en este país.

Información de www.excelsior.com.mx