Municipios

De las 20 bóvedas de drenaje existentes en Uruapan, doce están invadidas con viviendas sobre ellas
Grecia Ponce Jueves 8 de Agosto de 2019
A- A A+

Uruapan, Michoacán.- De las 20 bóvedas pluviales que hay en la ciudad, 12 están invadidas con viviendas sobre ellas, lo cual además de ilegal es peligroso, alertó el director de la Comisión de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Uruapan (CAPASU), Miguel Ángel Paredes Melgoza.

Dichas bóvedas, cuya función es encauzar el agua líquidos residuales; miden desde 200 metros de longitud, hasta 3 kilómetros de largo y se ubican entre los 2 y los 10 metros de profundidad. Algunas de ellas con una capacidad de 12 pulgadas.

Se extrajeron 24 toneladas de desechos de la bóveda que estalló en la colonia El Periodista, lo que destrozó dos casas
Se extrajeron 24 toneladas de desechos de la bóveda que estalló en la colonia El Periodista, lo que destrozó dos casas
(Foto: Grecia Ponce)

Paredes Melgoza resaltó que por sentido común, habitar en un barranco, en la ladera de un cerro, sobre un canal, encima de una bóveda o a la orilla de un río, es colocarse a sí mismo en una posición de riesgo; pero además es una acción contraria a la ley.

Ejemplificó lo anterior citando el caso de la calle Tejeda, en la colonia Buenavista, en donde un socavón gigante se tragó una casa de dos pisos y estuvo a punto de arrastrar dos viviendas más. Destacó el hecho de que esas y otras viviendas se asentaron sobre una bóveda de conducción de aguas residuales y de lluvia.

Pero también puso como ejemplo la contingencia de la calle Ricardo Flores Magón, en la colonia El Periodista, a unos pasos de la Unidad Deportiva Municipal.

En esta colonia resultaron afectadas por lo menos cinco familias y varios pequeños negocios
En esta colonia resultaron afectadas por lo menos cinco familias y varios pequeños negocios
(Foto: Grecia Ponce)

Ahí dos casas que se localizaban precisamente sobre un colector entubado, quedaron destrozadas al estallar dicha bóveda, debido que además de agua llevaba troncos, piedras, basura y tierra.

En esta colonia resultaron afectadas por lo menos cinco familias y varios pequeños negocios. Una de esas familias sufrió daños parciales, pero otra perdió todas sus pertenencias, incluso la casa misma.

Las personas que residían en esa vivienda ahora inhabitable, reconocieron que sabían que estaban sobre una bóveda; señalaron que sus progenitores se instalaron ahí hace unos 30 años y revelaron que hace tres años, les pasó algo similar: el dren estalló, cuando al estar obstruido el agua buscó salida y perdieron todas sus pertenencias, sólo que en esta ocasión hasta el inmueble resultó dañado.

Finalmente el director de CAPASU invitó a los ciudadanos a denunciar cualquier anomalía tal como invasión de canales, barrancos o reportar problemas como socavones y hundimientos.