Sociedad

Guardia Nacional no es ‘el remedio mágico’ que terminará con la inseguridad, señala Silvano
Sandra Soraya Castro Miércoles 26 de Junio de 2019
A- A A+

Morelia, Michoacán.- El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, descartó que la Guardia Nacional sea “el remedio mágico” que terminará con la inseguridad en el estado.

Pidió no sobredimensionar las expectativas sobre la llegada de elementos de este nuevo grupo de seguridad y llamó a los presidentes municipales a asumir su responsabilidad en esta materia y seguir trabajando.

“Qué bueno que viene un refuerzo, pero los municipios y el estado tienen que hacer su trabajo”, afirmó en entrevista colectiva con los medios de comunicación.

Evento de entrega de 100 nuevas patrullas a la Policía Michoacán
Evento de entrega de 100 nuevas patrullas a la Policía Michoacán
(Foto: ACG)

Tras haber encabezado el evento de entrega de 100 nuevas patrullas a la Policía Michoacán que serán distribuidas en la mayor parte de la geografía estatal, Aureoles dejó en claro que la Guardia Nacional no viene a ponerse a las órdenes del gobernador o los alcaldes.

Dijo que los elementos de esta corporación traen su propia dinámica, objetivos y reglas y dejo en claro que funcionara en la medida en que se establezca una coordinación efectiva con las autoridades locales.

“No podemos apostar a que a partir del primero de julio (fecha programada para el arribo de la Guardia Nacional a Michoacán), ya no va a haber violencia porque no es así”, dijo.

Insistió en que la clave para hacer frente a la delincuencia y violencia es que los ayuntamientos asuman su responsabilidad y trabajen en reforzar su estado de fuerza y certificación y acreditación de sus elementos policiacos.

Sin embargo, señaló que de los 113 municipios escasos cinco siguen esta recomendación mientras que el resto continúan sin invertir en materia de seguridad.

Puso por ejemplo el caso de Parácuaro en donde el alcalde se niega a firmar el acuerdo de coordinación y ha contratado elementos policiacos “a la antigüita”, atendiendo recomendaciones del crimen organizado quienes incrustan a sus elementos en las corporaciones de seguridad para seguir controlando territorios.

“Actualmente a un policía no lo puedes contratar agarrando a alguien de la esquina poniéndole uniforme y dándole la pistola. Ahora hay que certificarlos, capacitarlos…”, dijo.