Economía

Reducir el consumo de agua y aprovecharla al máximo, reto de la industria cervecera
Redacción Domingo 24 de Marzo de 2019
A- A A+

Meoqui, Chihuahua.- La industria cervecera tiene un problema: para producir un litro de esta popular bebida necesita, en promedio, tres de agua. Un factor que la ha vuelto impopular entre algunos sectores de la población, a pesar de ser la bebida alcohólica favorita en México, con un consumo en 7 de cada 10 hogares, según Kantar Worldpanel.

Para revertir esta situación, las empresas han ido introduciendo nueva tecnología para reducir su consumo y aprovecharla al máximo. De los tres litros necesarios, solo uno acaba convertida en cerveza, el resto se usa en los procesos de limpieza de los tanques, para el lavado de las botellas retornables, el funcionamiento de los sistemas de refrigeración de algunos equipos y para la pasteurización.

Para hacer un litro de cerveza se necesitan, en promedio, tres de agua. Para reducir este consumo, las grandes firmas cerveceras invierten en mejoras en su operación
Para hacer un litro de cerveza se necesitan, en promedio, tres de agua. Para reducir este consumo, las grandes firmas cerveceras invierten en mejoras en su operación
(Foto: Especial)

Y, pese a todo, el consumo de esta industria es menor al que tienen otras bebidas como el vino, el café o los jugos, de acuerdo con la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura).

Luis Manuel Guerra, químico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), explica que la industria cervecera mexicana ha implementado buenas prácticas en la operación y la reducción en el consumo de agua, sobre todo desde que entró AB InBev y Heineken -que en conjunto tienen más de 97% del mercado mexicano, según Euromonitor-. Tan es así que en menos de 10 años ha disminuido alrededor de 40% su uso.

"Es un ejemplo en términos de sustentabilidad, que está injustamente satanizada, porque la gente desconoce los esfuerzos que se han hecho para hacer más eficiente la operación", comenta el académico.

Las nuevas plantas de las líderes del mercado cuentan ya con tecnología más moderna, que les permite aprovechar al máximo el agua.

Por ejemplo, la fábrica en Yucatán de AB InBev, inaugurada en mayo de 2017, tuvo como meta desde su concepción ser una de las más sustentables. Luiz Gustavo Barros, gerente general de Cervecería Yucateca explica que el agua que sobra de los procesos se manda a la planta de tratamiento, donde es usada para riego y limpieza.

"La meta principal del grupo AB InBev para 2025 es la reducción, aprovechamiento y reciclaje del 100% del agua, eso ya lo hacemos aquí", señala Barros, quien añade que, además, en las zonas donde tienen plantas y hay estrés hídrico, la firma cuenta con programas para regresar el agua a las comunidades en un trabajo conjunto con las autoridades locales.

En el caso de Heineken, la planta más nueva del grupo en México es la que se encuentra en Meoqui, Chihuahua. En su primer año de operación, el uso de agua para elaborar cerveza fue de 2.8 litros, una cifra menor al promedio del grupo holandés a nivel mundial, que es de 3.6 litros.

Más información en: https://expansion.mx