Municipios

Establecen alianza para salvar el cerro de La Cruz, principal pulmón de Uruapan
>>Se busca plantar cerca de 90 mil pinos
Grecia Ponce Lunes 18 de Marzo de 2019
A- A A+

Uruapan, Michoacán.- La Comunidad Indígena del barrio de San Miguel y la unión de resineros, Ejido Verde, establecieron una alianza comercial para salvar lo que queda del bosque en el cerro de La Cruz, el principal pulmón de Uruapan.

El proyecto consiste en invertir, para plantar casi 90 mil pinos de la especie Ocarpa, en un lapso de 10 años, a razón de 800 árboles por hectárea. Como serán 101 hectáreas, se proyecta una plantación total de 88 mil 400 pinos.

Se pretende plantar casi 90 mil pinos de la especie Ocarpa, en un lapso de 10 años
Se pretende plantar casi 90 mil pinos de la especie Ocarpa, en un lapso de 10 años
(Foto: Grecia Ponce)

Este plan busca establecer plantaciones forestales y tras su primera década de vida, extraer resina. Con ello se generarán ingresos sustentables, para los comuneros poseedores de ese bosque, que quedó severamente dañado tras los incendios del 2016.

Así lo dio a conocer la presidenta del Comisariado de Bienes Comunales, Martha Esmeralda Ordaz García, quien informó sobre el contrato que se pactó Ejido Verde.

La entrevistada expuso que lo que se busca es la sustentabilidad "de nuestro bosque. Estamos hablando de 565 hectáreas, de vocación exclusivamente forestal. Nos han afectado incendios, principalmente el del 2016 y con este proyecto tratamos de trabajar. No es nada fácil restaurar 10 años de bosque, mediante una inversión en efectivo y de trabajo".

La inversión es a largo plazo y en el proyecto toma parte tanto la comunidad, como Ejido Verde, bajo la supervisión de la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR).

La propuesta tiene que regirse bajo las normas de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y aunque la producción de resina será un beneficio adicional, ya que el objetivo principal es la restauración del bosque, los comuneros de San Miguel, en su mayoría de escasos recursos, ya tienen experiencia en la producción resinera.

De hecho la comunidad cuenta con un centro de acopio de este material y los que extraen la savia realizan de forma paralela labores de vigilancia.

Esmeralda Ordaz recordó que en el 2016, los incendios de abril afectaron a 320 hectáreas de las 565 que corresponden a San Miguel (como se sabe parte de este cerro, además de a San Miguel, le pertenece a la comunidad de San Juan Bautista, a Caltztontzin y al ejido Tiamba-La Basilia), pero la recuperación del mismo en los predios de la comunidad indígena del barrio de San Miguel es actualmente del 60 por ciento.

Por otra parte, manifestó que la propiedad de las 565 hectáreas, le corresponden de acuerdo a la Resolución Presidencial a 176 comuneros, pero que se busca informarle a todos los ciudadanos en qué consiste este proyecto y garantizar que no se busca hacer cambio del uso del suelo.