Municipios

Conmemora Pátzcuaro el CDLIV aniversario luctuoso de Vasco de Quiroga
Armando Martínez Jueves 14 de Marzo de 2019
A- A A+

Pátzcuaro, Michoacán.- Para recordar el CDLIV aniversario luctuoso de Vasco de Quiroga, se llevó a cabo un acto alusivo en la Plaza que lleva el nombre de quien también fuera el primer obispo de Michoacán; en este evento, estuvo presente el gobernador el estado, Silvano Aureoles Conejo, así como el Cardenal, Alberto Suárez inda, quien fuera el encargado de dar lectura al discurso oficial del programa, en la que resaltó la figura de vasco de Quiroga, así como su vida y obra en Michoacán y principalmente en la región de Pátzcuaro.

El acto dio inicio con los honores a la bandera y el himno nacional, para después el edil anfitrión de Pátzcuaro, Víctor Manuel Báez Ceja, diera las palabras de bienvenida, donde en su mensaje, dijo que Pátzcuaro se siente orgulloso de tener a un hombre a quien se recuerda y se venera, al haber sido un humanista, un visionario que implementó la utopía de Tomas Moro, la cual en la actualidad está más vigente que nunca. Dijo que Vasco de Quiroga, fue un hombre que supo ganarse el corazón y el amor de los purépechas y por ello simplemente se le llama “Tata Vasco”.

Por su parte, el cardenal, Suárez Inda, en su lectura dijo que decir que vasco de Quiroga, fue un soñador, no es de ninguna manera que haya sido un iluso o un ingenuo, porque para él, la utopía fue un proyecto a realizar con esfuerzo y con realismo. Aseguró que la persona que no sueña es un conformista, más aún podría llamarse un mediocre dejando que la vida transcurra sin ideales, sin motivaciones y quien no sueña, es un cobarde que se deja aprisionar por las adversidades.

 CDLIV aniversario luctuoso de Vasco de Quiroga
CDLIV aniversario luctuoso de Vasco de Quiroga
(Foto: ACG)

Continuó diciendo que entre los muchos rasgos de la enorme personalidad de Vasco, dijo que en primer lugar fue un hombre estudioso siempre con el anhelo de aprender en los colegios de Valladolid. En la Universidad de Salamanca, en España, compartió con maestros y con discípulos la Ciencia del Derecho, razonando y abriendo su mente lo cual lo capacitó para ser un juez y abogado digno de confianza.

Vasco de Quiroga fue enviado a África como juez y posteriormente fue enviado a América a encabezar la Segunda Audiencia en la Nueva España, donde abrió su espíritu a las más diversas culturas y sin despreciar a quienes hablaban otras lenguas, o a quienes tenían otras costumbres u otras tradiciones. De la misma manera, dijo el Cardenal, Quiroga se distinguió por su enorme capacidad de trabajo, ya se dice que dormía poco y cuando lo hacía, era en un sillón, además de haber viajado por caminos largos con incomodidades, ya fuera por mar o tierra. Suarez Inda, presumió que el sombrero ancho que vasco de Quiroga utilizara para cubrirse de las inclemencias del tiempo en sus viajes de hace más de 400 años, los conserva en una parte de la catedral de Morelia.

De la misma manera, el cardenal, resaltó los pueblos Hospitales que construyera en la santa Fe, México y en santa Fe de la laguna, para atender a los más necesitados y ya como obispo, se dio a la tarea de visitar parte de Michoacán y del ahora Estados de Guerrero, Colima, Guanajuato, San Luis Potosí y hasta el sur de Tamaulipas que conformaban su obispado. Aseguró, que vasco de Quiroga fue un hombre austero, que no le gustó atesorar riquezas, sino por el contrario, invertía todo su salario y patrimonio personal en favor de los más desprotegidos y donde en sus visitas pastorales personalmente llevaba las velas para que la gente no gastara en nada, además de no exigir honorarios y que no hubiera pretextos y así facilitar los servicios.

Quiroga fue un amante de la justicia y un defensor de los derechos humanos y aunque nunca promovió litigios, supo hábilmente demostrar la inocencia y con verdadera pasión luchó contra todo tipo de esclavitud, argumentando la igualdad de todas las razas y sin distinción de edad, de género o de creencias y donde entre los Derechos Humanos, contemplaba en primer lugar la salud, la vida, la educación y la oportunidad de trabajar, así como el acceso a una diversión sana, pero sobre todo la oportunidad de abrir el corazón a la gracia de Dios, pero sin forzar a nadie y sin imponer, sino más bien, persuadiendo la palabra y el ejemplo.

Por su parte, el gobernador Silvano Aureoles Conejo, en su mensaje alusivo al humanista recordado en la fecha de su muerte, dijo que Vasco de Quiroga contribuyó a la organización social y aunque nació en España, su vida, obra y legado en nuestro estado, lo convirtieron de manera genuina en uno de los michoacanos más notables de nuestra historia. Dijo el mandatario michoacano, que mucho de lo hoy somos como pueblo, no se puede entender sin el humanismo de vasco de Quiroga.

También fue el primer defensor de los derechos humanos de nuestros hermanos indígenas, construyó hospitales que en el siglo XVI representaron las primeras instituciones de salud en el continente americano. Sus conocimientos en diversas disciplinas, dijo Aureoles Conejo, ayudaron a desarrollar la agricultura en esta región, así como el aprendizaje de oficios en las comunidades y que no hacen ser uno de los Estados más diversos variado en artesanías y arte popular.

Dijo que los valores, la hospitalidad y el esfuerzo que caracteriza a los michoacanos, también son parte de la herencia que este humanista dejó a nuestro pueblo y por ello con el objetivo de recuperar y promover el enorme valor histórico que tiene para Michoacán y para México, la obra de quien fuese el fundador del Colegio de San Nicolás, recientemente, dijo haberse reunido con las autoridades de la Universidad de Salamanca, España, con el fin de reactivar la catedra, en coordinación con la Universidad Michoacana y asimismo, dijo haber hecho una solicitud ante el gobierno español, para realizar en la casa de México en España, una exposición de la vida y obra de vasco de Quiroga, así como de la ruta turística que en su tiempo elaboró el propio humanista.

Finalmente, se depositaron ofrendas florales y se montaron guardias de honor, a los pies del monumento erigido en honor a Quiroga, en medio de la plaza que lleva su nombre y posteriormente se dirigieron al que fuera el primer Colegio de San Nicolás Obispo, hoy convertido en Museo de Artes y Oficios, para el depósito de una ofrenda y se hizo lo propio en el Mausoleo de la Basílica de Nuestra Señora de la Salud, creación de Vasco de Quiroga y donde se encuentran sus restos sepultados.

Cabe mencionar, que en el evento estuvieron presentes las autoridades municipales de Tecolotlán Jalisco; el edil de Morelia, Raúl Morón Orozco; Raquel Sosa Elizaga, Rectora de las cien Universidades “Benito Juárez García”; el Rector de la Universidad Michoacana; representante del Poder Judicial del Estado, entre otros muchos invitados.