Municipios

Católicos de Pátzcuaro cumplen con el rito de la ceniza
Armando Martínez Miércoles 6 de Marzo de 2019
A- A A+

Pátzcuaro, Michoacán.- Con el Miércoles de Ceniza se da inicio con la cuaresma y donde cientos de fieles de este municipio de Pátzcuaro, acudieron como cada año a las diversas iglesias a “tomar ceniza” e iniciar muchos de ellos la abstinencia de carne en esta época y la cual termina el Domingo de Resurrección.

De acuerdo con la iglesia católica, el Miércoles de Ceniza marca el inicio de la Cuaresma, cuarenta días en los que se prepara la celebración de la Pascua y la llegada de la Semana Santa. Este día oscila entre un año y otro y en él se utiliza ceniza como elemento característico de esta liturgia. Junto a estas hay muchas otras curiosidades en torno a esta celebración.

Con el miércoles de ceniza se da inicio con la cuaresma
Con el miércoles de ceniza se da inicio con la cuaresma
(Foto: Armando Martínez)

El Miércoles de Ceniza se celebra cuarenta días antes del Domingo de Ramos que es el día en el que comienza la Semana Santa. Este día oscila entre años y puede tener lugar entre el 4 de febrero y el 10 de marzo.

Este día implicaba un ayuno en sus orígenes. En un primer momento se iba a realizar seis semanas antes de la Pascua, pero al coincidir en domingo, se cambió al miércoles, porque el domingo es el día del Señor y no se ayuna.

Esta celebración no es única del calendario católico, sino que también tiene lugar en el anglicano y el protestante.

La ceniza que se utiliza para marcar a cada persona se obtiene tras incinerar los ramos que fueron utilizados y bendecidos durante la celebración del Domingo de Ramos del año anterior.

El Miércoles de Ceniza los católicos practican el ayuno y la abstinencia. Los católicos que acuden a mise reciben la imposición de la ceniza sobre la cabeza. La ceniza es un símbolo de penitencia que representa la caducidad de la vida humana.

La ceniza está relacionada con la muerte y la vanidad. En los orígenes de la Iglesia, las personas que querían convertirse se ponían ceniza así mismos para mostrar su penitencia. También era utilizada por los pueblos griegos, egipcios, judíos y árabes como señal de luto. La Iglesia comenzó a utilizarla desde el siglo XI como símbolo de penitencia.