Municipios

Contaminación agrava escasez de agua potable en Zamora
Ernesto López Servín Martes 5 de Marzo de 2019
A- A A+

Zamora, Michoacán.- requiere una gran cantidad de agua potable para sus ciudadanos, desgraciadamente, la ciudad no posee la cantidad de líquido para la población, aunado a esto diariamente se contaminaban las fuentes de agua en la región, lo que agrava la situación, por lo que autoridades zamoranas han pretendido obtener este recurso hídrico de municipios cercanos, en varias décadas y en los últimos tres años, se ha acrecentado esta problemática.

Rio Celio
Rio Celio
(Foto: Ernesto López Servín)

En el 2017: en octubre 7 inicia un controvertido proyecto auspiciado por el diputado federal Marko Cortés (PAN) y el alcalde Rubén Cabrera Ramírez (PAN proveniente de una metamorfosis de Movimiento Ciudadano). La idea de entubar parte del caudal del Celio, desde la Presa Verduzco beneficiaba, en lo inmediato a agricultores y negociantes inmobiliarios pero se anunciaba como la “construcción de red de agua potable de 1.290 km del Rio Celio a su paso por este municipio”, señalo el investigador del Colegio de Michoacán COLMICH, José Luis Seefo Luján.

Los 20 millones signados en convenio por Rubén Cabrera Ramírez, alcalde; Carlos Maldonado Mendoza, secretario de finanzas; y Victor Lichtinger Waisman, coordinador general de gabinete de Silvano, el 27 de octubre de 2016, habían sido autorizados para instalar una red de agua potable abastecida desde el Celio y, a la vez, para uso privado tal como se titula el proyecto: “para beneficio de la Asociación de Usuarios de las presas Urepetiro y Verduzco, Asociación Civil”.Tal gestión, tenía antecedentes poco transparentes, Conagua, había suscrito un convenio (RM-E-Mich.-061 MOD1; CON-001-14, Informe final) fechado en mayo de 2015, remarco José Luis Seefo Luján.

Por fortuna, el plan para entubar el río Celio no prosperó por una combinación de factores: presión social, dictamen negativo de las autoridades ambientales, revocación hecha por el propio cabildo de Jacona y, tal vez, por convencimiento de los líderes de la comunidad agraria de Jacona de la inviabilidad del proyecto, explico el investigador del COLMICH.

2018: Entubamiento completo del manantial Santo Entierro con un ducto de 1,347.55 metros de longitud y un gasto de 40 litros por segundo para beneficiar en “forma directa a 1400 habitantes y de modo indirecto a 26,496” con 100 litros por día para cada habitante de Jacona. La obra se llevó a cabo con oposición de los habitantes de la calle Allende y una suerte de indiferencia –o aceptación de muchos otros barrios.2019: Febrero, colocación de ducto 25 cm X 980 metros, nuevo drenaje (margen derecho) en el lago de Camécuaro. De pronóstico reservado, finalizo José Luis Seefo Luján.