Política

Llama Silvano Aureoles a que desaparezcan las tribus al interior del PRD
Sandra Soraya Castro S√°bado 17 de Noviembre de 2018
A- A A+

Morelia, Michoac√°n.- En v√≠speras del XV Congreso Nacional del Partido de la Revoluci√≥n Democr√°tica (PRD), el gobernador de Michoac√°n, Silvano Aureoles Conejo, se pronunci√≥ por el rescate de los or√≠genes del partido y la desaparici√≥n de tribus al interior del instituto pol√≠tico las cuales dijo que han convertido en ‚Äúfranquicias de poder‚ÄĚ.

Silvano Aureoles Conejo, gobernador del estado
Silvano Aureoles Conejo, gobernador del estado
(Foto: Archivo)

En una carta abierta el mandatario afirmó que este fin de semana los perredistas tendrán la oportunidad de reencontrarnos con la ciudadanía, como una opción electoral que levante las banderas de una izquierda progresista.

En este contexto, enumeró cinco puntos que dijo deberán ser tratados y sopesados por el bien del partido.

Entre los puntos se√Īala que el PRD debe ser un partido que abrace las causas de las y los mexicanos.

En este sentido dijo que el pasado 1 de julio el electorado expres√≥ sus preferencias de manera muy clara emitiendo un mensaje muy desfavorable para el partido del sol azteca en el que se se√Īala que la ciudadan√≠a no se siente representada: ‚Äúdejamos de abrazar las necesidades de la poblaci√≥n‚ÄĚ, dijo y ante ello apunto que el PRD debe retomar las causas de la gente.

‚ÄúEl PRD debe regresar a sus valores e ideolog√≠as que le dieron vida, que fueron los motivos de nuestra raz√≥n de lucha, y de la de millones de mujeres y hombres convencidos con nuestro proyecto pol√≠tico. Muchos de ellos, incluso, a costa de sus vidas‚ÄĚ, dijo.

El mandatario estatal se√Īala adem√°s en la carta abierta la necesidad de que el PRD sea un partido sin corporativismo: ‚ÄúDebe dejar de ser reh√©n de los grupos de presi√≥n, de las corrientes, de los poderes f√°cticos, de las agrupaciones que tienen agendas propias y que se apoyan como resorte en la estructuras del partido‚ÄĚ, apunt√≥.

Al respecto, puntualizó que el partido debe dejar el corporativismo como una necesidad y volver a ser un partido de izquierda, un partido ciudadano apegado a resolver los problemas de la sociedad, y no los intereses personales o de grupo.

Igualmente se pronunci√≥ por que el PRD sea un partido sin burocracia pues reconoci√≥, tras 30 a√Īos se convirti√≥ en un instituto burocr√°tico mas que ejecutivo.

‚ÄúCrecieron los recursos humanos como si fu√©semos una empresa, pero no creci√≥ la simpat√≠a del partido. Decrecimos en representantes populares y se ensanch√≥ la n√≥mina y la burocracia en las distintas secretarias y √≥rganos partidarios‚ÄĚ, reclam√≥.

Aureoles Conejo hizo énfasis también en la necesidad de que el PRD sea un partido auditor de sus gobiernos y representantes populares hecho que se olvidó y se dejó de lado, dijo.

‚ÄúNo debemos abandonar a nuestras autoridades en el ejercicio del poder mandatado por el pueblo. Necesitamos del reconocimiento de nuestros electores; ah√≠ est√° el refrendo o castigo electoral. No m√°s olvido de los que nos representan. Urge un √≥rgano que est√© permanentemente revisando nuestras pr√°cticas de gobernanza, para replicar y potenciar aquellas que conlleven un beneficio de alto impacto en la sociedad, pero tambi√©n para evidenciar y sancionar, con todo el peso de la ley y de nuestros estatutos, aquellas que van en contra de los intereses del pueblo‚ÄĚ, dice textualmente la carta abierta.

Finalmente, el mandatario recalcó la necesidad de que el partido del sol azteca sea un instituto sin corrientes.
Dijo que aunque se reconoce el origen plural del partido, conforme fueron avanzando los a√Īos las corrientes que lo integraron se pervirtieron y se convirtieron en corrientes de presi√≥n y cuotas de poder pol√≠tico.

‚ÄúMuchos de los malos resultados del 1 de julio, y de otros a√Īos, no los entendimos ni interpretamos correctamente; la ciudadan√≠a nos ve√≠a dividi√©ndonos y pulveriz√°ndonos entre tanta corriente‚ÄĚ, reflexion√≥.
Se√Īal√≥ adem√°s que las corrientes se convirtieron en franquicias de poder para tener derecho a alg√ļn cargo de elecci√≥n popular, los militantes ten√≠an que ser pasantes de alguna corriente o meritorios de un grupo.
En este sentido insisti√≥ en la necesidad de rescatar al PRD recuperando su esencia original y se√Īal√≥ que s√≥lo as√≠ podr√°n convertirse en la √ļnica y verdadera izquierda de M√©xico.