Municipios

Trapper Wolsey, piloto canadiense, enamorado del río Balsas
Ángel Ramírez Ortuño Jueves 11 de Octubre de 2018
A- A A+

Huetamo, Michoacán.- Robusto, mocetón, colorado y con dos cervezas en la mano, sin pensarlo mucho solicitamos una entrevista a el piloto canadiense, llamado Trapper Wolsey, quien después de arribar en su poderoso lancha equipada con un motor de helicóptero, surcaba las embravecidas aguas del río Balsas, retadas por una treintena de pilotos nacionales y extranjeros que osaron navegar sobre 700 kilómetros de agua, en algunos casos a contra corriente, el piloto, feliz de la vida esperaba turno para comer una mojarra frita, mientras ya le ofrecían mezcal de Zihuaquio y embadurnado de repelente para los moscos y bloqueador para el sol, con sonrisa sardónica aceptaba la entrevista.

Sin embargo, Wolsey no habla una palabra en español, y ante la falta de un traductor, entre un champurrado splanglis, que sonrojó al canadiense, le preguntamos sobre su punto de vista sobre las particularidades del Balsas, en respuesta cordial, calificó al legendario río de ser un escenario natural de incomparable belleza, bellas montañas, verdes valles, cañadas, floreciente agricultura, sobre todo, recalcó que le encantó la hospitalidad de los pobladores ribereños, las muchachas bonitas, el trato afable de las autoridades, los niños, mujeres y ancianos; celebraba que se autorizara su ruta para un campeonato mundial de motonáutica.

El piloto canadiense, Trapper Wolsey
El piloto canadiense, Trapper Wolsey
(Foto: Ángel Ramírez Ortuño)

De tamaño de un oso, Trapper Wolsey resoplaba fuerte, y lucía orgulloso un morral bellamente decorado por pintores de la Casa de la Cultura de Huetamo, repleto de panochas, semillas de calabaza, una botella de mezcal y otros detalles, le asistía el navegante, Jimmy Jackson, con quien tripula la embarcación Leroy CK 151, un asistente más de Coyuca de Catalán, casi, casi un jeque árabe, pero sencillo y agradable, compartía su emoción con pilotos extranjeros como El Coyote Fred Crynick, el veterano Leo Wright, Sergio Velázquez, los Cortez Palma, Posadas, Quirogas, Villafuertes y Rodríguez y con ellos don Guillermo Cortez, regio personaje náutico michoacano agregado en la lista.

Ni hablar, le exclamé al absorto canadiense inmerso en tratar de traducir mis tropelías lingüísticas, dejamos en paz al robusto camarada procedente de las tierras de la mariposa Monarca, ya que se había consumido la dotación de cervezas y buscaba abastecer su exigente paladar, ya que como dicen los árabes: "En el bar... la vida es más sabrosa". Gracias amigo Trapper -I say helowww from Mexico and Huetamo town.