Municipios

Manejo inadecuado de desechos, contribuye a las inundaciones en Pátzcuaro
Armando Martínez Martes 2 de Octubre de 2018
A- A A+

Pátzcuaro, Michoacán.- El problema de inundaciones, fugas de aguas residuales y taponamientos en varios drenajes públicos, sigue siendo la acumulación de todo tipo de desechos, los cuales al no dejar fluir las aguas pluviales y residuales, estas brotan hacia el exterior, corriendo por las calles y dejando malos olores.

En esta temporada de lluvias y ante la gran cantidad de basura de todo tipo, así como material para construcción de quienes construyen o remodelan algún inmueble, son arrastradas hacia los drenajes, los cuales se saturan y tapan los tubos y las aguas negras salen a la superficie causando un problema de contaminación.

Todo tipo de desechos son la causa del bloqueo e los drenajes públicos y de las fugas de aguas residuales
Todo tipo de desechos son la causa del bloqueo e los drenajes públicos y de las fugas de aguas residuales
(Foto: Armando Martínez)

El problema desde hace años se vive principalmente en las inmediaciones del mercado municipal, donde los comerciantes al terminar su labor de trabajo, dejan cientos de kilos de desechos de frutas y verduras entre otras cosas, las cuales al caer alguna fuerte lluvia, los desechos son arrastrados hacia las coladeras y al ser taponeadas, el agua no fluye y brota hacia afuera del drenaje hacia la vía pública. De la misma manera, los materiales para construcción que se dejan en la va publica, también son arrastrados por las corrientes pluviales hacia los drenajes, causando taponamientos.

Pero no solo eso es causa de las fugas de aguas residuales, también son ocasionadas por los restauranteros y hoteleros que se encuentran en la zona centro de Pátzcuaro, al verter aceite y grasa a los drenajes, lo que provoca que este material se “pegue” en los tubos y se reduzca el diámetro, por lo que las autoridades correspondientes deben coordinarse con los prestadores de servicio, para no provocar este problema, al igual que con los comerciantes del mercado municipal, que no dejen desperdicios en la vía pública.