Municipios

Excremento de perro en las calles, problema de salud pública en Pátzcuaro
Armando Martínez Lunes 1 de Octubre de 2018
A- A A+

Pátzcuaro, Michoacán.- El problema de excrementos de perros, tanto callejeros como de esos animalitos que sus dueños sacan a pasear, ya es un problema serio y puede convertirse en un problema de salud, ya que por donde quiera, principalmente en las plazas y calles del centro de Pátzcuaro, hay excremento de canes por doquier, el cual es pisado por la gente y va dejando “huella” en el camino.

Ciudadanos muestran su molestia, debido a que en varios de estos casos, hombres y mujeres de todas las edades sacan principalmente por las mañana a pasear a sus mascotas y no tienen la precaución de levantar el excremento que dejan sus perros de todos tamaños, salvo en algunos casos si hay quien lleva su bolsa u otro recipiente para recoger los desechos de sus mascotas, pero también hay quien (en su mayoría), que dejan que sus canes hagan sus necesidades en cualquier parte y ahí la dejan.

El excremento de perros se está convirtiendo en un serio problema
El excremento de perros se está convirtiendo en un serio problema
(Foto: Armando Martínez)

A esto, hay que agregarle el problema de los perritos callejeros que por donde quiera hacen sus necesidades fisiológicas y no hay quien la recoja, por lo que la gente que no se fija, pisa estos desechos y van dejando en el camino el excremento. Ni los vecinos que ven que el problema es frente a su casa, hacen algo por asear y prefieren que este se agrande al paso de la gente.

No se quiere que haya razas de estos animales que ninguna culpa tienen de andar en la calle, ya que hay un dicho que dice que “no hay perros en situación de calle, sino que son de gente irresponsable que no tienen cuidado de estos”, sino que se trata de que alguna autoridad apoye en esos casos, como pudiera ser entre los mismos barrenderos que asean las calles, que los doten de las herramientas necesarias para hacer el aseo en estos casos y no se deje que por apatía se deje crecer el problema, que como se dijo, puede convertirse en un problema de salud pública.

Se dice, que recoger las heces del can reduce al mínimo las posibilidades de exposición a los huevos y larvas de gusanos, lombrices y otros parásitos que causan estragos en el sistema intestinal humano. Algunos parásitos que se encuentran en las heces caninas pueden causar lesiones oculares graves en los niños pequeños, explica el sitio clubperruno.com.