Municipios

Pese a desasolve del drenaje en Pátzcuaro, las inundaciones podrían continuar
Armando Martínez Miércoles 19 de Septiembre de 2018
A- A A+

Pátzcuaro, Michoacán.- Trabajadores del Organismo Operador del Agua Potable, Alcantarillado y de Servicios (Ooapas) de Pátzcuaro, oficina presidida por Efraín Pérez Lombera, llevaron a cabo trabajos de desazolve en el drenaje de la calle Libertad, el cual estaba tapado por desechos que vierten los comerciantes establecidos provocando que el drenaje se tape y las aguas residuales salgan hacia el exterior provocando malos olores y posiblemente hasta pudiera provocar alguna epidemia de salud.

Después de la denuncia hecha por comerciantes ambulantes y semifijos, así como por los comerciantes establecidos, en relación a la fuga de aguas negras que salían del drenaje de la calle Libertad y las aguas corrían por entre los puestos y calles adyacentes, el actual titular del Ooapas, Pérez Lombera, procedió a enviar la tarde y noche del martes a una cuadrilla de trabajadores para que realizaran las acciones para destapar el drenaje.

Grasa o aceite y tierra entre otro tipo de desechos, fueron extraídos del drenaje de la calle Libertad, lo que ocasionaba un tapón y la fuga de aguas residuales
Grasa o aceite y tierra entre otro tipo de desechos, fueron extraídos del drenaje de la calle Libertad, lo que ocasionaba un tapón y la fuga de aguas residuales
(Foto: Armando Martínez)

Al decir del funcionario y trabajadores que acudieron a solucionar el problema, el motivo del bloqueo del drenaje y posterior fuga de aguas residuales, es porque principalmente dos establecimientos que se encuentran en dicha calle Libertad, vierten sus desechos al drenaje, tal es el caso de un negocio de pollos rostizados, donde los empleados vierten la grasa al drenaje público. Otro caso en es de un local de venta de papa, donde lavan el producto antes de comercializarlo y al lavar el tubérculo, la tierra que sale también es vertida al mismo drenaje, lo que ocasiona que este se lleve de grasa y tierra, además de otros tipos de desechos, para finalmente las aguas negras y mal olientes al no poder correr por el drenaje, salen a la superficie por las tapas y se vayan por la calle causando olores fétidos y hasta pudiera provocar enfermedades gastrointestinales, ya que en ocasiones los productos comestibles que venden los comerciantes del lugar, se cae entre el agua y este es recogido nuevamente y colocado para su venta.

Fueron varios costales y bolsas los que se llenaron con lo que los trabajadores extrajeron del drenaje y que posiblemente esta no sea la total solución, ya que el problema puede seguir, en caso que la grasa y la tierra de los comercios antes mencionados sigan vertiendo sus desechos al drenaje. Es por eso, que el titular del Ooapas, Efraín Pérez, invita a estos comerciantes a que busquen la manera de no verter la grasa y la tierra al drenaje, porque de lo contrario será un problema de nunca acabar, o se procederá a sancionar a los encargados de estos establecimientos.