Sociedad

Arranca última obra de la era Alfonso Martínez
Erandi Torres Martínez Viernes 31 de Agosto de 2018
A- A A+

Morelia, Michoacán.- Con una inversión de 6 millones de pesos, el ayuntamiento de Morelia que encabeza Alfonso Martínez Alcázar puso en marcha la última obra que arrancará de manera oficial como presidente municipal. Se trata de la Plaza de la Paz y el árbol del Papa, obra con que la pretenden generar un sitio de esparcimiento cerca de los centros fabriles del centro de la ciudad.

De acuerdo con el aún edil capitalino, esta acción pretende rescatar los espacios públicos del centro de Morelia, por tratarte de un sitio relacionado con prostitución, adicciones e inseguridad, pero que ahora tomará una cara diferente puesto que se conectará con otras construcciones del Centro Histórico lo que permitirá tener una mayor oferta turística para los morelianos y visitantes.

Plaza de la Paz
Plaza de la Paz
(Foto: Héctor Sánchez)

Indicó que esta obra se conecta con la peatonalización de las calles Benito Juárez, Ignacio Zaragoza y Nigromante, así como el rescate de la antigua central Camionera donde actualmente opera el centro municipal de Atención a Víctimas, el centro de Justicia y el Centro de Control, Comando, Comunicación, Cómputo y Calidad (c5) de la ciudad que actualmente, dijo, opera de manera eficiente y en beneficio de todos los capitalinos.

"Con esta construcción de la Plaza de la Paz es tener una plaza que represente la paz en Morelia, tan necesitado en Michoacán y en todo el mundo. Mientras en todo el mundo hay problemas de inseguridad, violencia, incluso de atentados terroristas en nuestro país también tenemos atentados no terroristas pero que son de la inseguridad que vivimos, es junto que en Morelia comencemos a hablar de la paz, que sea la ciudad el inicio de la construcción de paz de Michoacán, México y el Mundo entero" pues su mayor anhelo es que la ciudad de posiciones nivel mundial de la paz, comentó equiparando esto con Davos, Suiza que es el punto económico mundial más importante.

Por su parte, el Arzobispo de Morelia, Carlos Garfías Merlos, comentó que construcciones de este tipo contribuyen a que la ciudadanía comience a tomar conciencia sobre la importancia de tener tranquilidad en su entorno, por lo que abonan a mejorar la percepción de seguridad y con ello combatir la violencia y delincuencia que aqueja a los michoacanos.