Municipios

Comunidad indígena de Huetamo recordó la muerte de San Juan el bautista
Ángel Ramírez Ortuño Viernes 31 de Agosto de 2018
A- A A+

Huetamo, Michoacán.- En un acontecimiento social y religioso que no pasó desapercibido por la Comunidad Indígena de Huetamo, desde el amanecer del día miércoles 29 de agosto se despertó a la ciudad con tronido de cohetes y otros acontecimientos dentro de la celebración de un año más de la muerte de San Juan El Bautista, Santo Patrono de Huetamo, por lo que para tal fin se organizó una peregrinación con la sagrada imagen de San Juan que partió del templo parroquial rumbo al Cerro de Dolores, donde al arribar fue instalado en un santuario del paraje del “Coquito”, donde se ofició una santa misa en memoria del personaje decapitado en Israel por un capricho de la reina Salomé.

Celebración de un año más de la muerte de San Juan El Bautista
Celebración de un año más de la muerte de San Juan El Bautista
(Foto: Ángel Ramírez Ortuño)

Allá en el Coquito, y frente a una centena de miembros de la Comunidad Indígena de Huetamo se entonaron cánticos religiosos a lo largo de la misa oficiada por un sacerdote de la parroquia de Huetamo, ya entrada la tarde se procedió a regresar a la ciudad y llevar la sagrada imagen de San Juan a la casona comunitaria indígena de La Loma de Las Rosas, donde permaneció la tarde y noche, para regresar finalmente a su sitio de honor en el templo, mismo que justamente lleva su nombre y concluir de esa forma un año más de la muerte de ese personaje que antecedió a Jesucristo y predicó en el desierto de la forma más humilde que se recuerde.

Con esta actividad religiosa ofrecida a San Juan El Bautista, regresaba la duda entre varios huetamenses que siguen en la confusión de los nombres de dos importantes juanes, el primero, que es el Santo Patrono de Huetamo, San Juan El Bautista, y el segundo, Fray Juan Bautista de Moya, quien es el personaje religioso que correspondió evangelizar a los pueblos de Cutzio, Purechucho y Huetamo, de tal forma que debe haber mayor confusión al respecto, en relación de que uno es el Santo Patrono de los huetamenses, mientras que el otro es el gran evangelizador religioso y quien construyera la primera capilla católica en esta tierra en el año de 1553.