Municipios

Nuevamente invaden y cambian el uso del suelo en terrenos de comunidad indígena en Uruapan
Grecia Ponce Jueves 30 de Agosto de 2018
A- A A+

Uruapan, Michoacán.- Volvieron a invadir y a cambiar el uso del suelo en terrenos de la comunidad indígena del barrio de San Francisco.

En esa superficie de unas 100 hectáreas, en febrero del año pasado, la Procuraduría Federal del Medio Ambiente (PROFEPA), ordenó la reconversión de esa superficie forestal, en la que había árboles de aguacate de diversas edades en bosque; es decir a su vocación original.

En aquellas fechas se derribaron unos 50 mil árboles de aguacate, tanto en plena producción, como de edades diversas.

PROFEPA ordenó el retiro y destrucción de plantas de aguacate establecidas en cinco predios
PROFEPA ordenó el retiro y destrucción de plantas de aguacate establecidas en cinco predios
(Foto: Grecia Ponce)

Ahora, PROFEPA ordenó el retiro y destrucción de plantas de aguacate establecidas en cinco predios, ya que de nueva cuenta los terrenos fueron invadidos y sembrados con plantas de este fruto, prohibido en esta zona, ya que se trata de un área boscosa, en donde sólo debe haber pinos, encinos y otros árboles que no sean frutales.

Sin embargo esta victoria de la comunidad fue opacada, ya que por otro lado, criminales talaron y robaron unas 10 hectáreas de pino en predios también de San Francisco, de donde extrajeron árboles de hasta 60 años de edad.

De acuerdo a lo dado a conocer por autoridades comunales, el pasado miércoles 29 se destruyeron 400 plantas de aguacate en bolsa, listas para trasplantarse en los terrenos comunales, mil retoños de aguacate y una nueva plantación de este fruto, que comprendía unos 2 mil arbolitos.

La destrucción de este intento de establecer nuevamente una huerta ilegal, se llevó a cabo de acuerdo al acta de inspección de PROFEPA, número, 00001/201/-VER y el Expediente Administrativo, PFPA/22.3/2C.27.2/00338-2016

Durante este ilícito, se cometió un derribo masivo de árboles de 60 años de edad
Durante este ilícito, se cometió un derribo masivo de árboles de 60 años de edad
(Foto: Grecia Ponce)

Las medidas correctivas determinadas por la mencionada Procuraduría consistieron la orden de retirar "las plantas de aguacate, establecidas en los predios denominados La Joya; una parte de Llano Grande; la parte baja de Los Amoles; El Panteón y el cerro de Los Amoles"; terrenos todos pertenecientes a la comunidad indígena del barrio de San Francisco.

Por lo que toca a la tala cometida en otras 10 hectáreas se informó que se denunció ante la Fiscalía Regional y ante la Secretaría de Gobierno estatal la incursión realizada el pasado miércoles 22 de agosto.

Durante este ilícito, se cometió un derribo masivo de árboles de 60 años de edad, robo de dichos árboles y daños.