Escenarios

Alberto Portillo 30 años dedicados al arte del verso
Ernesto Hernández Doblas Martes 14 de Agosto de 2018
A- A A+

Morelia, Michoacán.- Este lunes el poeta michoacano Alberto Portillo Ambriz cumplió 68 años de edad, de los cuales 30 los ha dedicado al arte del verso.
Cambio de Michoacán llevó a cabo una entrevista con el escritor que cursó estudios de ingeniería, de los cuales se desligó para dedicarse por completo a la poesía.

De acuerdo a sus palabras la vocación que hasta la fecha continúa desarrollando surgió en él a mediados de los años 80, al cobijo del poeta uruapense Tomás Rico Cano.
Éste, impartía un taller en la Casa de la Cultura llamado La Cúpula, por ubicarse en dicho espacio, mismo que después continuarían Francisco Javier Larios y Marco Antonio Regalado, entre otros.

Alberto Portillo
Alberto Portillo
(Foto: Ernesto Hernández Doblas)

Sin embargo el énfasis puesto por Rico Cano en la métrica tradicional, hizo que Portillo Ambriz junto con otros y otras emprendiera su propio grupo denominado Los Uandárichas (los que hablan).

Así fue como desarrollaron un taller propio; de igual modo que actividades culturales e incluso la distribución de un pequeño fanzine con el mismo nombre del grupo.
Arón Palmerín, Sergio Monreal padre, Francisco Vega, Margarita Vázquez y Roberto Maldonado son algunos de los nombres que junto al entrevistado emprendieron una aventura tal como él la llamó.

Sin embargo antes de eso y a pregunta expresa, Portillo Ambriz rememoró que fue su padre el que le dio los rudimentos del arte poética, pero también en el hogar existían libros que contribuyeron de manera temprana a despertar su interés por las letras.

"Mi padre inclusive me dijo: si quieres ser poeta necesitas estudiar las vocales; me sorprendí y hasta ahora estoy entendiendo porque me decía eso, porque son las que marcan en buena medida la música y el sonido".

Como parte de sus primeras influencias en cuanto al género poético, mencionó al michoacano Ramón Martínez Ocaranza, el guanajuatense Efraín Huerta y el peruano César Vallejo.
Y es que una de las características de la creación del entrevistado tiene que ver con el apego a los poetas de Latinoamérica, en un afán de cercanía y encuentro con las raíces y los intereses y paisajes comunes.

Ello le ha llevado entre otras cosas al haber vivido durante cinco años en Ihuatzio para estar cerca de la cultura purépecha y aprender lo más posible de ella en especial de sus pireris.