Sociedad

Momento oportuno para rediseñar política migratoria: Gonzalo Badillo
Gabriel Envila Fischer Sábado 4 de Agosto de 2018
A- A A+

Estudiada y analizada desde hace casi un siglo, la migración de mexicanos a Estados Unidos requiere más que cualquier otra cosa, de eficiencia en la atención institucional con la que el gobierno ataja las necesidades de nuestros migrantes, señaló en entrevista Gonzalo Badillo Moreno, especialista en el área y constructor en su momento de la propuesta constitucional que permitió el voto de los mexicanos desde el extranjero.

De entrada señala Badillo, es necesario poner en contexto todos los estudios migratorios realizados; ubicar a México como un país de inmigrantes de otros países, de migrantes que se desplazan en el interior del país, y de migrantes que salen del territorio nacional; pero más importante, concentrar la definición de la política migratoria en la Secretaría de Gobernación bajo la observación del presidente de la República, dejando atrás la injerencia que sobre ella tienen hoy la Secretaría de Relaciones Exteriores, la Segob, la Secretaría de Desarrollo Social, del Trabajo y otras que de manera independiente definen sus propias políticas de atención al sector.

La migración, agregó el académico, debe vincularse con el desarrollo regional de las zonas que impacta tanto en origen como en destino, como lo señaló en su carta al presidente norteamericano Donald Trump, Andrés Manuel López Obrador, presidente electo de México.

Momento oportuno para rediseñar política migratoria: Gonzalo Badillo
Momento oportuno para rediseñar política migratoria: Gonzalo Badillo
(Foto: Especial)

Nuestro país debe ser primero congruente con las cosas que exige a los Estados Unidos, y eso pasa por observar el trato que da a los migrantes centro y sudamericanos, así como la atención que brinda por ejemplo a sus jornaleros agrícolas, pero todo, insiste, debe ser contenido definido desde una misma visión de su política migratoria y no dejado a la libertad de cada dependencia federal o entidad federativa.

Tanto México como Estados Unidos deben incluir en su plan de gobernanza y gobernabilidad a la migración como un factor clave en su política por el impacto social que en ambas naciones genera, y eso es parte de lo que Andrés Manuel esboza en el primer acercamiento por escrito que mantiene con el mandatario estadounidense, consideró Badillo Moreno, quien resalta los estudios que sobre el tema existen más o menos desde 2005.

El rediseño de la política migratoria desde el gobierno federal, puntualizó, debe ser capaz de corregir las deficiencias legales y reglamentarias que permiten le ineficiencia en los programas de atención al sector e incluso la corrupción que se ha generado en algunos de ellos, imitando su impacto en beneficio de las comunidades migrantes.

“Se trata de hacer eficiente el gasto público, hay programas buenos y avances institucionales en las décadas en que se ha atendido la migración. Desde la creación de una ley, los programas de atención a jornaleros agrícolas, “Vete sano y regresa sano”, el 3x1 y muchos otros, el punto es revisar y corregir lo que en estos no funciona”.

Un ejemplo simple de lo anterior, apuntó, es que mientras en Zacatecas existe el 3x1 y el 2x1, en Michoacán solo hay 3x1, lo que en una muy elevada incidencia, provoca que los presidentes definan, pongan o no su parte, qué tipo de obras se aprobaran para construirse con el dinero de los migrantes. “Muchos de los vicios y de las corruptelas en que han caído algunos programas se debe a que la ley o sus reglas de operación lo permiten”, acotó.

Semigrante ineficiente

En Michoacán, segundo estado que más migrantes expulsa por falta de oportunidades a los Estados Unidos y principal receptor de remesas en el país, es el ejemplo claro de, que pese a ser un estado con política migratoria “de avanzada”, su atención institucional resulta ineficiente e incluso irresponsable.

“Michoacán es el pionero en la política migrante, con Lázaro Cárdenas Batel tomó forma y rumbo la política migratoria, pero también la realidad es que Michoacán ha tenido un bajo desempeño institucional en su atención a la migración y esto se debe a una mala planeación de la Secretaría del Migrante, en la que el gobernador pese a estar consciente de ese mal desempeño ha sido permisivo de ello”.