Municipios

Piden uruapenses priorizar seguridad antes que servicios públicos
Grecia Ponce Martes 31 de Julio de 2018
A- A A+

Uruapan, Michoacán.- Ya ni en su propia casa se sienten seguros los ciudadanos, quienes han preferido cambiar sus hábitos ante la inseguridad que se vive en el país.

En esta ciudad, las personas, piden priorizar la seguridad antes que cualquier otro servicio público. Lo contrario indica la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), realizada trimestralmente por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Lo que pasa es que la gente tiene miedo de ser víctima de la delincuencia en absolutamente todas partes, desde el momento en que acude a algún cajero automático, pasando por las calles que frecuenta de manera cotidiana y hasta en su trabajo, casa o escuela.

El 74.3 tiene miedo en el transporte público, el 68.7 por ciento en las calles que habitualmente usa y el 68.1 por ciento en el interior del banco al que acude
El 74.3 tiene miedo en el transporte público, el 68.7 por ciento en las calles que habitualmente usa y el 68.1 por ciento en el interior del banco al que acude
(Foto: Grecia Ponce)

Teniendo como base la ENSU, se sabe que la percepción de inseguridad o miedo de convertirse en estadística sobre inseguridad, en espacios físicos específicos, en marzo de 2018, era compartido por el 81.3 por ciento de la población encuestada, que se sentía insegura en los cajeros automáticos localizados en la vía pública.

El 74.3 tiene miedo en el transporte público, el 68.7 por ciento en las calles que habitualmente usa y el 68.1 por ciento en el interior del banco al que acude.

El 61.2 de los ciudadanos tienen miedo de ser víctimas de la delincuencia en el mercado y el 58.9 en las carreteras; el 56.8 en un parque recreativo y el 44.8 en un centro comercial y el 43.9 en un automóvil.

El 40.8 de los encuestados temen un ataque delincuencial, en el trabajo; 31.3 en su casa y el 27.9 en la escuela.

la ENSU indica que " La sensación de inseguridad por temor al delito y las expectativas que tiene la población sobre la seguridad pública se generan por la influencia de diversos factores, como la atestiguación de conductas delictivas o antisociales que ocurren en el entorno donde se desenvuelve la población. Así mismo, el temor al delito puede hacer cambiar las rutinas o hábitos de la población, así como la percepción que se tiene sobre el desempeño de la policía".

La población intuye que en lugar de mejorar, la situación empeorará. Hace cuatro meses el 36.2 por ciento de habitantes de 18 años y más, de las ciudades de interés (entre ellas Uruapan) consideró que en los próximos 12 meses la situación de la delincuencia en su ciudad seguirá igual de mal y el 36.3 por ciento de la población mencionó que la situación empeorará en los próximos 12 meses.

En esta ciudad, el 32.7 de los ciudadanos encuestados admitió haber sostenido algún conflicto o enfrentamiento con familiares, vecinos, compañeros de trabajo o escuela, establecimientos o con autoridades de gobierno.

Es de destacar que el 66.5 por ciento de la población de 18 años y más, residente en las ciudades objeto de estudio, manifestó que durante el primer trimestre de 2017 modificó sus hábitos respecto a “llevar cosas de valor como joyas, dinero o tarjetas de crédito” por temor a sufrir algún delito; mientras que 58.9 por ciento, reconoció haber cambiado hábitos respecto a “permitir que sus hijos menores salgan de su vivienda”; 56.1 por ciento cambió rutinas en cuanto a “caminar por los alrededores de su vivienda, pasadas las ocho de la noche” y 38.5 por ciento cambió rutinas relacionadas con “visitar parientes o amigos”, señala la ENSU del INEGI.

Sin embargo, paradójicamente, el 76.1 por ciento, de la población de 18 años y más manifestó como uno de los problemas más importantes en su ciudad la existencia de “baches en calles y avenidas”; 68.0 por ciento, la “delincuencia (robos, extorsiones, secuestros, fraudes, etc.)”, y 63.3 por ciento consideró el “alumbrado público insuficiente”.