Municipios

Fiesta en Pátzcuaro; imagen del señor de la tercera orden
Armando Martínez Jueves 19 de Julio de 2018
A- A A+

Pátzcuaro.- La ciudad de Pátzcuaro, se distingue por su diversidad, ya que se cuenta con historia, cultura, tradiciones, leyendas, arquitectura, gastronomía y una gama de riquezas que lo hacen favorito entre los miles de visitantes que mensualmente visitan este municipio, donde su mayor emblema es el Lago de Pátzcuaro. Este 21 de julio se celebra una de las fiestas religiosas más representativas de la iglesia católica y que es cuando se recuerdan los milagrosos movimientos de la imagen del Señor de la Tercera Orden, imagen que se encuentra en la iglesia de San Francisco.

De acuerdo con la historia de Pátzcuaro, el templo de San Francisco, fue construido a devoción del Padre Fray Martín de la Coruña, conocido también con los nombres de Fray Martín Chávez o Fray Martín de Jesús. En este templo se venera un crucifico de tamaño natural elaborado por pasta de caña de maíz y que es notable por su realismo de postura que es un cuerpo sin vida verdaderamente colgado en la cruz, muy en contraposición de los más crucifijos de la región, cuya actitud es rígido y anti-natural de un cuerpo muerto. Desde hace 357 años, esta imagen del Señor de la Tercera Orden, es objeto de gran veneración debido a los movimientos que se advirtieron en ella durante varias horas y que culminaron a las cinco de la tarde del día 21 de julio de 1656, como lo atestiguan los documentos relativos y que aseguran que la postura que ahora guarda la imagen no es la original, que parece que está erguida y que se dobló hasta quedar como ahora se encuentra por los movimientos fuertes que efectuó y de los que fue testigo el Padre Guardián del Convento de San Francisco, Fray Luís Baños, quien públicamente decía que muchas ocasiones vio moverse la imagen cuando celebraba la misa, 'tal parece que quería desprenderse de la cruz y venírseme encima', señaló en su momento.

Según documentación testimonial contenida en doce fojas y descrita en el libro de Pátzcuaro, de Antonio Salas León, que constan en las declaraciones de ocho testigos, entre ellos unos españoles y la de Don Constantino Huitzimengari Bravo Caltzontzin, nieto del último emperador de Michoacán y a la sazón Gobernador del Común de Indios de esta ciudad de Pátzcuaro. Entre los ocho testigos de los milagrosos movimientos, se cuenta el Almirante Don Diego Bracamonte y Dávila, alcalde mayor de esta provincia; de Don Antonio Cortes de Heredia, Teniente General de esta ciudad y su provincia. Las declaraciones fueron rendidas ante Don Agustín Arévalo, cura beneficiado del Partido de Santa Clara, comisionado como juez eclesiástico especial para este asunto, por el ilustrísimo Señor Obispo de Michoacán, Don Claudio Ysasi, notario nombrado para estos asuntos.

Se recordará el 357 aniversario de los movimientos milagrosos del Señor de la Tercera Orden, en el Templo de San Francisco de esta ciudad de Pátzcuaro.
Se recordará el 357 aniversario de los movimientos milagrosos del Señor de la Tercera Orden, en el Templo de San Francisco de esta ciudad de Pátzcuaro.
(Foto: Armando Martínez)

La gente del pueblo, indígenas en su mayoría, acudieron a la iglesia al escuchar el repique de las campanas, las que según se dice nadie repicaba, ya que lo hacían solas ante los movimientos del Cristo en su cruz, que parecía querer bajarse con visibles movimientos, tal y como quedó de manifiesto por los testigos.

Cada año son recordados los movimientos con una gran fiesta, donde los pobladores indígenas de la ribera del Lago de Pátzcuaro, tienen su misa especial, ya que se celebra en su dialecto purépecha, aunado a que a ellos se debe la elaboración de la mayoría de las imágenes religiosas en el siglo XVI. De la misma manera, se lleva a cabo este viernes una peregrinación, encabezada por una réplica de la imagen original que se encuentra en atrás del altar mayor y para el sábado 21, diversos eventos religiosos, para terminar por la noche con una lúcida kermes y quema de fuegos pirotécnicos.