Municipios

Basura y encharcamientos dejó la tromba de este lunes en Pátzcuaro
Armando Martínez Martes 17 de Julio de 2018
A- A A+

Morelia, Michoacán.- Solo encharcamientos en varias calles del Centro Histórico, introducción de agua pluvial a negocios y domicilios, granizo y bastante basura, dejó la tromba que cayó la tarde del lunes sobre una parte de la ciudad de Pátzcuaro.

Jorge Asencio Medina, titular de la Dirección de Protección Civil en el municipio, manifestó que tras la fuerte tormenta que estuvo acompañada de granizo y que duró varios minutos, el personal a su cargo se dio a la tarea de llevar a cabo un recorrido por algunas colonias y comunidades donde se dejó caer la borrasca. De la misma manera, manifestó el funcionario que al momento en que la lluvia y el granizo caía, se monitoreaba principalmente las condiciones en que se encontraban los habitantes de las colonias y comunidades donde viven las familias más vulnerables, sobre todo a quienes viven en asentamientos irregulares y en orillas de barrancas.

Aseguró, que afortunadamente no hubo graves contingencias que atender, tan solo los acostumbrados encharcamientos que se forman en algunas calles del centro histórico, como son en las calles de Ibarra, Espejo y Terán, donde el agua subió de nivel y se introdujo a casas y negocios, causando algunas perdidas en los bienes de las familias, pero nada de consecuencias serias.

Basura y encharcamientos dejó la tromba de este lunes en Pátzcuaro
Basura y encharcamientos dejó la tromba de este lunes en Pátzcuaro
(Foto: Armando Martínez)

La plaza Vasco de Quiroga, que se encuentra recién rehabilitada, también sufrió las consecuencias de la tormenta y granizada, aunque en esta parte y en las calles antes mencionadas, el agua se desfogo rápidamente, aunque dejó algunos daños materiales sin consideración.

En el mercado municipal, la acumulación de granizo en la estructura del techo, la acumulación de granizo, ocasionó que grandes chorros de agua cayeran hacia el interior, causando también algo de preocupación entre los comerciantes del interior del inmueble, mientras que en las calles adyacentes al mercado, las fuerte corrientes pluviales arrastraban con frutas y legumbres, además de varios kilos de basura, hacia la calle de Obregón, causando que las coladeras se taponaran con los desechos y el agua que corría por los tubos del drenaje, saliera hacia el exterior.

La mañana de este martes, aun se podían ver en algunas calles del centro, montones de granizo que aún no se derretían, lo cual quiere decir que cayó tanto granizo, que también ocasionó que bajara la temperatura ambiental durante la noche del lunes y la madrugada del martes.