Sociedad

Primera de dos partes
'Tsunami lopezobradorista’, reflejo del sentir social, señala Erik Avilés
Ernesto Hernández Doblas Jueves 12 de Julio de 2018
A- A A+

Morelia, Michoacán.- El mapa del país sigue siendo el mismo, pero su territorio político ha cambiado de manera importante y significativa a raíz de las elecciones de este primero de julio.

Incertidumbre y esperanza parecen ser los dos brazos desde donde mexicanas y mexicanos vive su cotidianidad desde entonces.

El terreno educativo no es la excepción, sobre todo porque fue uno de los ejes no exentos de polémica desde donde se movió la campaña del virtual presidente Andrés Manuel López Obrador.

Cambio de Michoacán llevó a cabo una conversación con Erik Avilés Martínez, presidente en la entidad de la organización Mexicanos Primero.

 Erik Avilés Martínez, presidente en Michoacán de la organización Mexicanos Primero
Erik Avilés Martínez, presidente en Michoacán de la organización Mexicanos Primero
(Foto: Héctor Sánchez)

Hoy en día nadie puede presumir el sistema educativo nacional, comenzó diciendo, a pesar de algunos esfuerzos importantes pero aislados que se han hecho por entre los laberintos de una estructura compleja y llena de huecos, grietas y lados oscuros. Hacer un recorrido por los últimos 130 años en este importante ámbito para el desarrollo y bienestar de la nación, se hace necesario de acuerdo a la perspectiva de Avilés Martínez.

"Estamos actualmente en un momento en el que se puede construir un punto de inflexión, en donde hay buena voluntad de parte de prácticamente todos los actores. El truco será no abusar del poder, no ser unilaterales, no aplastar a grupo de interés alguno".

Ese momento tiene que ver precisamente con el arribo al poder del candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, en donde se han dado una serie de fenómenos inéditos o no frecuentes desde hace tiempo, como el hecho de que el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) logró mayorías en congresos locales, gubernaturas, municipios y el Senado.

Todo ello refleja el hartazgo y la voluntad del pueblo por cambiar el rumbo de los destinos de México, hacia sitios en donde la corrupción, la impunidad, el privilegio y el abuso del poder no sean moneda de todos los días, explicó.


"De toda la serie de propuestas que ha hecho Andrés Manuel López Obrador destaco la de hablar con todos los actores, la de analizar de manera conjunta todos los problemas nacionales". Diálogo, interlocución y debate, son aspectos que deberán darse durante los próximos seis años subrayó Avilés Martínez.

"Ojalá el esfuerzo inédito, al menos en este siglo en nuestra patria, que se dio en las urnas, tenga correspondencia y su analogía en la mayor consulta pública de México rumbo al Plan Nacional de Desarrollo".

Algunos de los temas a tratar en esa consulta mencionada por el presidente en la entidad de Mexicanos Primero son la reducción de privilegios a diputados, senadores y ex presidentes de la República así como fusiones y austeridad del gobierno que entrará en funciones a partir del primer día de diciembre del calendario en curso.

No basta tener el poder a partir de las urnas, subrayó, sino que debe darse además la legitimidad que otorga la ciudadanía en su conjunto por lo cual “hay que hacer un esfuerzo verdadero por construir gobernanza a fondo”.

Y es que el tejido social está desgarrado, continuó, con la contribución a ello de las propias campañas políticas recientes, por lo que se hace necesaria una “operación cicatriz” por medio entre otras medias de la mesa de diálogo en donde los problemas se discutan y se tomen decisiones participativas y haya modelos de gobernanza en cada una de las áreas a nivel nacional.