Municipios

Se realiza el foro 'Diálogos por Pátzcuaro'
Redacción Domingo 17 de Junio de 2018
A- A A+

Pátzcuaro, Michoacán.- El fin de semana, estuvieron en esta ciudad de Pátzcuaro, el luchador social, José Manuel Mireles, así como el sacerdote y también luchador social, Gregorio López Gerónimo, mejor conocido como Padre Goyo”, además de Graciela Andrade y el ex titular del Instituto Michoacano de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (IMAIP), Ulises Merino, dentro del foro “Diálogos por Pátzcuaro”, llevado a cabo en la Casa de los Once Patios.

El tema central de este foro fue principalmente sobre la seguridad pública, además donde Mireles Valverde y el padre Goyo, dieron a conocer sobre la situación que prevalecía hasta hace unos años en la región de la Tierra Caliente y este cáncer fue desterrado a base de organización de los propios habitantes de la zona y que estaban siendo lacerados por el crimen organizado.

Mireles,  Víctor Manuel Báez Ceja y Francisco Márquez, presentes en el foro
Mireles, Víctor Manuel Báez Ceja y Francisco Márquez, presentes en el foro "Diálogos por Pátzcuaro"
(Foto: Armando Martínez)

Mireles quien ha sufrido varios atentados, sobreviviente de un avionazo, entre otros riesgos, además de ser el creador de los autodefensas, en su intervención manifestó que los ciudadanos en general ya no creen en la seguridad pública, por lo que cada ciudadano se ha convertido en su propio autodefensa. Señaló que allá por su región vivieron muchos años con temor y terror, enterrando a sus familiares masacrados y después de que presentaban denuncias y protestaban por estos hechos y “nadie nos pelaba”, es más, “al día siguiente que presentábamos las denuncias, estaban los hechores desayunando con los representantes de los gobiernos de todos los niveles y hasta de los cuerpos de seguridad que supuestamente estaban para defendernos”, dijo Mireles y que hasta se burlaban de los dolientes.

Agregó, que nadie les creía lo que denunciaban y todos creían más lo que decía el gobernador interino de ese tiempo (Jesús Reina) y después de la masacre de abril del 2013, donde “solo yo enterré 48 muertitos y que ni siquiera eran autodefensas, eran cortadores de limón y que antes de su muerte fue decirle a Chucho Reina que los ayudara, porque el crimen organizado solo les permitía cortar limos solo dos días a la semana y ellos comían todos los días” y en lugar de escucharlos, los mando matar, aseguró Mireles y el argumento oficial fue que los mataron por lio de faldas.

De la misma manera, dijo que después de tantas muertes y ejecuciones, decapitaciones de ciudadanos y trabajadores del campo que eran secuestrados y muertos, se decidió a armarse de valor y quitarse el miedo y armar a los trabajadores y patrones que estaban dominados por los criminales, para desterrarlos y fue así que en varios municipios de la Tierra Caliente se hizo una total limpia.

Agregó que lo importante para él es la seguridad pública, no solo de un municipio, sino de todo el Estado, por lo que conminó a Víctor Manuel Báez Ceja, candidato a la presidencia de Pátzcuaro, a que “no contrate ni a un velador en el cuerpo de seguridad pública, sino a pura persona conocida de los habitantes”, para después irse sobre la yugular del ex Comisionado Alfredo Castillo, enviado de Peña Nieto y que solo vino a robar si dar ninguna seguridad a los michoacanos. De paso, acusó al mismo Castillo de haberse apoderado ilegalmente de varias hectáreas de aguacate y “regalarle” a Silvano Aureoles, mil hectáreas de ese oro verde.

El sacerdote Gregorio López, destacó la importancia de la participación ciudadana en temas de seguridad, los ejemplos -enunció- se registran en colonias de Pátzcuaro como la Ibarra y Revolución donde se implementó un programa de prevención del delito llamado Barrio Seguro.