Municipios

De Huetamo a Zamora, entre melones, chongos y fresas
Ángel Ramírez Ortuño Lunes 28 de Mayo de 2018
A- A A+

Mercado de frutas en Zamora.
Mercado de frutas en Zamora.
(Foto: Ángel Ramírez Ortuño)

Atrás quedaban los recovecos del Río Balsas y su calenturienta cuenca media de la región de la Tierra Caliente de Huetamo, Altamirano, Coyuca y Zirándaro, entre otros pueblos hermanos, y la brújula apuntó para Zamora donde al arribar a esa urbe agrícola michoacana se supo que tiene más de 250 mil habitantes y es la tercera ciudad más habitada del estado, cuenta con el río Duero, y su ubicación la ubica muy cerca del Bajío mexicano, y para muchas personas, sólo sabíamos que era la tierra del futbolista Rafa Márquez, que tenía una catedral inconclusa y que era famoso por los productos conocidos como “chongos”, y por su excelente ubicación junto de vecindad con los estados de Jalisco y Guanajuato.

Entre Morelia y Zamora nos llevó apenas dos y media horas de camino sobre la autopista a Guadalajara, y tras dejar atrás los resecos y polvorientos bordos del lago de Cuitzeo, surge la campiña michoacana en todo su esplendor, entre pueblitos dispersos en su geografía, y por la histórica ruta por la que avanzó el Cura Hidalgo en 1810 sobre Michoacán, después de las primeras escaramuzas donde dejó bien claro en la ciudad de Guanajuato, con todo y su alhóndiga de lo que era capaz, y por supuesto entró a Zamora, y cuentan que ahí se sumaron mil soldados que dejaron el campo por las armas.

Allá en Zamora sorprendió encontrar un mercado de frutas, como el de la central de abastos en la capital del país, y el movimiento matutino de sus mercados es intenso, y entre sandías, papayas, naranjas, cebollas, verduras, fresas y demás, se observa una ciudad organizada y trabajadora, con su teatro obrero, sus iglesias, Parques y jardines, y sobre todo limpieza y orden entre sus más de 250 mil habitantes, y donde predomina la presencia productiva de sus fértiles valles y por ser un nervio motor como punto estratégico de las comunicaciones, cerca del Lago de Chapala, de Sahuayo, La Piedad, Irapuato, Celaya y cerca del río Lerma, en un espacio forrajero de enorme importancia nacional.