Municipios

Tacámbaro
En conferencia recuerdan la Batalla de Tacámbaro
Rogelio Rico Jueves 12 de Abril de 2018
A- A A+

Tacámbaro, Mich.- El Centro Cultural Amalia Solórzano de Cárdenas fue sede de la conferencia "La Batalla de Tacámbaro y sus protagonistas", dictada por el historiador Gabriel Silva Mandujano, donde hizo una nutrida reseña de lo acontecido el 11 de abril de 1865. Ahí mismo fue inaugurada la exposición La Batalla de Tacámbaro, imperialistas y republicanos, compuesta por 19 fotografías.

Gabriel Silva Mandujano también hizo una descripción de las fotografías, entre las que se incluyen el general Nicolás de Régules Cano y su esposa Soledad Solórzano, quienes fueron parte importante de la batalla suscitada hace 153 años.

Se recordó que el 11 de abril de 1865 las fuerzas republicanas comandadas por el general Nicolás de Régules tomaron la ciudad de Tacámbaro que se encontraba en poder de las huestes imperialistas integradas por 251 belgas y 38 mexicanos. El combate que se inició en las primeras horas de la mañana duró cinco horas y hubo numerosas bajas en ambos bandos, contándose entre los muertos el capitán Chazal, hijo del ministro de Guerra de Bélgica.

La conferencia estuvo a cargo del historiador Gabriel Silva Mandujano.
La conferencia estuvo a cargo del historiador Gabriel Silva Mandujano.
(Foto: Rogelio Rico)

Se tomaron 203 prisioneros belgas que formaban parte del cuerpo de expedicionarios que llegaron a México como guardia de la emperatriz Carlota y en apoyo del imperio de Maximiliano de Habsburgo, junto a los ejércitos francés y austriaco.

El reclutamiento de los soldados se había llevado a cabo en la ciudad de Oudenaarde Bélgica, algunos de ellos habían nacido en sus alrededores. Los prisioneros fueron conducidos a Huetamo en la región de Tierra Caliente donde permanecieron durante ocho meses hasta su canje por prisioneros republicanos en la población de Acuitzio, en diciembre del mismo año.

La noticia de la victoria de Régules tuvo gran resonancia nacional generando ánimos en los republicanos dirigidos por el presidente Benito Juárez y sus ecos llegaron hasta Europa provocando sentimientos de pesar y sorpresa principalmente en Bélgica y Francia. La Batalla de Tacámbaro ha quedado en la historia de México como uno de los momentos claves en la lucha por el triunfo de la República que culminaría en Querétaro en mayo de 1867, consolidándose a partir de entonces el régimen y las instituciones políticas republicanas de la nación mexicana.

Se dijo que a fines de 1864 llegó la Legión de Voluntarios de Bélgica para apoyar el imperio en especial como guardia de la emperatriz Carlota, pero como el país no estaba totalmente pacificado los expedicionarios belgas tuvieron que colaborar junto con las tropas francesas y salir a los campos de batalla.

A Michoacán, que era una de las regiones más conflictivas de mayor oposición al imperio llegaron en marzo de 1865 y una vez instalados en Morelia procedieron a distribuirse en las principales ciudades de la entidad. A Tacámbaro se destinó una columna para tomar posición de la ciudad al mando del mayor Tydgadt compuesta por 250 soldados belgas, medio escuadrón de 38 dragones de caballería mexicanos y un pelotón de artilleros con un cañón.

Llegaron el 7 de abril por la noche y al día siguiente ocuparon la parroquia, el antiguo convento de agustinos y una casa contigua al templo y levantaron parapetos de defensa. La ocupación de la ciudad de Tacámbaro por las huestes belgas fue motivada porque era el principal bastión de las fuerzas republicanas.

Esta lucha fue debido a que Napoleón III, emperador de Francia, concibió la idea de expandir su dominio en América viendo en México una excelente oportunidad de expandir su dominio económico y político en el continente americano para explotar sus riquezas agrícolas y minerales e incrementar su comercio.