País

Aqua 2020, proyecto científico de alcance nacional busca apoyo de Michoacán
* México con tecnología para atender los problemas relacionados con el agua
Redacción Miércoles 21 de Marzo de 2018
A- A A+

México.- En un esfuerzo interinstitucional sin precedentes, el proyecto científico “Aqua 2020” busca ofrecer desarrollos tecnológicos disponibles para atender los problemas del vital líquido como contaminación y desabasto, así como contribuir a la definición de políticas públicas enfocadas al uso racional del agua.

El proyecto coordinado por el investigador Gabriel Luna Bárcenas, responsable técnico de la Red de Nanociencias y Nanotecnología del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), incluye desde un diagnóstico de las redes de distribución del agua a nivel municipal para conocer el volumen de extracción y consumo, hasta la transferencia tecnológica de las innovaciones ya desarrolladas por centros de investigación.

Con el apoyo de varios científicos y tecnólogos, este proyecto propone la creación de un Consorcio del Agua para la evaluación de la calidad del líquido para consumo humano.

Aqua 2020 está integrado por módulos. El primero consiste en el diagnóstico de redes de distribución de agua con la finalidad de conocer los volúmenes de extracción y consumo. Se contempla si es uso doméstico, agrícola e industrial.
Aqua 2020 está integrado por módulos. El primero consiste en el diagnóstico de redes de distribución de agua con la finalidad de conocer los volúmenes de extracción y consumo. Se contempla si es uso doméstico, agrícola e industrial.
(Foto: Especial)



En ocasión del Día Mundial del Agua que se celebra este 22 de marzo, Luna Bárcenas afirmó en entrevista con Notimex que México cuenta con desarrollos tecnológicos importantes para atender de manera inmediata los problemas relacionados con el agua.

“Unir esfuerzos, aplicar la ciencia y tecnología para la atención de un problema mundial como es el del agua, puede ser un motor de desarrollo social y económico”, señaló el experto en síntesis y caracterización de materiales avanzados para aplicaciones en medio ambiente y biomédicas.

Advirtió que “de no conjuntar los esfuerzos que durante muchos años han realizado los centros de investigación para atender este problema, la sobrepoblación, sobreexplotación de los mantos acuíferos y el no tratamiento de aguas son problemas que originarán que empeore la disponibilidad, conducción y extracción del agua para consumo humano”.

El Aqua 2020 nace de la inquietud de varios científicos y hasta la fecha el doctor Luna Bárcenas ha logrado el apoyo del Conacyt, y de varias instituciones académicas: el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), Unidad Querétaro; las universidades Nacional Autónoma de México, de Guanajuato y la Michoacana, y el Instituto Tecnológico de Celaya.

También y cada una desde sus ámbitos de especialización participan los centros de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño del Estado de Jalisco, de Ingeniería y Desarrollo Industrial, de Investigación y Desarrollo Tecnológico en Electroquímica, y de Tecnología Avanzada del Estado de Querétaro, entre otros como el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM).

Otras instancias a las que se busca involucrar son: la Comisión Nacional del Agua, las cámaras de diputados y senadores, y gobiernos municipales y estatales. De hecho, Gabriel Luna ha sostenido reuniones con funcionarios de los gobiernos de Querétaro, Guanajuato, Michoacán, Jalisco y Nuevo León.

Aqua 2020 está integrado por módulos. El primero consiste en el diagnóstico de redes de distribución de agua con la finalidad de conocer los volúmenes de extracción y consumo. Se contempla si es uso doméstico, agrícola e industrial.

El segundo módulo prevé identificar qué tipo de contaminantes tiene el agua, aspecto importante porque en los últimos años se identifican los contaminantes “emergentes” como fármacos y drogas, los cuales no están regulados en la actualidad por las Normas Oficiales Mexicanas. En esta etapa se prevén análisis microbiológicos y fisicoquímicos.

El módulo tres se refiere al diseño, síntesis y caracterización de materiales compuestos para el tratamiento de aguas residuales.

Además, se busca implementar la tecnología existente para la limpieza del agua, por ejemplo, a través de fotocatalizadores y el uso de materiales como adsorbentes de metales pesados y materia orgánica. De hecho, el proyecto tiene contemplado el desarrollo de recolectores inteligentes de agua.

En una última etapa, el proyecto consiste en lograr la transferencia de tecnología. En una primera etapa, se estaría trabajando con las plantas de tratamiento de aguas de los municipios de Guanajuato, León, Celaya, Irapuato, Salamanca, Querétaro, Corregidora, Morelia, Guadalajara, Zapopan, entre otros.

Gabriel Luna Bárcenas, Nivel III del Sistema Nacional de Investigadores, trabaja en materiales poliméricos y nanocompositos para aplicaciones biomédicas y del medio ambiente.

Sus intereses de investigación incluyen el desarrollo de sensores electroquímicos para la detección de cationes y aniones utilizando conceptos avanzados de nanotecnología. La síntesis de materiales inteligentes como sistemas de liberación de fármacos y su aplicación a la ingeniería de tejidos han sido pilares de sus investigaciones.