Municipios

Mejor intentarlo que no haberlo hecho: cadete de Uruapan
Grecia Ponce Jueves 8 de Marzo de 2018
A- A A+

Uruapan, Michoacán.- "Mejor intentarlo que no haberlo hecho", es la actitud que rige la vida de la cadete de la Policía Michoacán, División Uruapan, Gabriela Lucía Corza Martínez.

Corza Martínez, desde que tenía 18 años se sintió llamada por la vocación de ingresar a la fuerza policiaca, pero en ese entonces fue cuando fuerzas federales desmantelaron la corporación, ya que varios elementos habrían estado fungiendo como brazo armado de la delincuencia organizada.

Gabriela Lucía Corza Martínez, cadete de la Policía Michoacán, División Uruapan
Gabriela Lucía Corza Martínez, cadete de la Policía Michoacán, División Uruapan
(Foto: Grecia Ponce)

Sin embargo, ahora que tiene 21 años y se lanzó la convocatoria para integrar una nueva fuerza, decidió aprovechar la coyuntura e ingresó, convencida de que está ofreciéndole un ejemplo a sus familiares y a los hijos que planea llegar a tener.

Nacida en Uruapan y con un rostro que recuerda la faz de la adolescencia , pero con una determinación muy firme en sus actos y palabras, Gabriela Lucía evocó que desde que "muy chiquita siempre me llamó siempre la atención ser policía y ahorita que están dando una beca, con más razón, ya que a las mujeres no se les dan las oportunidades".

Aunque la meta es contar con una fuente de trabajo consideró que al escoger este estilo de vida no nada más se debe pensar en él como una forma de obtener ingresos, sino en escuchar el llamado de la vocación.

Para ella resultó una ventaja el hecho de "seguir estudiando y que me ayuden con una beca, porque así me apoyo, ya que la verdad la economía no está muy fácil ahorita".

Dijo sentirse orgullosa de que "en Michoacán las mujeres estén estudiando para ser policías y que ya sean más mujeres que hombres, las que desean ingresar a la Policía Michoacán y se están preparando para ello".

Sin embargo la labor no es fácil: "Uno que tiene que soportar 24 horas sin dormir, estar caminando de un lado para otro. A veces no hay baños y no nos permiten las instalaciones. En ocasiones hace frío y no podemos traer el suéter de un lado para otro. Haga calor o frío tenemos que portar bien el uniforme, porque no se trata nada más de vestirlo, ya que cada elemento del mismo tiene un significado".

Dijo esperar que más mujeres se animen a ser policía y que la beca que se proporciona "es una gran ayuda. Además es una gran ventaja que hay apoyo para seguir estudiando".

Por otro lado también destacó que aunque a veces los ciudadanos no lo ven así, en cada policía hay un ser humano, con sus propios sueños y metas; que tiene que alimentarse y descansar y que enfrenta un horario de 24 horas continúan por lo que propuso reformas para que los turnos sean de 12 horas, las cuales como en algunas empresas, puedan rolarse y una semana trabajar de día y otra de noche.