Municipios

Los barrios fundadores se aprestan para el ritual de Los Palmeros en Uruapan
Grecia Ponce Miércoles 7 de Marzo de 2018
A- A A+

Uruapan, Michoacán.- Los barrios fundadores se aprestan para el ritual de Los Palmeros y mediante la ceremonia tradicional ya se distribuyeron las invitaciones a cada uno de los asentamientos participantes.

En este año el cargo de organizar las diferentes actividades le toca al barrio de San Pedro, el cual será el anfitrión de los que irán a la expedición al Cerro de la Ahuja. La misión consiste en intentar encontrar hojas de palma real y traerlas a esta ciudad, a fin de elaborar los manojos tejidos que se utilizaran, durante el Domingo de Ramos.

En este año el cargo de organizar las diferentes actividades le toca al barrio de San Pedro
En este año el cargo de organizar las diferentes actividades le toca al barrio de San Pedro
(Foto: Grecia Ponce)

Esta empresa cada año es más difícil, pues días antes de que los palmeros vayan a la Tierra Caliente, gente de la región corta dichas hojas para vendérselas, por lo que la recolección cada año se torna una misión titánica. Por eso, los varones que van a esa encomienda tienen que subir cada vez más alto en el cerro o llegar hasta los lugares más inhóspitos para lograr su cometido.

El pasado fin de semana los cargueros del ritual, honor que se va rotando entre siete de los nueve barrios originales, visitaron a sus vecinos para invitarlos formalmente, pues aunque todos saben del evento, la tradición marca que deben ir a buscarlos y entregarles cuelgas; es decir obsequios.

Pero además, la gente de San Pedro está realizando reparaciones en la puerta del templo del Siglo XVI dedicado a San Pedro, para recibir a los contingentes de todos los barrios que se concentrarán en dicho inmueble.

Este año, las actividades comenzarán desde este sábado 10, cuando se dicte una conferencia sobre el ritual, a las 19.30 horas, en el atrio del citado templo.

Ya el viernes 16, en La Huatápera, los varones que participarán se reunirán de las 17:00 a las 22:00 horas para elaborar las cuartas o chicotas, una especie de látigo de fibra vegetal, teñida y decorada que utilizarán para anunciar su regreso, haciéndolas sonar en un estallido similar al de los escopetazos. Estas cuartas se usan, ya que en Cuaresma la religión prohíbe encender cohetes.

El sábado 17 de marzo el ritual inicia con los preparativos para el viaje, que se emprenderá la madrugada del domingo 18, rumbo al cerro de La Ahuja, en Charapendo; travesía que culmina con el regreso de los varones y la distribución de las hojas de palma, entre las familias de los diferentes barrios.