Sociedad

300 pacientes atiende Hospital Infantil en área de oncología
Josafat Pérez Martes 20 de Febrero de 2018
A- A A+

Morelia, Michoacán.- Un estimado de 300 niños y niñas que padecen algún tipo de cáncer, son tratados en el Hospital Infantil (HI) “Eva Sámano”, de los cuales el 50 por ciento reciben tratamiento periódico o se encuentran hospitalizados y la otra mitad únicamente acude a revisiones.

Así lo expuso en entrevista Silvia Chávez Gallegos, jefa de oncología del HI, quien dijo que dichas cifras están basadas en estadísticas de los últimos cinco años y señaló que hay el incremento de casos de cáncer infantil va en aumento en México.

La Fundación Manitas, la Pulsera de la Leucemia inauguró y puso en marcha la primer Ludoteca
La Fundación Manitas, la Pulsera de la Leucemia inauguró y puso en marcha la primer Ludoteca "Jugando y Aprendiendo para Seguir Viviendo", en el área de oncología del Hospital Infantil "Eva Sámano de López Mateos"
(Foto: ACG)

“No quiere decir que son los únicos, el HI cuenta con un registro de los últimos diez años de más de mil 500 pacientes, algunos se refieren a otro estado, otros se dieron de alta al cumplir cinco años en tratamiento, algunos cumplieron la mayoría de edad y se trasladan al Hospital Civil o al Centro estatal de oncología”, precisó.

En ese sentido, advirtió que pese a abrirse el seguro de gastos catastróficos del Seguro popular en los estados que enviaban niños a tratarse al HI, misma que cubre el tratamiento de cáncer, la cifra local no ha decrecido si no incrementado, según estadísticas proyectadas al 2020.

“Hay muchos factores predisponentes: medio ambiente, alimentación, sedentarismo, pero no causas específicas localizadas”, dijo al señalar que a nivel nacional el tipo de cáncer más frecuente es la leucemia linfoblástica aguda, que afecta en promedio a 50 de cada 100 niños de entre dos y cinco años.

A pregunta expresa sobre el desabasto de medicamentos en el HI –flagelo de la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM)–, Chávez Gallegos refirió que “no nos ha hecho falta la quimioterapia, que es lo más importante”, pero reconoció contar con otras fuentes de ayuda establecidas por convenio con instituciones y asociaciones civiles, para completar los insumos del tratamiento.

“Sólo en quimioterapia se gasta por niño 500 mil pesos, durante un tratamiento que dura alrededor de tres años”, dijo al destacar que el HI tiene un promedio de sobrevida global de 66 por ciento, “a la par con el resto del país”, y que Michoacán es una de las pocas entidades con suficiencia de especialistas en este rubro, puesto que la Organización Mundial de la Salud (OMS) pide que por cada 20 niños nuevos en tratamiento debe haber un oncólogo pediatra.

Inauguran ludoteca en Hospital Infantil



Este martes fue inaugurada una ludoteca al interior del HI, que será un espacio para el recreo de los menores en tratamiento, quienes únicamente contaban con otro espacio a cargo de la Secretaría de Educación en el Estado (SEE) que fungía como aula y biblioteca.

A decir de la jefa de oncología del HI, el espacio inaugurado complementará a la escuela, dado que ésta trabaja con un programa continuo y busca que los pacientes no posterguen sus estudios durante los meses o años que dure el tratamiento.

“Tenemos tratamiento ambulatorio en el cual hay de 20 a 30 pacientes beneficiados que están en buenas condiciones para venir a disfrutar de este lugar; en la consulta externa tenemos de 20 a 30 pacientes diarios, entonces en total pueden ser hasta 50 pacientes diarios con los que trabajamos en el área de terapia ambulatoria”, precisó.

Por su parte, Rosario Mendoza Fernández, presidenta de la organización Manitas, refirió que la ludoteca se logró gracias a la campaña “Jugando y aprendiendo para seguir viviendo”, que durante los primeros cuatro meses recolectó libros, juguetes, mobiliario y se avocó a buscar patrocinadores para la remodelación del espacio, que duró cuatro fines de semana más.

“Nos abrieron las puertas en el Hospital Infantil, se buscó el espacio y se comenzó a trabajar en conjunto para poder realizar los trabajos de adaptar el área […] ésta no es una escuela, su propósito es diferente, es para jugar después del tratamiento ambulatorio de la quimioterapia”, dijo al precisar que el proyecto costó entre 30 y 40 mil pesos, recaudados en donativos de particulares y empresas locales.