Sociedad

Trastorno por atracón, más recurrente que anorexia y bulimia: Cemisam
Josafat Pérez Miércoles 7 de Febrero de 2018
A- A A+

Morelia, Michoacán.- El llamado atracón, considerado un transtorno de la conducta alimentaria cuando la persona pierde el control de la ingesta, a pesar de tener mayor prevalencia que la anorexia y la bulimia, es menos conocido y tratado que éstas.

Así lo expuso Carlos Miguel Bueno, médico psiquiatra y coordinador de la clínica de transtornos de la conducta alimentaria del Cemisam (Centro michoacano de salud mental), quien en entrevista señaló que mientras la anorexia tiene una prevalencia del uno por ciento a nivel nacional y la bulimia del dos al cuatro por ciento en promedio, el transtorno por atracón tiene una prevalencia de hasta el seis por ciento, dijo, es el que más existe y el que la mayoría de la gente desconoce, entonces vale la pena saber de eso".

Orientar e informar a la población sobre trastornos alimentarios relacionados con la salud mental, principal objetivo de las XIII Jornadas de Aniversario del  CEMISAM
Orientar e informar a la población sobre trastornos alimentarios relacionados con la salud mental, principal objetivo de las XIII Jornadas de Aniversario del CEMISAM
(Foto: Especial)

Destacó que el atracón tiene tres características, a saber, "una ingesta muy abundante de alimento, realizada en poco tiempo y con una pérdida de control que es una sensación de no poderse detener". Si la persona reúne las tres, siendo la última -que remite a la impulsividad- el síntoma más definido, "esa persona tiene un problema de salud porque un atracón nunca es normal", aseguró.

En ese sentido, especificó que cuando las áreas cerebrales destinadas a establecer el límite de la ingesta, por satisfacción o hartazgo, no funcionan adecuadamente "es probable que esté relacionado con otras áreas de su vida como la sexualidad, las compras, el uso de sustancias... Por eso un atracón no es normal".

Al respecto, el doctor Bueno dijo que las áreas mencionadas "seguramente están involucradas en el trastorno y quienes tienen atracones son propensos a ser más impulsivos no sólo en la comida, sino en otras áreas, porque el cerebro lleva una elevada impulsividad en diversas acciones".

A pregunta expresa sobre el tratamiento a seguir, señaló que cada caso debe abordarse de manera específica, pero en base a un tratamiento integral.

"Aunque compete al área de la medicina y, en ese caso, a la psiquiatría, el psiquiatra no hace nada solo; necesita de la psicología, la nutriología y de algunas otras especialidades como endocrinología, así como algunos casos del cardiólogo o del reumatólogo. Alguien que tiene un transtorno por atracón requiere de la atención de varios especialistas", advirtió.

Cemisam invita a jornadas sobre conducta alimentaria



Este viernes el Cemisam llevará a cabo las XIII Jornadas de aniversario, centradas en la conducta alimentaria, en las que varios especialistas aboradarán temas que van de los aspectos históricos de los transtornos de la conducta alimentaria (TCA) a los transtornos de personalidad causados por los TCA, así como sobre evaluación de la anorexia y la bulimia y sobre comorbilidad médica y psiquiátrica.

Las jornadas tendrán un costo de 150 pesos en preinscripción y 200 pesos el día del evento, que se llevará a cabo en el auditorio Lázaro Cárdenas Batel, del Laboratorio estatal de salud pública, ubicado en privada de Canadá 94, colonia Las Américas.

"El tema de los problemas en la conducta alimentaria es bastantes desconocido para la población en general; la intención de hacer estas jornadas con este tema en particular tiene por objeto que toda la población pueda tener acceso a la idea de qué es un problema de conducta alimentaria, cómo hacemos nosotros el diagnóstico y por qué repercute tanto en la vida de las personas", precisó el coordinador de la clínica de TCA del Cemisam.