Escenarios

Michoacán carece de círculo para la venta de arte, señala Soledad Tafolla
Omar Arriaga Garcés Martes 16 de Enero de 2018
A- A A+

Morelia, Michoacán.- Aun cuando el artista tenga una amplia trayectoria, la comercialización de las obras plásticas es compleja y a veces injusta, toda vez que las galerías llegan a quedarse con el 50, 60 o hasta 70 por ciento del precio por el que se venden, indicó la pintora Soledad Tafolla Leveroni.

La también grabadora, originaria de Uruapan y que tiene más de 40 años de incursión en técnicas como la litografía o la serigrafía, señaló que en Michoacán el mercado del arte es nulo, salvo para quienes se dedican al arte sin ser artistas.

“(La comercialización) es la cosa más difícil, incluso cuando tienes trayectoria y te representa una galería importante: es injusto que te quiten el 50, 60 o 70 por ciento; uno tiene que saber los canales para mostrar la obra”, apuntó Tafolla Leveroni, con más de 60 exposiciones individuales y 70 colectivas, tanto en México como en el extranjero.

Soledad Tafolla Leveroni, pintora
Soledad Tafolla Leveroni, pintora
(Foto: Omar Arriaga Garcés)

Refirió que los pintores “buenos” pasan su tiempo encerrados en el proceso de creación, por lo que casi “se mueren de hambre por muy buenos que sean”, razón por la que estimó necesario que los artistas encuentren vías de comunicación con la gente.

“Por desgracia, hay que ir a las reuniones aburridas de los ricos, ellos son los que compran los cuadros. Así es. Uno debe comercializarse pero no prostituirse. La diferencia es que pintes lo que te digan que pintes y no: debes pintar lo que te nace y no lo otro”, dijo la creadora, cuya última exposición se realizó hace tres meses en la Galería Florencia Riestra en la Fábrica de la Aurora en San Miguel de Allende, tras lo cual citó a Pablo Picasso: “Un pintor es un hombre que pinta lo que vende. Un artista, en cambio, es un hombre que vende lo que pinta”.

Respecto al mercado para las obras de arte en el estado, comentó: “Cero, no hay, a veces los únicos que venden no son artistas pero tienen posibilidades de apantallar. Hay gentes que se dedican al arte pero no son artistas; tienen poder y dinero, salen en el periódico, hacen exposiciones en muchos lugares”, indicó.

Y adujo: “La gente no ve la diferencia entre lo que es real y no es real, lo comprado; los verdaderos artistas están asqueados de esto. Así como Avelina Lesper señala que está el mundo del arte así está el mundo en general... Como en la política y en todo.

“A veces lo que rifa es la basura y no lo real, lo excelente; pero uno tiene que seguir, y siempre sigues pese a cualquier cosa. El arte es tu vida y parte de ti”, externó una de las fundadoras del Foro de Arte Michoacano, junto a Marco Antonio Prado, Juan Torres, Rafael Flores, entre otros, a quienes el entonces gobernador Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano había cedido un espacio.

“(Luis Martínez) Villicaña dijo: ‘A la fregada todos los pintores’. Nos lo había dado Cárdenas para exposiciones y para pintar; este otro nos corrió. He seguido pintando, todos los días ocho horas y ya tengo casi 40 años profesionalmente”, agregó la integrante de la Galería Arte Actual Mexicano de Monterrey, Nuevo León.

Trayectoria y actualidad



Precisamente sobre su trayectoria, la artista que ha expuesto en España, Francia, Italia, Estados Unidos y Sudamérica, dijo haber comenzado en la pintura y las artes visuales a la edad de seis o siete años, cuando dibujaba: “Mi papá viendo eso me mandó a clases con su amigo Manuel Pérez Coronado; estuve con él en Uruapan. Después estudié la secundaria, la preparatoria y entré a la Escuela Popular de Bellas Artes (EPBA) en Morelia y a la Casa de la Cultura. Estaba todo muy deficiente, como una escuela de ésas en que te dicen ‘pinta ese jarrito’”, refirió.

Acto seguido, ingresó a la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado “La Esmeralda”, tras lo cual se casó y volvió a la capital michoacana: “Entré con (Alfredo) Zalce a aprender grabado; estuve tres años con él”, comentó, sobre una estancia en la que se convertiría en asistente del patzcuarense.

Actualmente, Soledad Tafolla termina un libro sobre sus 40 años en las artes plásticas, al que aludió como a “un premio, cuando estás bien cansada”, el cual se presentará en marzo en Morelia, en la Fábrica de San Pedro en Uruapan y en la Pinacoteca de Colima, gracias a la Secretaría de Cultura de aquella entidad.

“Es de pintura, con 120 cuadros de todas las épocas, escritos míos, anécdotas, cuadros que me han pintado otros artistas y fotografías, lo editan en Ciudad de México; lo diseña Luis Rodríguez. Contiene textos de María Luisa Puga, Francesca Gargallo, Gaspar Aguilera, Francisco Javier Larios y otras personas”, adelantó sobre el volumen, que tendrá poco más de 120 páginas, tiraje de mil ejemplares e inversión de 250 mil pesos, a cargo de algunos coleccionistas.

“El libro es un hecho, ya está hecho digitalmente; se iba a presentar este mes. Trata de los inicios, como si vieras una biografía de alguien... Ya tenemos el aval para colocarlo en las librerías, no sé sabe cuándo, pero posiblemente a finales de febrero o principios de marzo esté listo”, finalizó Tafolla Leveroni.