Municipios

Anuncian en Zitácuaro estallamiento de huelga en Sapas, para el martes
Ricardo Rojas Rodríguez Domingo 14 de Enero de 2018
A- A A+

Zitácuaro, Michoacán.- Rotas las negociaciones, el Sindicato de Empleados del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado (Sesapas) estallará la huelga en el organismo operador el próximo martes, a partir de las dos de la tarde.

Esto, a menos de que antes de que eso ocurra haya alguna negociación con la parte patronal del sistema, aunque ya han demostrado que no están interesados en un arreglo, señaló el líder sindical, Juan Antonio García Delgado.

El representante sindical dijo que también protestan por la violación a las condiciones generales de trabajo establecidas en el contrato colectivo, que obligan a la parte patronal a dotales de uniformes de trabajo, cada año.
El representante sindical dijo que también protestan por la violación a las condiciones generales de trabajo establecidas en el contrato colectivo, que obligan a la parte patronal a dotales de uniformes de trabajo, cada año.
(Foto: Ricardo Rojas Rodríguez)

Señaló que desde el día 6 de diciembre hubo un acercamiento de los trabajadores con el director del organismo, Alejandro Zúñiga Camacho, con el fin de negociar el incremento salarial anual.

Como no hubo respuesta, se procedió a realizar el emplazamiento a huelga, como lo marca la ley laboral. García Delgado indicó que consideran injusta esta actitud, ya que los empleados del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado (Sapa) de Zitácuaro no han recibido aumento desde hace dos años. “Este sería el tercero”.

Explicó que el argumento fue que el Congreso del Estado no autorizó incremento a la tarifa de agua y que no habría recursos para poder pagar el aumento salarial. Sin embargo, consideró que esta excusa no es válida.
Lo anterior, porque aseveró que el año pasado se aumentó la tarifa en dos ocasiones y que en este 2018 se comenzará a aplicar un incremento del 6 por ciento la próxima semana.

Juan Antonio apuntó que la petición de aumento fue del 20 por ciento, sujeta a negociación. Inclusive, agregó que estaban dispuestos a bajarla hasta 5 por ciento. Este porcentaje implicaría un alza de 1.6 por ciento por los 3 años en los que no ha habido incremento. “No consideramos que sea injusto”.

El representante sindical dijo que también protestan por la violación a las condiciones generales de trabajo establecidas en el contrato colectivo, que obligan a la parte patronal a dotales de uniformes de trabajo, cada año.

García expresó que el año pasado no les entregaron nada, con lo que se violó el contrato y este año tampoco habrá. Afirmó que seguirán hasta adelante, a pesar de las amenazas que han circulado, de que el Sapa se declarará el quiebra y todos serán despedidos.