Morelia

Aumentó 200 mdp presupuesto para nómina municipal en 2017
Josafat Pérez Miércoles 3 de Enero de 2018
A- A A+

Morelia, Michoacán.- Al corte del año que acaba de terminar, la administración municipal registró un incremento cercano a los 200 millones de pesos en el Capítulo mil, referente a sueldos y salarios, de los que 130 millones de pesos se utilizaron para el pago a los elementos ingresados a la Policía municipal y los 70 millones restantes para varios rubros, entre los que destaca el pago a 400 trabajadores eventuales contratados durante esta administración.

Así lo expuso en entrevista el tesorero municipal, Alberto Guzmán Díaz, quien detalló que además de la Policía Morelia, el recurso se invirtió en nómina de trabajadores eventuales en áreas de inspección y vigilancia, administración, tesorería y otras "áreas sustantivas -señaló- porque nuestra ciudad está creciendo día con día y se necesita más personal para cubrir las necesidades de la ciudadanía". Comentó que una parte mínima de ese recurso se destinó a algunas prestaciones de trabajadores sindicalizados.

 Alberto Guzmán Díaz, tesorero municipal
Alberto Guzmán Díaz, tesorero municipal
(Foto: Archivo)

"Los policías se quedan; el resto del personal contratado hay que revisar que se tenga la factibilidad presupuestal y que sus funciones sean sustantivas para la ciudadanía", dijo Guzmán Díaz respecto a los eventuales que engrosaron la nómina municipal en 2017.

Revisión de contratos colectivos



El tesorero también adelantó que la administración municipal prevé que la revisión contractual con los tres sindicatos (Semacm: Sindicato de empleados municipales administrativos y conexos de Morelia; Sidemm: Sindicato demócrata de empleados municipales de Morelia y el Sindicato de limpia y tranportes), no rebase el tres por ciento de aumento salarial para este año.

"Es un tema que nos tiene siempre en alerta para tener la suficiencia presupuestal y responder a las prestaciones que se puedan negociar con estos sindicatos", dijo al reconocer que "los tres sindicatos han mostrado compromiso y voluntad para caminar de la manos con la administración".

En ese sentido, agregó que el Ayuntamiento está consciente de las necesidades materiales que precisan cubrir los cerca de cinco mil trabajadores adscritos a los sindicatos mencionados y espera que para la revisión de contratos colectivos lleguen a acuerdos, dijo, "que no pongan en peligro las finanzas municipales para responder a las diversas prestaciones".

Cabe señalar que dichos incrementos en los contratos colectivos podrían modificar presupuestalmente las estimaciones iniciales hasta en 26 millones de pesos, según advirtió el tesorero.


Adeuda municipio 60 millones a proveedores



Guzmán Díaz reconoció que en el último bimestre del 2017 la administración se vio en la necesidad de suspender el pago a proveedores para hacer frente a los pagos de quincenas y aguinaldos a sus trabajadores. Estimó que la deuda es de 60 millones de pesos y adelantó que podría ser cubierta totalmente "a más tardar el 31 de enero -dijo- ya con recursos del 2018, puesto que el impuesto predial nos ayuda a pagar los pasivos de 2017".

Asimismo, cuestionado por la negativa del Congreso del estado para aprobar tanto la ampliación de crédito contingente para la planta tratadora de Atapaneo, como los proyectos de Asociación público-privadas (App) relativos a las dos obras de Ciudad administrativa (Antigua central y Manantiales), así como la modernización del alumbrado público, Guzmán Díaz aseguró que no hay afectación en las finanzas municipales por ese motivo.

Luego de señalar que el recurso perdido para el proyecto en Atapaneo "es una situación que enfoca directamente a las finanzas del OOAPAS", explicó que las App no generan descalabro alguno porque "la deuda que actualmente tiene nuestro municipio es muy manejable; de menos del cinco por ciento de nuestro presupuesto, entonces el que no se tenga en este momento la aprobación, no tiene ninguna incidencia".

Al respecto, explicó que los proyectos gestionados bajo la figura de App no contemplaban egresos o desembolsos inmediatos porque el proceso a seguir después de la aprobación por parte de los legisladores locales, es una licitación y adjudicación, seguida de la contratación y registro de contratos ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), lo cual postergaría los primeros pagos para luminarias y ciudades administrativas hasta el 2019, según estimó.