Educación

Presidenciables, sin propuestas claras en el ámbito educativo: Erik Avilés
Ernesto Hernández Doblas Miércoles 3 de Enero de 2018
A- A A+

Morelia, Michoacán.- La contienda electoral del año en curso plantea importantes retos y movilizaciones no sólo de la voluntad sino también de la reflexión. En el ámbito educativo, plataforma de cualquier desarrollo que se pretenda sustentable, habrá que reforzar políticas en busca de avanzar de mejor manera.

Hasta el momento, los precandidatos no han hecho propuestas claras en tal rumbo, según palabras de Erik Avilés Martínez, presidente de Mexicanos Primero en Michoacán, a quien este medio entrevistó.

Esta es la segunda y última parte del encuentro con quien también forma parte del Consejo Ciudadano de Morelia. Avilés Martínez además consideró que la relación entre la autoridad y el magisterio disidente tiene que cambiar en pos de un mejor orden que rinda buenos frutos para los estudiantes de la entidad.

Ricardo Anaya: la omisión, contestó de inmediato el entrevistado al referirse al tema educativo en las declaraciones del abanderado del Frente Ciudadano por México quien hasta el momento ha sido omiso en enviar señales en el sentido referido.
Ricardo Anaya: la omisión, contestó de inmediato el entrevistado al referirse al tema educativo en las declaraciones del abanderado del Frente Ciudadano por México quien hasta el momento ha sido omiso en enviar señales en el sentido referido.
(Foto: Carmen Hernández )

Se necesita, comenzó diciendo, que los aspirantes a ocupar un puesto público, toquen el tema educativo con más responsabilidad y seriedad, lo que hasta el momento no ha ocurrido.

“Hablemos de José Antonio Meade que ha prometido vendernos de manera irreflexiva la continuidad. Él pretende que lo asumamos como el candidato de la continuidad de la Reforma Educativa, que hoy ya no es reforma, es la ley vigente, la que independientemente de si él llega o no, debería de seguir”.

Así entonces, para el entrevistado resulta un exceso del candidato priista Antonio Meade, ofrecer lo que no tendría que estar a discusión, pero además, sin dar mayores argumentos ni proponer acciones diferentes que vinieran a enriquecer la disposición actual.

Ello lo hace un producto electoral aún inmaduro, apuntó Avilés Martínez, al tiempo que consideró muy parecido lo que sucede con el planteamiento de Andrés Manuel López Obrador perteneciente al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) “quien simplemente vende la retrogradación, el retorno al pasado, la abrogación irreflexiva e inopinada de nuestro marco normativo”.

Aun reconociendo las áreas de oportunidad de la reforma convertida en ley, abundó, “es el estado del arte”, es decir, aquello que se ha logrado construir desde la sociedad después de un siglo entero del artículo tercero de la Carta Magna y sobre lo que debería trabajarse “y no pensar en abrogar las reformas que tanto trabajo han costado durante la última década”.

El presidente de Mexicanos Primero se extendió en lo dicho para recalcar que cada artículo de la normativa vigente puede y debe ser escrutado y sujeto de reflexión hacia su mejora continua, pero manifestar intenciones de derribar lo construido es una declaración sofista “para dar gusto a quienes festinarían el retorno a la opacidad, por ejemplo, en temas educativos, el retorno de la rectoría de la educación por completo a los grupos de interés al interior de la misma”.

En la línea del mismo asunto, se le preguntó su opinión del gabinete anunciado por el candidato de Morena, así como de su equipo en donde hay actores políticos como Esteban Moctezuma y otros cercanos a la otrora lideresa sindical Elba Esther Gordillo y asimismo grupos del poder económico calificado como neoliberal.

“A mí me parece que intenta una vez más (López Obrador) generar un gabinete de representación, un gabinete de cuotas. Busca tener a todos los actores de interés, sentados en la mesa y arroparse con ellos”.

Habría que cambiar la democracia de “notables”, detalló, por una verdaderamente participativa. Las campañas también deben ser construidas con argumentos no con rostros o grupos de interés representativo que al final se convierten dijo, en un gobierno de composición “en donde en lo práctico, aquello se vuelve una suma mal argamasada de tribus, en donde el agua y el aceite conviven sin jamás fusionarse para dar el mejor servicio a los ciudadanos”.

En ese mismo sendero exhortó a la ciudadanía a estar pendiente de que se desarrolle un debate verdadero sobre la educación esperada que necesita el país y no simplemente en las personas que podrían estar sentadas en los despachos a modo de servidores públicos.

Ricardo Anaya: la omisión, contestó de inmediato el entrevistado al referirse al tema educativo en las declaraciones del abanderado del Frente Ciudadano por México quien hasta el momento no ha enviado señales en el sentido referido.

Para Erick Aviléz se necesita que los aspirantes a ocupar un puesto público, toquen el tema educativo con más responsabilidad y seriedad, lo que hasta el momento no ha ocurrido.
Para Erick Aviléz se necesita que los aspirantes a ocupar un puesto público, toquen el tema educativo con más responsabilidad y seriedad, lo que hasta el momento no ha ocurrido.
(Foto: Ernesto Hernández Doblas)




La causa de ello está, comentó Avilés Martínez, en la búsqueda del Frente por generar las mejores condiciones y las negociaciones en su interior descuidando así el trabajo de conformar una plataforma política y más aún, un proyecto educativo de nación.

“Esperemos que a la brevedad diriman sus procesos internos para que puedan presentar un producto político interesante, reflexivo, abierto, sujeto a debate”. Tal escenario es el mismo a esperar de los demás aspirantes tales como quienes van por la vía independiente como Jaime Rodríguez El Bronco y tal vez Margarita Zavala, de quienes tampoco se han escuchado mayores propuestas.

Aunque en el caso de Margarita Zavala, algo ha comentado en giras previas, aseguró, dejando saber entre líneas de darle seguimiento a la ley educativa vigente sin tener tampoco aún propuesta propia.

“Espero que los ciudadanos dimensionemos la enorme importancia que va a tener el proceso electoral en las condiciones tan complejas que tendrá el año 2018 y no esperar a que las circunstancias nos abrumen sino anteponernos a las mismas, informándonos y exigiendo resultados, propuestas, austeridad, cuentas claras y sobre todo que haya mecanismos de interlocución horizontales con ellos, que nos permitan estar al pendiente del proceso educativo que vive nuestro país y estado, tratando de evitar que una vez más la educación sea la caja grande de la corrupción y la opacidad”.

Reforma educativa avanza en el país, se retrasa en Michoacán



Asimismo se le cuestionó al presidente de una organización que ha estado desde un principio de acuerdo con la reforma en el terreno de la educación que al inicio de su sexenio implementara Enrique Peña Nieto, sobre cómo veía su avance en el país y el estado, especialmente tomando en cuenta las duras críticas y acciones contrarias realizadas desde entonces por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

En su análisis, Avilés Martínez aseveró que se había logrado un 90 por ciento de avance en cuanto a las entidades federativas, habiendo únicamente cuatro que presentaron rechazo a la normativa hoy vigente.

Oaxaca, Guerrero, Chiapas y Michoacán fueron los lugares en donde la CNTE llevó a cabo actividades con el objetivo de impedir que la reforma tuviera cabal cumplimiento, sin embargo, al paso del tiempo, Oaxaca y nuestro estado permanecen en rechazo absoluto.

Incluso, en Michoacán, abundó, es en donde existe un mayor atraso; “hay primeros pasos en prácticamente todas las modificaciones normativas que se hicieron durante el sexenio, pero no hay una consecución cabal en prácticamente ninguna. Se implementa la Evaluación al Servicio Profesional Docente pero no está cerrada la cadena; los aspirantes no logran tomar posesión, no logran ejercer su idoneidad”.

Otro de los ejemplos de los que casi no se habla, apuntó, es el de las promociones para supervisor, los cuales deberían partir del espectro de los directores, quienes sin embargo en su mayoría, han recibido su nombramiento, antes de la reforma educativa, vía espaldarazo de los sindicatos.

Es así que al momento en que sale la convocatoria para supervisores, “pues todos los directivos leales a los sindicatos o fracciones la desdeñan y llegan a participar en ella dos o tres personas, por lo que no hay una verdadera competencia, no hay un verdadero concurso de oposición”.

Uno de los temas pendientes está entonces en que la autoridad logre inducir a todos los profesores a que participen, propiciando así un verdadero sistema basado en los méritos.

Hacia el final de la entrevista, Avilés Martínez comentó la serie de constantes desencuentros entre la Secretaría de Educación en el Estado (SEE) y la sección XVIII de la CNTE y es que “las aspiraciones de algunas de las fracciones sindicales, de inicio, transgreden las atribuciones y el respeto a la investidura de los funcionarios, entonces, es natural que haya un golpeteo y esto genera ya de entrada una posición antagónica al convertirse en un juego suma cero”.

En esa ruta es difícil que haya una verdadera conciliación entre las partes, especificó, sobre todo si las fracciones gremiales ambicionan ejercer la rectoría de la educación, así como ser autoridad, gobierno, y a la vez controlar recursos y procesos.