Educaci贸n

UMSNH
2018 complejo para la UM, se帽ala catedr谩tico
Ernesto Hern谩ndez Doblas Martes 2 de Enero de 2018
A- A A+

Morelia, Michoac谩n.- La situaci贸n en la Universidad Michoacana enfrenta una serie de dificultades que le auguran un a帽o complejo, en particular, ante las posturas antag贸nicas entre la administraci贸n nicolaita y los dos sindicatos mayoritarios.

Todo ha derivado en buena medida, a partir de la crisis econ贸mica que en el 煤ltimo trimestre del 2017 se vio agudizada, provocando que desde el 31 de octubre hasta la fecha, los trabajadores no reciban su salario en tiempo y forma.

El viernes anterior, les fue cubierto lo referido a las dos quincenas y la prima vacacional, por lo que queda pendiente el aguinaldo y la canasta navide帽a, sin que haya una fecha para que esto sea dispersado.

Jorge 脕lvarez Banderas, catedr谩tico nicolaita
Jorge 脕lvarez Banderas, catedr谩tico nicolaita
(Foto: Ernesto Hern谩ndez Doblas)

Jorge 脕lvarez Banderas, catedr谩tico de la Facultad de Leyes de la Casa de Hidalgo, fue entrevistado por Cambio de Michoac谩n, con la finalidad de conocer su perspectiva ante una situaci贸n que entre otras cosas, le ha llevado a participar en espacios de reflexi贸n sobre uno de los temas que han levantado la pol茅mica de la comunidad nicolaita como es de la reforma al sistema de jubilaciones y pensiones.

Quien tambi茅n fuera acreedor el a帽o pasado a la presea Vasco de Quiroga, por su labor en defensa de los derechos humanos al interior de la instituci贸n educativa, consider贸 que hay todos los ingredientes para preveer un escenario parecido este 2018, al que se vivi贸 durante todo el a帽o que reci茅n ha terminado.

"La situaci贸n en la universidad es ca贸tica; veo una lucha infructuosa por parte de mis compa帽eros profesores. Los respeto, pero yo no comparto esa postura".

脕lvarez Banderas se refiere con lo anteriormente dicho, al paro de brazos ca铆dos que desde finales de octubre decidi贸 emprender el Sindicato de Profesores de la Universidad Michoacana (SPUM) al que pertenece, as铆 como al hecho de que se solicite la remoci贸n del rector Medardo Serna Gonz谩lez.

En cuanto a lo primero, apunt贸 que si en lugar de interrumpir labores, se asiste al aula ser铆a m谩s efectiva su protesta, al comunicar a los estudiantes el hecho de trabajar sin recibir un sueldo por ello.

Lament贸 asimismo la penuria econ贸mica por la que atraviesan los docentes, muchos de los cuales viven de lo que ganan en la m谩xima casa de estudios del estado, adem谩s de que la llegada de su salario a destiempo, ser谩 seguramente, dijo, para cubrir las deudas adquiridas frente a la falta de 茅ste.

El panorama es oscuro, alerta 脕lvarez Banderas, y la forma en que el SPUM ha decidido enfrentarlo es errada, en particular porque no se ha involucrado a la sociedad en su conjunto en ella.

"Finalmente, c贸mo pueden exigir el pago de los salarios del mes de diciembre y el aguinaldo si no estuvieron trabajando".

El perjuicio mayor es hacia los estudiantes, detall贸, ya que no saldr谩n bien preparados aunque se diga que se va a reponer el tiempo perdido lo cual es imposible, dijo.

Al pregunt谩rsele sobre las causas principales que desde su punto de vista tienen a la Universidad Michoacana en cada vez mayor penuria financiera, el entrevistado apunt贸 a varias de ellas, comenzando por lo que consider贸 un exceso de contrataciones, el cual se puede ver por el n煤mero parecido entre empleados y profesores.

No hay que buscar culpables, ataj贸, pero s铆 identificar a las personas que dejaron que esto ocurriera, independientemente de que se les sancione o no.

La raz贸n aducida para ello, es porque es desde ese conocimiento que debe de iniciarse un cambio hacia otro estado de cosas.

"Se habla de contrataciones indebidas. Bueno, si hubo contrataciones indebidas, mi propuesta es identificarlas y liquidar a esos trabajadores. No se ocupan en la Universidad".

Dichas liquidaciones deben hacerse conforme a la ley, abund贸, ya que finalmente hubo una contrataci贸n aunque indebida.

Frente a posibles reclamos de darse un panorama como el propuesto, 脕lvarez Banderas apunta que la protesta habr铆a que hacerla a quienes los contrat贸.

Eso en cuanto al caso de los empleados, ya que por lo que toca a los profesores, "los ingresos se simulan muchas veces a trav茅s de lo que son los concursos de oposici贸n y entonces quien est谩 al frente de las dependencias, beneficia a las personas que lo ayudaron a llegar a esa posici贸n".

Debemos ser claros y objetivos al respecto, recomend贸, para determinar si se ocupan todos los docentes actuales o no, y ello es competencia de la administraci贸n nicolaita.

As铆, el catedr谩tico nicolaita lleg贸 al pol茅mico tema de la reforma al sistema de jubilaciones y pensiones, el cual tiene dividida a la comunidad universitaria y enfrentados a los dos sindicatos mayoritarios y la administraci贸n de la Casa de Hidalgo.

Con la claridad y objetividad buscada por 脕lvarez Banderas, inici贸 apuntando que este asunto no es un logro sindical sino un aspecto contemplado por el Congreso Estatal en la Ley Org谩nica de 1963, cuando incluso el SPUM todav铆a no ten铆a existencia.

En el instrumento referido se contempl贸 desde entonces que los trabajadores de la Universidad Michoacana, pod铆an jubilarse una vez cumplidos 25 a帽os de servicio.

Hay que decir, de acuerdo al entrevistado, que la dispocisi贸n era s贸lo para docentes, siendo hasta la reforma de 1986 que se les incluye a los empleados.

El estado debe asumir su responsabilidad, afirm贸 categ贸rico, por lo asentado en la Ley Org谩nica, la cual no debe sufrir ning煤n cambio.

"Si el estado estableci贸 un derecho para sus trabajadores a los 25 a帽os de servicio, que lo respete, que cree la partida presupuestaria suficiente para poder dar ese derecho a todos los que hoy tenemos un contrato en la Universidad Michoacana".

Si se contrata a un nuevo empleado, entonces podr铆a aplic谩rsele una nueva norma, no reformando la ley sino creando un reglamento para el tema pol茅mico.

"Es m谩s, hoy tenemos un estatuto que no es acorde a nuestra Ley Org谩nica, es obsoleto. Por eso digo de nuevo: no a la reforma a la Ley Org谩nica y si a la creaci贸n de un reglamento".

Respetar de manera completa la normativa vigente es la postura de 脕lvarez Banderas, a cambio de lo cual, propone que los actuales trabajadores aporten un 10 por ciento de su salario, y as铆 crear un fondo para las generaciones por venir.

En otro tema, el catedr谩tico nicolaita, consider贸 que una vez aprobada la partida 2018 para la instituci贸n benem茅rita y centenaria por parte de los legisladores michoacanos, quienes dirigen la Casa de Hidalgo, deben ser muy transparentes y decir cu谩ntos trabajadores se tienen y cu谩nto se les paga a cada uno, omitiendo datos personales pero puntualizando el modo exacto en que se gastan los recursos destinados a n贸mina.

Sobre todo, dicha informaci贸n debe ser entregada a las Auditorias Superiores, tanto del estado como de la entidad, consider贸.

Ante la pregunta de si pensaba que hab铆a faltado tino pol铆tico de la administraci贸n nicolaita para lograr los consensos necesarios especialmente con las organizaciones sindicales mayoritarias, respondi贸: "Mira, lo voy a decir muy claro, quieren la cabeza del rector. Quieren tomar el control de la universidad, no quieren avanzar".

Entonces les cuestion贸 a los gremios la raz贸n por la que en su momento no pidieron lo mismo para el anterior titular de Rector铆a, es decir, Salvador Jara Guerrero, hoy subsecretario de Educaci贸n Superior de la Secretaria de Educaci贸n P煤blica (SEP).

"La historia lo va a decir, quien ha hecho m谩s da帽o a la universidad"; como un ejemplo claro para responder a ello, el catedr谩tico de la Facultad de Leyes, record贸 el establecimiento de cuotas inconstitucionales en el 2014.

Es importante decir que ante la medida aludida, 脕lvarez Banderas represent贸 a cientos de estudiantes nicolaitas que se ampararon ante la Suprema Corte de Justicia de la Naci贸n (SCJN), logrando hasta el mes de octubre pasado crear 12 jurisprudencias en donde fue determinado que el derecho a la educaci贸n es un derecho humano cuya garant铆a es la autonom铆a universitaria.

Vuelve entonces el abogado a preguntar qu茅 es lo que hicieron los sindicatos en ese momento ante lo arbitrario de la dispocisi贸n del entonces rector, pero tambi茅n qu茅 hicieron en ese mismo sentido los profesores, los directores y el Consejo Universitario.

Para finalizar, lament贸 que no haya motivos para el optimismo en la situaci贸n compleja que atraviesa la instituci贸n en donde labora desde hace m谩s de 15 a帽os.

Es una lucha de egos, apunta, "son egos del poder, del poder del estado, de los sindicatos, de las personas, de los grupos pol铆ticos al interior de la Universidad...".

Una posible soluci贸n, afirma, es la planteada por el diputado Raymundo Arreola Ortega durante su intervenci贸n en el Congreso Local, donde fue aprobado el presupuesto de egresos del a帽o que comienza.

Arreola Ortega consider贸 que para salvar verdaderamente a la instituci贸n benem茅rita y centenaria, habr铆a que realizar mesas de trabajo entre el ejecutivo estatal, el rector Medardo Serna Gonz谩lez y los sindicatos.

脕lvarez Banderas ve esa propuesta como positiva y una firme y casi 煤nica esperanza para que la m谩xima casa de estudios del estado no se hunda entre los dos oleajes encontrados de su crisis econ贸mica y sus disputas internas.