Educación

Mejorar el financiamiento en sector educativo es imperativo para 2018, Erik Avilés Martínez.
Ernesto Hernández Doblas Lunes 1 de Enero de 2018
A- A A+

En el ámbito educativo de Michoacán, el año que comienza estará lleno de dificultades, retos y la posibilidad de meditar el voto ciudadano en las elecciones que cubrirán buena parte de los espacios noticiosos.

Las primeras dos partes de lo antes dicho, serán producto en buena medida de lo no resuelto en el 2017, por una u otra causa.

Cambio de Michoacán entrevistó a Erik Avilés Martínez, presidente en el estado de la organización Mexicanos Primero para conocer su perspectiva y análisis del tema en cuestión.

"resulta difícil sino es que imposible, sentarse con un trabajador de base con el salario mínimo que reciben, y pedirle que se apriete el cinturón cuando no se pone el ejemplo".
(Foto: Ernesto Hernández Doblas)

La entrevista se dividirá en dos partes con el fin de una mejor lectura de los varios aspectos abordados por Avilés Martínez.

"Siempre ha sido la necesidad la que ha definido la política pública", comentó el entrevistado, ante la urgencia de que tanto el gobierno de Silvano Aureoles Conejo como varias dependencias del sector educativo, implementen medidas con el objetivo de aminorar la crisis financiera que a lo largo del año anterior padecieron.

Especial atención necesitan poner, junto al ejecutivo, la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) y la Secretaría de Educación en el Estado (SEE), expuso.

Las tres entidades mencionadas necesitan ajustar sus presupuestos a lo necesario, dejando de lado una cantidad importante de gastos superfluos, suntuosos y que en buena medida llevan a cargar con déficit a sus respectivas áreas de responsabilidad.

Debe haber finanzas sanas, apuntó, para cumplir con las tareas sustantivas de gobierno y educación, así entonces, la exigencia para el cumplimiento de ello, tiene que provenir del instrumento designado para tal fin por el pueblo, es decir, el Congreso Local.

"Los legisladores deben elevar el nivel de exigencia al ejecutivo, para que éste responda a las justas aspiraciones de jóvenes y niños michoacanos por una educación de calidad".

Y es que son varios los rubros en que Aureoles Conejo podría poner el ejemplo de un gobierno austero, añadió Avilés Martínez, tales como disminuir el uso de helicópteros y otro tipo de transportes de alto costo tanto para el mandatario como funcionarios; gasto en edecanes, representantes y demás.

Hasta el momento, no hay señales claras de un interés en la ruta mencionada; "todavía vemos mensajes contrastantes del gobierno; camionetas ostentosas, séquitos detrás de los funcionarios y eventos en donde se gastan miles y miles de pesos".

Todo ello debe cambiar para ejercer de mejor forma el presupuesto, pero también para obtener legitimidad y calidad moral ante la misma solicitud hacia otras áreas, aseveró.

Hace días, los diputados aprobaron el presupuesto de egresos, y según perspectiva del entrevistado, existen incrementos muy pequeños en educación, "prácticamente pírricos", ante lo cual es de preverse un 2018 lleno de dificultades.

Así entonces, en el caso de la Universidad Michoacana, también ocupa revisar a fondo la forma de operar sus recursos ya que por ejemplo, existen 212 personas trabajando en la estructura de mando, lo que se puede dimensionar al hacer la comparación con la SEE, dependencia que "ha sido calificada muchas veces de obesa" y solamente tiene 143 personas cubriendo la estructura de mando.

Es decir, la Casa de Hidalgo tiene un 40 por ciento más con 55 mil alumnos respecto al millón de estudiantes que atiende la secretaría de educación.

"Esto es preocupante, además, los salarios que reciben los directivos de la Universidad Michoacana son muy altos, por encima de lo que gana el señor gobernador. Más de una decena de ellos está en esta situación. Hay mucho por cuidar, transparentar y ejercer con una verdadera responsabilidad".

En el mismo caso del ejecutivo, el presidente de Mexicanos Primero considera que luego de plantear medidas de verdadera austeridad, entonces sí, el rector Medardo Serna González estaría en condiciones para desde esa legitimidad ir descendiendo hacia otras áreas en donde se requieren cambios para evitar la quiebra de la institución benemérita y centenaria.

Desde hace dos años, el Congreso de Michoacán mandató una reingeniería en la UMSNH y en la SEE y sin embargo, aún no se ha hecho caso de dicho requerimiento.

Según palabras de Avilés Martínez, los cambios necesarios en ambas dependencias no se han visto reflejadas en la realidad por la falta de liderazgo en su interior.

Se hace necesario que Alberto Frutis Solís secretario de educación y Serna González consulten a su equipo de trabajo y conformar círculos de calidad y realizar una reflexión "proceso a proceso, departamento a departamento, dirección a dirección, para poder llevar a cabo la solución integral necesaria".

Pero si el propio titular, abundó, tiene prestaciones o prerrogativas extraordinarias, "resulta difícil sino es que imposible, sentarse con un trabajador de base con el salario mínimo que reciben, y pedirle que se apriete el cinturón cuando no se pone el ejemplo".

A pesar del panorama frente al año que comienza, Ávalos Martínez dijo mantener la esperanza con todo y el escenario 2017 y el hecho de que aún, afirmó, no se haya recuperado la rectoría educativa.

"Sostenemos la esperanza, pero vamos a sortear un auténtico vendaval, una auténtica tormenta en lo político electoral durante las primeras tres cuartas partes del año 2018, por lo cual debemos tomar una posición diferente también nosotros como ciudadanos y padres de familia".

Al finalizar la primera parte de esta entrevista con el presidente en Michoacán de Mexicanos Primero, detalló que dicha posición diferente tiene que ver con organizarse y exigir a todos aquellos "que aspiren a obtener nuestro voto, que tengan una plataforma educativa seria, responsable y adecuada a las necesidades de nuestra comunidad y del país".