Mundo

Trump reitera su amenaza: sin muro fronterizo no hay regularización a 'dreamers'
Redacción Viernes 29 de Diciembre de 2017
A- A A+

Washington, D.C.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reiteró su amenaza de que sin la construcción de un muro en la frontera con México, no habría un ajuste a las leyes de inmigración para regularizar el estatus de residencia y laboral de los inmigrantes indocumentados clasificados como “dreamers” (soñadores).

De acuerdo con proceso.com.mx, en un mensaje en su cuenta personal de la plataforma de Twitter, este viernes el mandatario estadunidense les recordó a los demócratas del Congreso federal que sin sus condiciones en materia migratoria y de seguridad fronteriza, no habrá ningún beneficio para los soñadores.

El pasado 5 de septiembre el presidente de Estados Unidos puso fin a la Acción Diferida para los llegados en la Infancia
El pasado 5 de septiembre el presidente de Estados Unidos puso fin a la Acción Diferida para los llegados en la Infancia
(Foto: Especial)

“Los demócratas están avisados y lo entienden completamente; que no habrá DACA sin el muro que de manera tan desesperada necesitamos en la frontera sur, y sin ponerle fin a la horrible cadena de migración y al ridículo sistema de lotería migratoria. Debemos proteger nuestro país a costa de todo”, escribió Trump en su cuenta personal de Twitter.

El pasado 5 de septiembre el presidente de Estados Unidos puso fin a la Acción Diferida para los llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), que otorgó empleo y residencia temporal a los más de 800 mil inmigrantes indocumentados que se beneficiaron con ella.

Trump dio al Congreso federal un plazo de seis meses que vence el próximo 5 de marzo, para definir un proyecto de ley que se ajuste a sus condiciones migratorias -entre estas, la construcción del muro en la frontera con México- como moneda de cambio para la regularización del estatus laboral y de residencia de los soñadores.

En el Capitolio, los líderes del partido demócrata, tanto de la Cámara de Senadores como la de Representantes rechazan las condiciones migratorias de Trump como condición para legislar sobre DACA.

En especial, los demócratas consideran que la construcción del muro es un proyecto de infraestructura sin sentido, ya que con la muralla ni se detendrá a la inmigración indocumentada ni al flujo de drogas ilegales como afirma el presidente.

El nuevo mensaje de Trump infiere muchas cosas además del muro: que no aceptará que se dé asilo político a decenas de miles de personas que lo claman, que se disminuya el número de visas de empleo temporal que otorga anualmente su país, que se acaben las llamadas ciudades santuario que reciben por razones humanitarias a inmigrantes indocumentados, que se contraten a más agentes de la patrulla fronteriza.

Además, que se enlisten a más jueces migratorios, que se aceleren las deportaciones de inmigrantes indocumentados, incluida la de menores de edad; entre otras cosas clasificadas en el ámbito de seguridad fronteriza.

Trump solicitó al Congreso 1600 millones de dólares para edificar el muro fronterizo en la zona limítrofe con México.

El plazo que dio Trump al Capitolio para hacer algo a favor de los soñadores vence el próximo 5 de marzo, a partir de esa fecha, y si el Congreso no logra definir un proyecto de ley; los soñadores a quienes se les venza su permiso laboral y de estancia temporal quedan sujetos a deportación a sus países de origen.