Economía

La competencia será la que dicte el precio de las gasolinas: Heliodoro Gil
Maricruz Ríos Velázquez Jueves 7 de Diciembre de 2017
A- A A+

Morelia, Michoacán.- No será la oferta y la demanda la que regule el mercado de combustibles pese la liberación de precio de las gasolinas, sino que el ente dominante entre las empresas competidoras será quien dicte línea en cuanto a los precios.

Así se manifestó Heliodoro Gil Corona, coordinador del proyectos estratégicos del Colegio de Economistas del Estado de Michoacán (CEEM), en entrevista exclusiva con Cambio de Michoacán, quien ve con escepticismo el panorama inicial que dicta el mercado gasolinero durante los primeros en que se dio la liberación del mismo en el estado.

Heliodoro Gil Corona, coordinador del proyectos estratégicos del CEEM
Heliodoro Gil Corona, coordinador del proyectos estratégicos del CEEM
(Foto: ACG)

“Es un mercado complejo”, manifestó Heliodoro Gil. “No es verdad que la oferta y la demanda de manera libre se determina, tenemos que ser consientes que son los niveles de concentración de la empresa preponderante la que determina la línea de precios”.

En este orden de ideas agregó: “Por eso no nos vayamos con la finta de que la competencia significa un mejora en los servicios y los precios, y que por lo tanto el ciudadano se verá beneficiado”.

En este caso continuará siendo Pemex la empresa dominante y quien distribuya combustible a aun a las gasolineras que figuran bajo otra imagen comercial, por lo que el economista ve con “dudas” que realmente se llegue a una baja sensible y notoria en los precios.

TLCAN y crecimiento



De la mano con los combustibles, el panorama para el 2018 tiene de la mano al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), tratado de comercio que repercute directamente en Michoacán.

“Para Michoacán, si el tema agrícola se pone complejo, puede ser una situación que afecte las exportaciones agrícolas, dependiendo de que acuerdo tengan”, haciendo referencia a que Estados Unidos busca mejorar las condiciones del mismo para su nación.

“No se te olvide que la pretensión del TLCAN en el fondo lo quiere corregir es el déficit comercial que tiene con México, lo quiere corregir haciendo más ‘imposibles’ las importaciones de México y haciendo que los inversionistas se queden allá, generando más empleo para los estadunidenses que para los mexicanos. Por eso es incierto”.

Por ello recordó que uno de los extremos es que no haya Tratado de Libre Comercio, que Estados Unidos decida salir del mismo.

El otro elemento que dictará el crecimiento económico para 2018 sin duda es la sucesión presidencial. “No es chiste”, aclaró, “lo hacemos de cotorreo pero la competencia esta ahí, más allá de las inclinaciones para López Obrado o José Antonio Meade, son los dos candidatos de competencia real”, dejando de lado al eventual candidato del Frente Ciudadano, que forman PRD, PAN y Movimiento Ciudadano. “Lo cierto es que son dos posibilidades, ambos proyectos tienen contenidos diferentes”.

“Por ejemplo, José Antonio Meade será un seguimiento a la administración de Enrique Peña Nieto, un mandato alargado de doce años. Por su parte, López Obrador es una incógnita”, aunque entre bromas destacó que se viene un panorama muy complicado para la economía mexicana en caso de concretarse la victoria del morenista que anticipan las encuestas.

Heliodoro Gil añadió que las Zonas Económicas Especiales podrían estar en peligro de caerse o perder impulso en caso de llegar López Obrador a la Presidencia, debido a su estrategia de concentración de los entes económicos por parte del gobierno federal y su poca apertura a la inversión extranjera en proyectos específicos.

Otro elemento es la reconstrucción de los sismos. “Porque esto implica que el gobierno Federal echará mano de todos los cajones posibles que de alguna manera implicará en términos de obra, menos recurso para los estados en materia de infraestructura, eso no deja de tener temores, porque el recursos superior se irá para los estados que sufrieron el desastre natural, el resto tendrá que sufrirle para la inversión de proyectos específicos”.

Finalmente, el tema de la inflación, para el 2018 está muy vinculado con el tema de inversión, “muy a la incertidumbre de la estabilidad, es un mercado que no es fácil regular”. Detalló que “la realidad es que los mercados son imperfectos, que obedecen de los niveles de concentración, se abrió la competencia en el caso de la telefonía, el preponderante Telcel, es el que marca la línea”. En las gasolinas el dominio de Pemex es todavía más marcado y podrían pasar décadas antes de un cambio significativo en los precios.

Ante este panorama y elementos, el economista anticipa un crecimiento anual no mayor del 2.1 por ciento para México el año entrante. “Toda esta política fiscal con relación a Donald Trump, si no es alineada en México, vamos a tener un panorama para 2018 muy complejo que como muchos apuntan con crecimiento probable entre la línea del dos por ciento, de manera que vamos a terminar el sexenio con un crecimiento de dos, 2.1 por ciento, y están lejos de las promesas de que íbamos a terminar creciendo cinco por ciento a raíz de las Reformas Estructurales que planteo Enrique Peña Nieto”.

Pese a esto explicó que esto no significa que no haya visto crecimiento, “ sí lo hay, pero no se movió en los ritmos que planteó para vendernos las reformas estructurales, de igual manera de cuando nos vendieron el ingreso de México al TLCAN”.