Elector 2018

Habrá conflicto post electoral gane quien gane, advierte investigador de la UNAM
Para el investigador se requiere combinar la modernidad, con el respeto a la forma en cómo se manejan las comunidades indígena
Ernesto Hernández Doblas Martes 28 de Noviembre de 2017
A- A A+

Morelia, Michoacán.-Las próximas elecciones presidenciales podrían ser ganadas con amplio margen por el candidato que supiera llegar a tres sectores: los jóvenes, los indecisos y quienes llevan años sin votar. Así es el panorama que vislumbra el investigador de la Universidad Autónoma de México (UNAM), Julio Alejandro Téllez Valdés, por medio de la segunda y última parte de una entrevista con Cambio de Michoacán.

Para ejemplificar sus palabras, se refirió al caso del actual presidente de Norteamérica Donald Trump, quien con ayuda de sus estrategas logró acercarse y atraer a los votantes que por decepción del sistema electoral, llevaban muchos períodos sin acudir a las urnas.

Investigador de la Universidad Autónoma de México (UNAM), Julio Alejandro Téllez Valdés
Investigador de la Universidad Autónoma de México (UNAM), Julio Alejandro Téllez Valdés
(Foto: Especial)


Muchos no creyeron en que eso fuera posible, apuntó Téllez Valdés, sin embargo, la “mayoría silenciosa” puso finalmente a Trump, quien además gusta de ir a contracorriente, en la Presidencia.

Así entonces, podría ocurrir lo mismo en nuestro país “si hubiera alguien que actuara en esa inteligencia”, lo que daría la posibilidad de “un caballo negro” o alguien que en igualdad de circunstancias, remontara con amplio margen, incluso luego de ocupar un lugar adverso en las encuestas.

De todos modos, lamentó el entrevistado, “estamos predestinados a un conflicto post electoral, gane quien gane”. Como algo inevitable, dijo, veremos un período largo de ostracismo, manifestaciones, paros, y todo ese tipo de circunstancias que se dan en parte por el tiempo que transcurre entre las elecciones y la toma de posesión del nuevo mandatario.

En otro tema, respecto al rechazo de algunas comunidades indígenas del sistema electoral y su búsqueda de elegir a sus representantes mediante usos y costumbres, el investigador de la UNAM consideró que era comprensible por la baja confianza general en las instituciones y sistema de partidos pero que aun así, había riesgos de regresión.

Las instituciones tienen que esforzarse por retomar la confianza ciudadana, enfatizó, pero también debe cuidarse de no ir hacia métodos que podrían significar retrocesos respecto a la equidad de género, por ejemplo o la asunción de cacicazgos. “Hay que combinar la modernidad, con el respeto a la forma en cómo se manejan las comunidades indígenas”.

Para finalizar, consideró que nuestro país debería impulsar el método de voto electrónico, el cual, aseveró, ha demostrado ser efectivo y confiable en otras partes como Brasil, Argentina y Venezuela, independientemente de las conductas de los gobernantes, lo cual no tiene que ver con ello.

Es decir, el tener el resultado de forma inmediata, es un abono importante a la transparencia tan demandada por diversos sectores de la sociedad. Un caso cercano es el de Coahuila, y los intentos que en este sentido han llevado a cabo Veracruz, Jalisco y Ciudad de México, sin que hasta el momento hayan fructificado.